Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 2 de julio de 2005 - 17:01 GMT
Hambre, atracón y olimpíada
Raúl Fain Binda
Raúl Fain Binda
Columnista, BBC Mundo

Nos proponen esta semana abrir los ojos a la pobreza y el hambre en África, y festejar la elección de la ciudad que organizará los Juegos Olímpicos de 2012.

El presidente del COI,  Jacques Rogge, iza la bandera olímpica en Singapur, donde se decidirá qué ciudad será la sede de los Juegos en 2012
¿París o Londres? El 6 de julio se decidirá qué ciudad será sede de los Juegos Olímpicos 2012.

Dos asuntos de capital importancia, nos dicen. Pero a nosotros las cuentas no nos cuadran, porque si atendemos a los argumentos de moda, la felicidad debería pasar por:

  • Condonar deudas de países tan pobres que de cualquier modo nunca podrían pagarlas.

  • Hacer beneficencia, que nos hace sentir bien, en vez de ofrecer a los países pobres oportunidades comerciales que nos dolerían en el bolsillo.

  • Construir un estadio gigantesco que un puñado de profesionales utilizará un par de veces por año, en vez de fomentar el deporte en las escuelas y en los barrios pobres, donde los chicos aburridos y descuidados se hacen criminales.

Deporte y política

Dado que ésta es una columna de temas deportivos, suponemos que ustedes preferirán que dejemos la política y nos quedemos en el deporte.

El problema es que el deporte también tiene que ver con la política y viceversa. Una cosa viene con la otra.

Los gobernantes hacen política cuando prometen gastar fortunas en Londres, Madrid, París o la ciudad que sea, en beneficio nuestro, tuyo y mío, como ciudadanos, pasajeros, gente común.

Fortunas que niegan a regiones menos favorecidas del país, pero a quién le importa eso. A los ciudadanos y pasajeros de esos sitios, claro, pero a quién más le importa.

También prometen bajo juramento mejorar la salud de la población a través de una vida más sana, gracias a los efectos benéficos del DEPORTE, ese becerro que debemos adorar.

Juegos y poco provecho

En realidad, el gigantismo de los Juegos Olímpicos modernos hace maravillas por determinadas actividades económicas y los bolsillos de cierta gente en la ciudad favorecida, pero no hace gran cosa por el deporte.

Bob Geldof durante el concierto de Live 8 en Hyde Park, Londres
Bob Geldof durante el concierto contra la pobreza Live 8 en Hyde Park, Londres.

Y en otras ciudades de ese país se notará la falta de inversiones, desviadas a las obras destinadas a perpetuar la memoria del faraón de turno.

Así como buena parte del dinero para los pobres y hambrientos de África se queda en los bolsillos de las mafias que controlan los gobiernos y la distribución de ayuda, también ocurre algo semejante con los Juegos Olímpicos y el deporte.

En ambos casos se está derrochando dinero.

Los países ricos, y los no tan ricos, podrían combatir con mayor decisión a las tiranías africanas que niegan a los campesinos el usufructo de las tierras, aterrorizan a la oposición, desalientan la organización de cooperativas e impiden la formación de capitales productivos.

Necesidades regionales

En el movimiento olímpico también se mira hacia los costados, sin contemplar la realidad.

El gobierno británico, por ejemplo, asegura que los juegos de 2012, realizados en Londres, contribuirán a su plan para lograr en 2020 que 70% de la población se ejercite 30 minutos cinco veces por semana.

No se explica cuál es la base de una afirmación tan peregrina. ¿Es que el habitante de Liverpool o de Edimburgo se sentirá impulsado a flexionar los brazos o zambullirse en una piscina porque en televisión ha visto a una señorita hacer eso en Londres?

¿Y dónde se zambullirá, si no hay piscina?

Esa inversión cuantiosa no hará nada para estimular el deporte a más de 40 o 50 kilómetros de la capital, si no es sostenida y apoyada por inversiones y esfuerzos en el terreno, atendiendo a las necesidades particulares de cada comunidad.

Transporte y turismo

En Londres, donde vivo, el gobierno esta "reviviendo" una zona atrasada de la ciudad y ha prometido resolver los graves problemas que aquejan al transporte público.

Stratford, Londres
En un terreno baldío de Stratford, en Londres, se planea levantar el parque olímpico.

Ya ha gastado no sé cuantos centenares o miles de millones de dólares, pero la línea Jubilee del subterráneo, la principal vía de acceso a las instalaciones olímpicas, funciona cada día peor: lo sé muy bien, porque me ha obligado a tomar el ómnibus.

Una de las razones que se invocan para invertir cuantiosas fortunas en la organización de los juegos olímpicos es la atención de "millones de turistas" atraídos por la fiesta.

En realidad, los visitantes no son muchos más que los habituales en un periodo de alto turismo. La hotelería, el sistema de transporte y la infraestructura general de una ciudad podrían cobijar a esa gente con un nivel mínimo de inversiones.

Juegos menos caros

Nada impide realizar los Juegos Olímpicos cada cuatro años, con gastos más bajos, en villas olímpicas menos "racionales", en estadios no tan modernos, aprovechando la infraestructura existente.

De esa forma, países que no pueden competir en el clima actual podrían aspirar a organizar sus propios juegos olímpicos.

Pero ahora hasta los ricos tienen problemas para satisfacer el apetito del Comité Olímpico Internacional (COI), que cada vez pide más y más, como los comensales de los antiguos banquetes chinos.

Y hablando de China, conviene recordar que los juegos de Pekín de 2008 costarán más de US$30.000 millones.

El peligro es que estos gatos gordos del COI se acostumbren al atracón y comiencen a pedir algo parecido en el futuro.

Los Juegos Olímpicos morirán entonces, ricos y gordos. Los pobres africanos, mientras tanto, seguirán pasando hambre.


Escríbale a Raúl Fain Binda:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.




La Vida es Juego


ARCHIVO 2004

ARCHIVO 2003

ARCHIVO 2002

ARCHIVO 2001


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

EN ESTA SECCIÓN

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen