Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 7 de mayo de 2005 - 18:18 GMT
La cita de Benítez y Shankly
Raúl Fain Binda
Raúl Fain Binda
Columnista, BBC Mundo

Imagen de un túnel
La cita de los viajeros del tiempo, a las 8 de la noche del sábado 7.

El viaje en el tiempo es posible, o podrá serlo en el futuro. Y si lo es en el futuro, también lo es en el presente.

Muchos científicos admiten esta posibilidad y su consecuencia lógica: que entre nosotros ya estén los viajeros del tiempo, llegados del futuro.

Rafael Benítez y Bill Shankly se encontrarán, se encuentran, se encontraron (los tres tiempos verbales son válidos en este caso) en la Convención de Viajeros del Tiempo, que comienza (comenzó, comenzará) hoy en el campus del Instituto de Tecnología de Massachusets (MIT).

Esta reunión del actual entrenador del Liverpool y del legendario conductor de los rojos entre 1959 y 1974 es real, está ocurriendo u ocurrirá, porque la convención, que en nuestra perspectiva del tiempo deberá terminar el lunes, en realidad estará abierta por toda la eternidad, porque un viajero del tiempo siempre podrá retroceder o avanzar al 7 de mayo de 2005.

Convención aquí y ahora

Insistimos en que la convención en el MIT es real (ver vínculos a la derecha). Los medios de comunicación más serios del mundo han informado de ella.

En español recomendamos el artículo (La Nación, Buenos Aires) de nuestro viejo amigo Mario Diament, con quien compartimos diversas redacciones periodísticas en las últimas tres décadas.

La cita es a las 8 de la noche del sábado 7, en las coordenadas 42:21:36,025 grados de latitud norte; y 71:05:16,332 grados de longitud oeste.

Diálogos en el campus

En ese preciso lugar se yergue un árbol, el centro del tiempo-espacio, bajo el cual confraternizan Benítez y Shankly.

A unos pasos, José Mourinho bebe cerveza tibia con Brian Clough (Nottingham Forest), y más allá Arsene Wenger charla de táctica con Herbert Chapman (Arsenal) y Helenio Herrera (Inter).

(Y aquéllos, bajo la pérgola, ¿no son acaso Marco Polo y Cristóbal Colón, entrevistados por Ranulph Fiennes, el famoso explorador?)

Buena campaña

Bill Shankly en 1974
Los únicos que se pueden permitir el lujo de ignorar la historia de un lugar son los nativos. Los extranjeros tenemos la obligación de conocerla; de otro modo no sobrevives, dice Shankly.

Shankly felicita a Benítez por su buena campaña en la Liga de Campeones Europeos, sin hacer referencia a la final del 25 de mayo. Ambos conocen el resultado, porque acaban de llegar del futuro, y no necesitan hablar de ello.

El español y el escocés hablan del club cuya fuerza vital los ha convocado esta noche.

S: Supe que me gustaría charlar contigo cuando te vi estudiando la historia de Liverpool, la ciudad y el club.

B: Me pareció natural. Si llegamos a un lugar con historia, y esa historia es la clave para encarar el trabajo entre manos, no se puede actuar de otra manera.

S: Sí, yo creo que los únicos que se pueden permitir el lujo de ignorar la historia de un lugar son los nativos. Los extranjeros tenemos la obligación de conocerla; de otro modo no sobrevives.

Lo más importante del mundo

Rafael Benítez
Pregunta Benítez: ¿estabas haciendo un chiste, o era en serio cuando decías que el fútbol era más importante que la vida y la muerte?

B: Aprovecho para preguntarte algo que siempre me ha intrigado.

S: Seguramente eso de la vida y la muerte...

B: Sí, es la frase más famosa del fútbol.

Shankly la repite, por enésima vez: "Algunos creen que el fútbol es una cuestión de vida o muerte. Lamento mucho esta opinión: les puedo asegurar que es mucho más importante que eso".

B: ¿Estabas haciendo un chiste o hablabas en serio?

S: Las dos cosas. Si fuera un chiste, nada más que un chiste, sería intrascendente. Y si lo hubiera dicho con total seriedad, yo habría sido un imbécil. Mira, yo me crié en un lugar donde la principal actividad era la minería.

B: Sí, en una época muy dura.

El paro de 1926

Bill Shankly en 1974 cuando se retiró
Las dos cosas. Si fuera un chiste, nada más que un chiste, sería intrascendente. Y si lo hubiera dicho con total seriedad, yo habría sido un imbécil. Mira, yo me crié en un lugar donde la principal actividad era la minería, responde Shankley.

S: Yo era un niño cuando los mineros de mi pueblo, Glenbuck, se unieron al paro general de 1926. Resistieron muchos meses, sin ninguna protección social, hasta que los rindió el hambre. Debieron volver al trabajo en condiciones más duras que antes.

Benítez asiente, pensando sin duda en sus futbolistas, que ganan fortunas por dos o tres horas diarias de esfuerzo.

S: Acabo de encontrarme con Emile Zola, tú sabes, el escritor francés del siglo 19. Bajamos juntos a las minas, que él describió en su novela Germinal. Las de mi época no eran tan grotescas, claro, pero en esos mineros me reconocí, y también reconocí a amigos míos de Glenbuck. No, yo sé muy bien que hay cosas más importantes que el fútbol.

B: Un argentino me contó que Osvaldo Zubeldía, entrenador del Estudiantes de los años '60, llevó un día a sus jugadores a las seis de la mañana a la terminal de trenes, para mostrarles a los verdaderos trabajadores.

S: Humm. Conocí a Zubeldía. Exageraba con la táctica. Más que fútbol, lo suyo eran maniobras militares.

Esto es Anfield

Benítez asiente, pensando sin duda en sus futbolistas, que ganan fortunas por dos o tres horas diarias de esfuerzo.

B: Me dicen que antes de los partidos tú les hablabas a tus hombres de boxeo durante media hora y después cinco minutos de fútbol.

S: Esa es otra anécdota mal interpretada, porque durante la semana habíamos hablado largo y tendido. Mira, en aquella época los equipos no eran tan parejos como ahora, de modo que muchas veces la prioridad era tranquilizar a los jugadores, que salieran al campo sin telarañas en la cabeza.

B: Nunca voy a olvidar cuando llegué por primera vez al estadio del Liverpool y vi la famosa placa, esa con la leyenda "This is Anfield" (esto es Anfield).

Shankly y Benítez recitan como en oración, al mismo tiempo, la explicación clásica:

"Esto es para recordarles a nuestros muchachos para quién están jugando, y para recordarles a los adversarios contra quién están jugando".

Y con esto, el escocés y el español se marcharon en direcciones opuestas.


Escríbale a Raúl Fain Binda:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.




La Vida es Juego


ARCHIVO 2004

ARCHIVO 2003

ARCHIVO 2002

ARCHIVO 2001


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

EN ESTA SECCIÓN

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen