Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Domingo, 26 de junio de 2005 - 14:34 GMT
Amor y algo más en Wimbledon
Raúl Fain Binda
Raúl Fain Binda
Columnista, BBC Mundo

Catherine Deneuve como Odette, en la película Tiempo Recobrado, basada en  la obra de Marcel Proust.
Wimbledon, con su necesidad de un héroe local, nos recuerda a una mujer de Proust, espléndida, madura, siempre del brazo de algún hombre mediocre, demasiado viejo o demasiado joven

Hoy nos toca hablar de tenis, amores, psicología y ecuaciones.

El público de Wimbledon, con su necesidad de un héroe local, nos recuerda a una mujer de Proust, espléndida, madura, siempre del brazo de algún hombre mediocre, demasiado viejo o demasiado joven, recorriendo con aire desolado los salones, en busca de una relación satisfactoria.

Ahora, tras una década de fidelidad y paciencia, Wimbledon dejó repentinamente de amar a Tim Henman, un veterano que nunca cumplió sus promesas, y se ha enamorado de un jovencito escocés, Andy Murray.

Lo triste, para nuestra dama, es que el nuevo amante, para no perder la costumbre del viejo, cayó en tercera ronda, aunque con una actuación convincente ante el argentino David Nalbandián, quien finalmente se impuso 6-7 1-6 6-0 6-4 6-1.

Del brazo de Tim al de Andy

Tim Henman abandona la cancha central de Wimbledon luego de su última derrota.
Wimbledon dejó de repente de amar a Tim Henman.

Wimbledon desea tanto la consagración de un tenista local que tal vez exagere la promesa de Murray, de 18 años. Pero los amores siempre comienzan así y después de todo Tim Henman (30) también fue joven.

La dama pasó del brazo de Tim al de Andy con la naturalidad de las bellas.

A fin de cuentas, ya tenía la aprobación de un psicólogo, que en estos tiempos vale por la un obispo en la época de Proust.

Don Macpherson es un psicólogo deportivo, contratado por la empresa consultora IMG, que representa a Henman.

El experto preparó un informe sobre los puntos débiles de la preparación del número 1 británico, pero tras un prolongado silencio le contestaron que Paul Annacone, el preparador de Henman, tenía todo bajo control, incluyendo la parte psicológica.

Fragilidad mental

Despechado (los psicólogos también son humanos), Macpherson dio a conocer las conclusiones de su estudio: Henman estaba mentalmente mal preparado.

Antes del torneo, Henman se había quejado de la decisión de sembrar un nuevo tipo de césped, que hace las canchas más lentas, así como retirar las pelotas de sus cajas 12 días antes de cada partido, con lo cual pierden "respuesta" y también desaceleran el juego.

Según Macpherson, "un tenista que tiene pensamientos negativos sobre canchas lentas y pelotas blandas ya tiene el camino de salida marcado. Es una forma de justificar por adelantado el fracaso".

Una buena excusa

Diario The Independent.
A rey muerto rey puesto: el día de la caída de Henman, la prensa británica entronizó a Murray.

Con esto, el psicólogo alude a algo bien sabido en el ámbito deportivo: cuando se teme el fracaso, cualquier razón que lo explique y justifique racionalmente redobla el riesgo de que se produzca realmente.

El deportista ya tiene una justificación ante sí mismo: No soy yo, no es que sea flojo o perezoso; son las pelotas y la cancha.

Si Tim Henman vuelve a Wimbledon el año que viene, con o sin preparador psicológico, deberá jugar como un poseído para recuperar el favor de nuestra dama, ya del brazo de Andy Murray.

¿Y quién ganará el abierto? Roger Federer, diremos casi todos. ¿Por qué lo decimos? Pues porque.... porque sí, porque es el mejor. ¿O hay otra forma de explicarlo?

Ecuación de Barnett

Pues sí, la fórmula de Tristan Barnett y su equipo de matemáticos de la Universidad de Swinburne, en Australia, que ya es utilizada por agencias de apuestas para fijar sus chances.

Al parecer, la ecuación para determinar al ganador es: fij = ft + (fi - fav) - (gj - gav).

Barnett explicó en Journal of Management Mathematics que el estudio matemático del juego de servicio y de devolución de servicio de los tenistas le ha permitido predecir el ganador de numerosos partidos y torneos.

Andy Murray, el nuevo ídolo del tenis británico.
Wimbledon, esa veleidosa dama, ahora ama a un jovencito escocés.

En su ecuación, fij es el porcentaje combinado de puntos ganado en el servicio por el jugador i frente al jugador j.

Gj es el porcentaje de puntos ganado en devolución de servicio por j, mientras que t y av representan torneo y promedios de temporada, respectivamente.

Servicio y devolución

Se supone que esta ecuación, basada en el servicio y su devolución, sirve para cualquier torneo, aunque sería más certera para los de superficie rápida y en particular el de Wimbledon, a pesar de sus canchas y pelotas ahora "más lentas", como denuncia Tim.

En el abierto de Australia, sobre una superficie dura y rápida, 61,7% de los puntos son ganados con el servicio, mientras que en Wimbledon el porcentaje trepa a 63,8%.

El Sunday Times británico aplicó esta ecuación para determinar al ganador de Wimbledon: según los números, Roger Federer tiene 49,5% de chances de ganar, en contraste con 28,5% para Andy Roddick y 5,6% para Lleyton Hewitt.

David Nalbandián no figuró en los cálculos.


Escríbale a Raúl Fain Binda:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.




La Vida es Juego


ARCHIVO 2004

ARCHIVO 2003

ARCHIVO 2002

ARCHIVO 2001


NOTAS RELACIONADAS
¿El cuerpo más que la habilidad?
18 06 05 |  De todo un poco


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

EN ESTA SECCIÓN

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen