BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 
  Miscelánea
Lunes, 05 de marzo de 2001 - 22:01 GMT
Guía para aspirantes a escritores
Clinton
Había una vez...
Según Gabriel García Márquez, Bill Clinton es un gran amante de la literatura, que conoce bien el Quijote, puede recitar de memoria páginas enteras de William Faulkner y adora, sobre todo, las "Meditaciones" de Marco Aurelio.

Ahora, según se informa, Clinton trata de obtener un contrato editorial para escribir una novela. Aunque no se ha hecho ningún anuncio formal, los entendidos creen que si la escribe y se publica, se convertirá en un bestseller de inmediato.

Muchos se preguntan qué modelos seguirá Clinton, si los de amigos suyos como García Márquez, Carlos Fuentes, William Styron o Tony Morrison - quien lo llamó "el primer presidente negro de Estados Unidos" - o los modelos comerciales que prevalecen en el mercado del libro.

Gabo
García Márquez publicó recientemente la primera parte de sus memorias.
Mucha gente cree que para escribir una novela basta tener una computadora y tres o cuatro horas libres al día.

Yo también

Como sucede con la música pop o el cine comercial, muchos, al ver las grandes sumas de dinero que se pagan por libros no escritos, se dicen "yo también puedo hacerlo" y se lanzan a probar suerte.

Como resultado, las editoriales reciben miles de novelas cada año. Algunas se ponen a un lado, para someterlas a consideración algún día, pero la mayoría va a parar a la papelera.

Según Robert Kirby, quien trabaja para las mayores agencias literarias de Europa, Peters, Fraser y Dunlop, lo importante es que el autor sea bien conocido.

Es decir, que ya haya tenido mucho éxito o, mejor aún, que sea famoso en un ámbito totalmente diferente.

En su opinión, los libros de la ex primera pareja de Estados Unidos - ya Hillary ha firmado un jugoso contrato editorial - se venderán bien porque son célebres y controvertidos.

Consumo

Sin embargo, los aspirantes a novelistas que no sean famosos suelen fracasar porque no reconocen - o se niegan a hacerlo - que la industria editorial se está convirtiendo en una industria de consumo como cualquier otra.


Clinton, como homenaje a Faulkner, se puso de pie y con largas zancadas alrededor de la mesa recitó de memoria el monólogo de Benji, que son las páginas más asombrosas pero también las más herméticas de El Sonido y la Furia

Gabriel García Márquez.
Si Clinton no fuera conocido y decidiera escribir algo al estilo de "El sonido y la furia" de su querido Faulkner, pasaría mucho trabajo para encontrar un editor porque la experimentación ha perdido apoyo, por razones comerciales.

La comercialización de libros se parece ahora mucho a la de salchichas. Son los supermercados quienes deciden qué tipos de salchichas se fabrican y, similarmente, lo que se escribe depende de lo que quieren vender los dueños de las grandes librerías.

Consejos sanos

Por si le interesa vender sus salchichas, perdón, sus libros, he aquí algunos consejos:

  • 1. Sobre qué escribir

    Escriba sobre Ud. mismo. En una época en que todo el mundo quiere confesarse en público, las autobiografías se venden como pan caliente.

    Claro, Ud. tiene que ser tan famoso como la princesa Diana o Mónica Lewinsky para que se le pueda garantizar un contrato.

  • 2. ¿Ficción o realidad?

    Por si no lo sabía, ya hace mucho que esas distinciones pasaron de moda.

    Ahora lo que se vende son las novelas escritas como autobiografías o diarios, o lo que todo el mundo pensará que es realidad, como ficción, por ejemplo, "Colores primarios" u otros libros por el estilo.

    Lo que nunca debe hacer es presentar la ficción como ficción, o la realidad como realidad, porque los consumidores lo encontrarán muy aburrido.


    Mis memorias van a ser mi gran libro de ficción, la novela que siempre quise escribir y que anduve buscando toda mi vida

    Gabriel García Márquez
    Hasta el propio García Márquez dijo que sus memorias serían su gran libro de ficción. Si puede, léase el primer tomo, titulado "Vivir para contarlo".

    Pero si no tiene tiempo, no se preocupe, escuche la canción Survivalde Madonna: "Nunca voy a ser una santa, es cierto. / Estoy demasiado ocupada sobreviviendo / Pero bien sea en el cielo o en el infierno / Voy a vivir para contarlo. / Aquí está mi historia".

  • 3. ¿Cómo vender el libro?

    No escriba la novela hasta que no obtenga el contrato de su publicación.

    Lo que sí tiene que hacer es venderle el "concepto" a un agente literario.

    Los libros de mayor éxito se venden con tres o cuatro palabras que ofrezcan una idea del resultado final.

    En otros casos, es útil tener un buen título y escribir un par de páginas donde se explique cómo será el libro.

    Por lo general, se mezclan géneros y se mencionan como modelos todos los libros y películas o programas de televisión de mucho éxito que a uno le vengan a la mente.

  • 4. La escritura

    Eso es lo más fácil. Lo importante es tratar de no ser original y esforzarse por que su libro se parezca a todos los demás bestsellers.

    El estilo debe ser ligero, confesional.

    Claro, que si ninguno de estos consejos le convence y sueña con ganar el Nobel de literatura algún día o escribir buenos guiones cinematográficos, léase entonces "Cómo se cuenta un cuento" de García Márquez o las "Cartas a un joven novelista" de Mario Vargas Llosa.

    Pero no le garantizamos que su obra se venda.

    Tal vez sea mejor que piense en los ingredientes de algún nuevo tipo de salchicha.


  • Búsqueda en BBC Mundo
    Claves de búsqueda

    Vínculos:

    Nota: el contenido de las páginas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.
    Arriba ^^  
     
     escribanos@bbc.co.uk
    © BBC
    BBC World Service
    Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

    Servicio Mundial de la BBC:
    temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: