BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 
  Miscelánea: Columna Miguel
Jueves, 26 de diciembre de 2002 - 20:00 GMT
Los A, los B y un agregado
Ben Craig.
La señora fue reconocida por el encargado de un pub, al ver su foto vía internet celular.
Escribe Miguel Molina, columnista de BBC Mundo

El niño A tiene doce años aunque mida un metro ochenta. No importa su nombre. Se volvió noticia cuando las autoridades británicas descubrieron que su mamá, la señora A, lo había dejado solo.

Durante dos semanas, el niño A se levantó temprano, desayunó, se vistió con ropa limpia y planchada, y se fue a la escuela como si nada. Usó sus ahorros para comprar comida. Nadie se dio cuenta de que no tenía quien lo cuidara, aunque después fue claro que no necesitaba que lo cuidaran.

Jill Parker.
La madre extraviada, depresiva crónica.
A la señora A la encontraron en un hotelito poco después de que una compañera de trabajo notó que llevaba dos semanas sin presentarse. En los últimos días se supo que no es la primera vez que el niño A se queda solo. Su mamá ha pasado temporadas de vacaciones en Zurich y en Madrid sin que nadie se diera cuenta.

El niño B tiene once años. Un miércoles de los que hay en estos días salió de su casa con su mamá, el esposo de su mamá y su hermano, y llegó al aeropuerto de Manchester porque la familia iba a volar a las Islas Canarias para pasar allí las fiestas de la temporada.

Poco antes de abordar descubrieron que el pasaporte del niño B se había quedado en la casa, o que el niño B no tenía pasaporte. El resultado fue el mismo: la señora B le dio dinero y las llaves de la casa al niño B, lo subió a un taxi y le dijo que había comida en el congelador. El niño B se fue en el taxi y la familia se fue en el avión.

La señora A, quien tiene cincuenta y tres años, está deprimida desde la muerte de su esposo y aceptó recibir terapia en un hospital psiquiátrico. La señora B, quien tiene treinta y tres años, fue localizada en un balneario y tuvo que regresar a hacer frente a sus obligaciones, aunque su marido y el otro hijo se quedaron en la playa.

Felices fiestas.

Un agregado venezolano

Seguimos recibiendo cartas de venezolanos que piensan que la intolerancia, la descalificación y el insulto a quienes no piensan como ellos son la mejor manera de debatir lo que pasa en su país. No es justo.

Lo que sucede en Venezuela es cosa de los venezolanos, pero no es solamente asunto de ellos porque lo que pasa allá puede pasar en cualquier otra nación del Continente.

Por eso todos tenemos el derecho y el deber de analizar y de opinar sobre el conflicto de un pueblo que eligió, y que después de hacerlo parece haberse arrepentido de su elección.

Al fin y al cabo los pueblos se equivocan tanto como sus gobiernos, y la historia política suele repetirse aunque no sea siempre igual. Cuantimás los columnistas.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

 Envíe este artículo a un amigo
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: