Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 10 de diciembre de 2005 - 19:31 GMT
Quién le pone el cascabel a Brasil
Raúl Fain Binda
Raúl Fain Binda
Columnista, BBC Mundo

Ronaldinho Gaucho
Brasil es gran favorito para ganar el Mundial.

En el fútbol se dice, siempre que le convenga al que lo dice, que la buena suerte no existe, que los éxitos se logran con el esfuerzo y el talento.

Tonterías.

¿O no son tonterías?

Una conclusión ineludible, si aceptamos eso de que la buena suerte no existe, es que la mala suerte tampoco existe.

¿Es afortunado Brasil, cuyo grupo en el mundial tiene a Croacia, Australia y Japón? ¿Es infortunada Argentina, en un grupo con Holanda, el mejor equipo europeo, Serbia, a quien nadie quería, y Costa de Marfil, el equipo de Drogba?

¿Es afortunada o infortunada España, en un grupo muy fácil (Ucrania, Túnez y Arabia Saudita), pero que tal vez no pueda contar con Raúl y Xavi Hernández?

En la sección deportiva, el ámbito natural de La Vida es Juego, los lectores pueden dar su opinión sobre este tema.

Lo que está más allá de toda duda es que este mundial parece cortado para Brasil, más que otros anteriores.

Brasil y Alemania
Ronaldinho Gaucho
Muchos apuestan a la consagración del cuadro brasileño.

Brasil tiene más talento que nadie, claro. Varios equipos nacionales con aspiraciones de hacer un buen papel tienen a un buen jugador y 10 acompañantes.

Brasil, en cambio, tiene tanto talento que ya parece un chiste. Dida, Ronaldo, Ronaldinho, Kaká, Adriano... Y no sigamos.

Si consideramos el otro requerimiento, el esfuerzo, veremos que el equipo más conocido y temido por su esfuerzo, Alemania, también tiene un grupo relativamente fácil: Costa Rica, Polonia, Ecuador.

Y cabe recordar que Alemania y/o Brasil han sido protagonistas de todas las finales desde 1950, con la única excepción de 1978 (Argentina-Holanda).

En las finales

Brasil jugó las finales de 1950 (en realidad fue el último partido, no una final como la de ahora), 1958, 1962, 1970, 1994, 1998 y 2002 (siete en total). Alemania estuvo en 1954, 1966, 1974, 1982, 1986, 1990 y 2002 (también siete).

Brasil ha ganado cinco veces, Alemania tres. Brasil perdió ante Uruguay, en 1950, y Francia, en 1998. Alemania cayó ante Inglaterra, en 1966; Italia, en 1982; Argentina, en 1986; y Brasil, en 2002.

Sólo nos queda rogar, en beneficio de la diversidad, por la aparición de un aguafiestas para las esperanzas de brasileños y alemanes.

De modo que aquí están, las dos principales dínamos del fútbol mundial, en sendos grupos relativamente fáciles, uno con un equipo de ensueño y el otro de local.

Los campeones del talento y los campeones del esfuerzo.

Todo indica que uno de ellos, tal vez los dos, estarán en la final de este mundial.

Sólo nos queda rogar, en beneficio de la diversidad, por la aparición de un aguafiestas para las esperanzas de brasileños y alemanes.

¿Quiénes se les pueden cruzar en el camino?

El caso argentino
Fanáticas con bandera argentina.
Argentina es el eterno rival de Brasil.

Argentina es un caso raro. La ausencia del entrenador José Pekerman en el sorteo de Leipzig provocó la ira del presidente de la AFA, Julio Grondona.

Colegas argentinos nos dicen que Grondona habría llegado a la conclusión de que Pekerman no tiene suficiente carácter para conducir al equipo.

La necesidad de un conductor carismático es evidente, ya que el líder futbolístico, Riquelme, es hombre de pocas palabras.

(Es inevitable que surjan rumores sobre un golpe, el reemplazo de Pekerman por Maradona. ¿Pero esto no sería demasiado carisma?)

Argentina llegará a un grupo difícil con dudas en la conducción y porteros mediocres, pero con algunos jugadores capaces de salvar la honra: Riquelme, Aimar, Tévez y Messi.

Inglaterra y otros

Inglaterra tiene jugadores para encarar su gran ambición: recuperar el título que ganó por única vez en 1966. El periodismo inglés bate el parche, para reforzar el orgullo y la confianza de un equipo que hasta hace un par de meses parecía frágil, por debajo de la capacidad individual de sus integrantes.

Italia, como de costumbre, será un peligro para los favoritos, particularmente porque ha encontrado un par de nuevos goleadores, Toni y Gilardino.

Holanda es una incógnita. Van Basten apuesta a la juventud, pero persisten los enfrentamientos internos, una tensión que ha reducido el rendimiento en los últimos años.

Los analistas creen que Zinedine Zidane ya no tiene el fuego en las tripas para levantar a una Francia que sin su genio parece ordinaria.

México y España
Fanático mexicano
México es una de las incógnitas del torneo.

México también es una incógnita, porque debe ratificar en el terreno de juego la evidente evolución de sus ambiciones futbolísticas, ya reflejadas en el título mundial sub17.

Y España, como siempre, llega con el trauma de sus fracasos anteriores, un lastre mucho más pesado que cualquier carencia futbolística.

No hace falta ser un psicólogo para ver la solución a este tipo de problemas: ganar.

Uno de estos días España ganará un título y entonces tendremos otra España.


Escríbale a Raúl Fain Binda

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.




La Vida es Juego


ARCHIVO 2004

ARCHIVO 2003

ARCHIVO 2002

ARCHIVO 2001



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

EN ESTA SECCIÓN

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen