Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 26 de octubre de 2004 - 16:08 GMT
Mi mundo

Luis Fernando Restrepo
BBC Mundo, Londres

Londres
Londres, multicultural como pocas.

Son las 10.50 en la noche en el Wellington, un bar en la calle Strand de un martes o miércoles, no sé...

Suena una campana (como esas de boxeo) y un grito sale detrás de la barra "last order" (última orden), un sonido que me recuerda que en Londres los pubs cierran a las 11 de la noche.

"Me toca a mi pagar esta ronda...estamos en Inglaterra...¿no?", dice mi amigo cubano-estadounidense, y se va a forcejear con una decena de clientes para comprar las últimas pintas de cerveza, es decir aquellos inmensos vasos en los cuales se puede servir el casi medio litro (454 mililitros) del codiciado líquido...

Es una de aquellas muchas noches en que me siento a compartir con algunos de mis colegas con los cuales se ha entrelazado algo más que una amistad y que, pese a que venimos de diferentes rincones del planeta, nos ha unido esta ciudad...

¡Faltan 10 minutos para las once! Me he dado cuenta que el tiempo aprieta y aún no he encontrado la forma de abordar el artículo obligatorio acerca de Londres, por el ángulo de la multiculturalidad, asunto que me apasiona.

Versos

Repentinamente mi amigo, el colombiano, se monta a la mesa para recitar un poema del libro de su autor favorito que después de muchas búsquedas lo pudo encontrar...

Buen intento pienso yo, aunque tendrá que ser suficientemente seductor como para acaparar la atención de su muy heterogéneo auditorio...

Pub de Londres
Los pubs de Londres cierran a las 11 de la noche.

En una esquina de la mesa el venzolano-chileno, mi hermano, el que va a tener un hijo catalán, no para de analizar el ultimo partido del Arsenal con el fanático inglés que se despoja inmediatamente de su vestidura de profesor para hablar de un tema que se absorbe por los poros en esta ciudad.

Que el poder goleador, que la defensa, que las ocasiones de gol, términos que para nada le interesan al mexicano-egipcio, mezcla que jamás me hubiera imaginado que existía y al no muy corpulento editor peruano, quienes no se cansan de hurgar en una de esas amarillentas revistas especializadas que siempren cargan en su morrales.

Publicaciones que sirven de brújulas para descubrir un sitio en el cual se pueda seguir la jornada sin tener que pagar las 15 o 20 libras esterlinas que dan derecho a entrar, suma generosa por no decir exagerada.

Misión difícil creo yo, aunque el venezolano que está a mi lado y quien parece rejuvenecer con cada año que pasa en esta frenética capital dice que conoce en Camden Town, uno de los barrios mas excéntricos de la ciudad, un local al cual se puede ingresar gratuitamente...

Tragos y humo

Una cascada de aplausos invade el lugar y aunque éstos deberían ser para el poeta quien ya ha terminado de recitar, se desvían para celebrar la llegada de las bebidas que extrañamente coinciden con una de esas carcajadas resonantes del bogotano, quien luego de analizar una y otra vez la forma de materializar sus ideales, se da cuenta que en la vida es más fácil aceptar las cosas que no se pueden arreglar...

En el otro rincón de la mesa observo a mi colega argentina, la que no para de fumar e incluso de botar la ceniza imaginaria de un cigarillo que jamás enciende y quien junto a la chilena del novio griego tratan de convencer a la otra argentina, la que no sabe decir que no, para que vayan a un tranquilo fin de semana de mujeres solas en Amsterdam, en vez de uno de esos excitantes aunque a veces poco higiénicos festivales de música que se celebran en el verano inglés.

Ya el reloj marca las once y tengo que tomar una decisión con el último sorbo de esta copa. El sudanés y la libaneso inglesa, la novia del mexicano egipcio insisten en que vamos con ellos a otro lugar.

Al final prefiero irme a casa con mi novia inglesa de padre alemán pero criado en Canadá.

Y es que mi editora, la madrileña casada con un paquistaní, me ha estado acosando por esta nota desde hace un mes y lo que no se ha dado cuenta es de que he estado demasiado ocupado observando el mundo y buscando el tema.


Escríbale al autor:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia | De todo un poco | Participe | A fondo | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen