BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 

Escribe: Raúl Fain Binda
  Miscelánea
Sábado, 26 de mayo de 2001 - 16:29 GMT
Deme un Hugo Sánchez verde y un Romario madurito
Ronaldo
Dicen que a Ronaldo lo arruinaron los holandeses.
Escribe Raúl Fain Binda

Los aficionados en general, así como la mayoría de los periodistas, suelen medir el vigor del fútbol de un país por el número de sus jugadores que actúan en el extranjero. Este juicio reconoce categorías, según el prestigio o riqueza de las ligas anfitrionas.


Resulta evidente que un jugador de fútbol no es como un tomate o una banana, que se arranca verde y madura en tránsito y en el mercado de consumo

En la imaginación popular, un colombiano, digamos, es bueno si juega en México, muy bueno si lo hace en Argentina o Brasil, y requetebueno si de allí pasa a Italia o España. Su cachet disminuye, en cambio, si debe volver a su país o se incorpora al fútbol hondureño.

Pamplinas. Esto equivale a juzgar la potencia del ejército suizo tomando como modelo la Guardia Suiza del Vaticano. Durante mucho tiempo, los suizos, con una larga tradición de neutralidad, abastecieron de mercenarios a casi todos los monarcas europeos, que no siempre podían confiar en la fidelidad de sus propias tropas, sujetas a intrigas internas. El Papa fue el cliente más satisfecho, y hasta hoy el Vaticano está protegido por su Guardia Suiza. Pero esto no hace belicoso al ejército helvético.

Casi todos los integrantes del seleccionado mexicano de fútbol que el viernes 25 de mayo cayó (0-4) ante el de Inglaterra, en Derby, juegan en clubes mexicanos. Paralelamente, casi todos los integrantes del seleccionado argentino, que encabeza con gran comodidad la clasificación sudamericana para el Mundial, juegan en Italia y España.

Batistuta
Batistuta fue una de las exportaciones "exitosas".
De estos datos se puede afirmar, como no, que el seleccionado argentino es más poderoso que el mexicano, pero sería irresponsable decir que el fútbol argentino es más saludable que el mexicano.

La exportación de jugadores no es un signo del poderío y lozanía del fútbol de un país, sino de su incapacidad para retener a las mejores figuras.

Los intermediarios que lucran con el tráfico de jugadores suelen afirmar que el éxito de Hugo Sánchez en Madrid; o el de Romario, Ronaldo y Rivaldo en Barcelona; o el de Batistuta, Crespo y Samuel en Roma, sirve como abono para el brote de nuevos cracks a lo ancho del continente.

Más pamplinas. Equivale a decir, exagerando muy poco, que la popularidad de Espartaco o Maximus, un gladiador real y otro de pacotilla, es la justificación histórica del tráfico de esclavos.

El técnico argentino José Pekerman, responsable de los grandes éxitos del fútbol juvenil de su país en los últimos años, lamentó recientemente la falta de renovación de figuras, que ensombrece el futuro.


en fútbol, que el puchero y la pizza son incompatibles

Muchos chicos con "un futuro brillante" corren peligro de malograrse (para algunos esto ya es irreversible) porque el tráfico se los llevó muy jóvenes al exterior. Pekerman mencionó los casos de Calandria, Marinelli, Coloccini y en particular "Brandán, que se fue del país y no jugó más: desapareció".

A pocos días del Mundial Juvenil Sub-20 que se disputará en su país, Pekerman dijo a El Gráfico (8/5/01) que "el fútbol argentino no brilla por la abundancia, hay problemas de recambio".

Resulta evidente que un jugador de fútbol no es como un tomate o una banana, que se arranca verde y madura en tránsito y en el mercado de consumo. Tiene que terminar de nutrirse en su tierra natal.

El dirigente europeo que se lleva un chico barato con la esperanza de que se convierta en un supercampeón carísimo, es un irresponsable o algo peor. A Ronaldo, dicen ahora, le arruinaron el físico los holandeses, que entre gallos y medianoche quisieron convertir un espigado chico de favela en un atleta del primer mundo.

Marinelli
Según el técnico argentino, Marinelli se fue muy joven.
Muchos chicos viajan a Italia o España y se malogran en el banquillo de los suplentes. Otros se salvan por un pelo, como Coloccini (persuadió al Milán de que lo cediera en préstamo al San Lorenzo) y Sorín (huyó del Juventus y se consagró en Brasil; ahora es titular del seleccionado argentino).

Y un dato más para reforzar el argumento de que la exportación no es signo de buena salud: según La Gazzetta dello Sport, un ojeador presentó hace poco al Juventus un informe sobre los dos jugadores del Valencia que más le habían gustado: Mendieta y Kily González.

"Mendieta es el mejor jugador" -escribió- pero yo recomendaría primero a González, teniendo en cuenta la buena adaptación de los jugadores argentinos en el fútbol italiano". Omitió decir, porque todos lo saben, que después de Luisito Suárez, en el Inter de Helenio Herrera, ningún futbolista español ha tenido un éxito rotundo en Italia.

¿Quiere decir esto que el fútbol español es mediocre? No. Después de todo, Maximus, el Gladiador invencible de la película, era "el español" (y Espartaco era búlgaro, como Stoichkov). Sólo quiere decir, en fútbol, que el puchero y la pizza son incompatibles. Que son caprichos de mercado.

Por eso es que los ingleses, a pesar de que veneran a los brasileños, prefieren comprar franceses, españoles e italianos antes que latinoamericanos.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: