BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 

Escribe: Humphrey Hawkslely
  Miscelánea
Jueves, 12 de abril de 2001 - 13:43 GMT
Los niños esclavos de Malí
Malick Doumbia
Malick Doumbia logró escapar, pero otros no son tan afortunados.
Informa el corresponsal de la BBC Humphrey Hawksley desde Malí

En la maltrecha estación de policía de Sikasso, un pequeño pueblo de Malí, África Occidental, los archivos de niños desaparecidos son interminables.


Las personas que toman de ese chocolate o café están bebiendo sangre. La sangre de niños que tienen que cargar sacos de cacao tan pesados que les laceran los hombros

Salia Kante, de la fundación Salven a los Niños
Y la triste verdad es que muchos de ellos han sido raptados y vendidos como esclavos. El precio normal son 30 dólares.

El jefe de policía local no tiene dudas sobre a dónde fueron a parar los niños. "Definitivamente, allá existe esclavitud", dice. "Los chicos tienen que trabajar tan duro que enferman y algunos incluso mueren".

Los niños pertenecen a las áreas más pobres de Malí, son los hijos e hijas de vendedores callejeros o habitantes de los barrios marginales, cuyos padres los venden por un puñado de dólares.

En Costa de Marfil

Se cree que al menos 15.000 niños trabajan en esas condiciones en el vecino país de Costa de Marfil, produciendo el cacao que abastece al menos la mitad de la demanda de chocolate a nivel mundial.

Los niños, algunos de ellos menores de 11 años de edad, permanecen como prisioneros en las fincas y son golpeados si tratan de escapar.

La organización Salven a los Niños creó un centro de tránsito con la esperanza de que, algún día, los jóvenes que trabajan en las plantaciones de cacao y café regresen a sus hogares.

Hasta ahora, el lugar permanece vacío. Sólo uno de los niños esclavos ha logrado escapar, pero lo que él dice merece ser escuchado.

"Yo conseguí salir", dice Malick Doumbia "pero allá siguen miles de niños. Si su informe logra que se libere al menos a uno de ellos, habrá valido la pena ".

Producto sangriento

El producto del trabajo Malick Doumbia terminó en tiendas y almacenes alrededor del mundo, en artículos que no siempre especifican su procedencia.

Jefe de policía de Sikasso
El jefe de policía de Sikasso tiene los archivos de muchos niños desaparecidos.
El director de la sección en Malí de Salven a los Niños, Salia Kante, tiene un mensaje para los compradores: piensen en lo que están adquiriendo.

"Las personas que toman de ese chocolate o café están bebiendo sangre. La sangre de niños que tienen que cargar sacos de cacao tan pesados que les laceran los hombros", señala Kante.

A pesar de eso, las multinacionales cuyo negocio es vender chocolate y café alrededor del mundo no han contribuido en nada para la campaña que busca ayudar a los niños esclavos de Malí.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

Vínculos:

Nota: el contenido de las páginas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: