Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 10 de mayo de 2005 - 10:54 GMT
Pantalón dos tallas más grande

Yolanda Valery
BBC Mundo, Londres

Conocí a mi vecino de al lado en una clase de tango, en un gimnasio que está como a tres cambios de Metro o dos de autobús, a una hora de donde los dos vivimos.

Bus de dos pisos londinense. Copyright: Museo del Transporte de Londres.
La ciudad se ve distinta desde el segundo piso de un bus londinense.

El cuento es real como la vida misma. Bailábamos una de Stampone cuando me preguntó dónde vivía. Lo que siguió fue una conversación de película: ¿en el este? Yo también. ¿Cerca del tren? Yo al lado. ¿Tu misma estación? Qué casualidad. ¿Sabes el edificio alto, de ladrillo rojo? Sí, el Lumiere. ¿Piso 5? ¡No puede ser! ¿Apartamento 45? ¡Yo 44!

Los dos teníamos allí poco más de un año y nunca nos habíamos visto la cara. No lo habíamos intentado tampoco. Nada de tacita de azúcar o buenas tardes soy nueva en el vecindario mucho gusto. Esas cosas aquí no se estilan.

Londres es una ciudad de diez millones de habitantes. Lo suficientemente pequeña como para encontrarte con tu vecino en una clase de tango. Lo suficientemente grande como para no tropezarte con él en el ascensor de tu casa.

Impersonal

Es una sensación que uno tiene sobre todo en esas calles del centro, donde todo el mundo anda apurado como si fuera a cobrar una herencia: Londres no es de tamaño humano.

Pub inglés.
"Vive y deja vivir" un nombre común de "pub" londinense y casi un lema de la ciudad.

Uno va por ella como si llevara puesto un pantalón dos tallas más grande, haciendo un moño por la cintura y agarrándolo como puede, para no quedar en calzones mientras corre como todos los demás, no sabe uno muy bien por qué.

Nadie nota que uno anda con pantalones prestados, o todos se hacen los que no lo notan. Es la gran ventaja, la otra cara de la moneda: usted puede salir aquí disfrazado de King Kong en tutú y no lo van a mirar feo.

Alguno comentará en voz baja que usted es un "excéntrico". La mayoría, sin embargo, simplemente lo ignorará. "Vive y deja vivir" es un nombre común de "pub" londinense. Casi un lema de la ciudad. Una maravilla, realmente.

Yo no diría, al hilo del estereotipo, que el londinense y su ciudad sean "fríos". Para mí la palabra que lo define es "impersonal". Aquí el trato es que a usted lo dejan vivir en paz, a cambio de que usted no se meta con nadie. En ningún sentido.

Pez enamorado

Madre de Yolanda Valery rodeada de punks en Camden Town
Mi madre también se enamoró de esta ciudad cuando vino de visita.

Es difícil imaginar otra capital del mundo Occidental donde uno como latinoamericano -y en especial si es caribeño, como yo- pueda encontrarse más como pez fuera del agua.

Y sin embargo, me pegué una enamorada de pronóstico la primera vez que pisé suelo londinense.

A mi madre, a quien, conociéndome, siempre le intrigó por qué me gustaba tanto Londres, le pasó exactamente igual el día en que vino a visitarme, y a estas alturas no sabe explicar por qué.

Yo creo que tiene que ver con esa parada de autobús en la calle Whitechapel en cuyo techo alguien escribió en perfectas letras de molde "tuve que subirme aquí arriba sólo para decir hola".

¿Quién lo hizo? ¿Por qué? ¿Es una especie de gesto poético para todos los que, como yo, lo vemos desde la parte alta del autobús de dos pisos?

Muñeco vestido de juez en la ventana de una oficina en la calle Fleet.
¿Quién puso a este juez en la ventana?

O con la oficina de la calle Fleet, en pleno centro de la ciudad, que está completamente vacía, excepto por una estatua tamaño natural y a todo color de una persona vestida de juez parada en la ventana, fumando pipa.

¿Qué hacen en esa oficina? ¿Quién y por qué puso ese "juez" ahí, sólo como viendo pasar la vida?

Atrapada

Hay algo de mágico en las calles de Londres y en su mezcla de gente que te atrapa y te hacer querer formar parte de ella.

En cuanto a mi vecino, después de la escena del tango comenzamos a encontrarnos aquí y allá y nos hicimos si no amigos, al menos buenos vecinos.

Pero "olvidé" despedirme de él cuando cambié de casa.


Escríbale al autor:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.





 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia | De todo un poco | Participe | A fondo | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen