Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 12 de febrero de 2005 - 20:06 GMT
Telón en el teatro de los sueños
Raúl Fain Binda
Raúl Fain Binda
Columnista, BBC Mundo

El futuro del Manchester United depende de la interacción entre un millonario estadounidense, dos millonarios irlandeses y sus respectivas historias de amor con ese brillante objeto de deseo, el dinero.

Ellen MacArthur, reconocida como Dama del Imperio Británico.
La voluntad de Ellen MacArthur le ha permitido convertirse en la navegante más famosa de la historia.

Uno de los métodos para identificar a un personaje de cualquier historia consiste en determinar si se explica por su relación con una causa, una persona o el bolsillo.

Así, podríamos decir que Arthur Miller, el dramaturgo fallecido este viernes, trató de rescatar al individuo, atrapado en la rueda del poder. Esto, antes que el mero placer, explica su unión durante cinco años con Marilyn Monroe.

En Ellen MacArthur, flamante Dame, equivalente femenino de Lord, es evidente una voluntad de hierro aplicada al objetivo de batir un récord tras otro y convertirse en la navegante más famosa de la historia.

Hasta en la noticia del casamiento del príncipe Carlos y la señora Camila Parker Bowles sobresale el hecho de que esta pareja, tan vituperada, se ha querido durante 30 años.

Podría decirse, entonces, que es una historia de fidelidad a la querida desabrida, en vez de infidelidad a la esposa atractiva, como prefieren otros.

Pero volvamos al fútbol.

Los protagonistas

Todos los signos indican que los principales protagonistas de esta historia no están interesados en la gloria del Manchester United ni quieren socorrer a Alex Ferguson y Roy Keane: lo que realmente les importa es la satisfacción de sus respectivos bolsillos.

Esto es perfectamente legítimo y no debería escandalizar a nadie (en Londres se alegraron cuando Roman Abramovich llegó con su dinero), pero en Manchester todavía creen que el club tiene una línea directa con el corazón de los aficionados.

Les espanta la idea de que se acentúe el vaciamiento del capital espiritual del Teatro de los Sueños, ya recortado por los contadores y abogados que dirigen el club.

Los irlandeses John Magnier y J.P. McManus poseen 28,89% de las acciones. Otro multimillonario, Malcolm Glazer, estadounidense, tiene 28,8% y quiere quedarse con todo el paquete.

Nueva oferta

Manchester United y Malcolm Glazer.
Los negocios de Malcolm Glazer giran en torno al fútbol, sea "soccer" o americano.

Tras repetidos desaires de la junta y los otros accionistas, Glazer ofrece ahora 5,60 dólares por cada acción, un total de 1.500 millones de dólares.

La oferta es tentadora, aunque la junta directiva no la respalda porque considera excesivo el nivel de endeudamiento, 560 millones, con garantía de los futuros ingresos en efectivo del club.

Adviertan ustedes la ironía: el comprador financia su oferta con la garantía de la propiedad del vendedor. A primera vista es ridículo, pero si el vendedor se marcha con los billetes en el bolsillo, ¿a quién le importa si deja un club hipotecado detrás?

Pues a los hinchas les importa, y también a los accionistas que no venderán sus acciones, los minoritarios, miles de ellos.

En Manchester nadie quiere un propietario estadounidense sin ningún interés ni conocimiento del fútbol soccer (conviene aclararlo, porque Glazer es propietario de los Bucaneros de Tampa Bay, en Florida, un club de fútbol americano).

Prefieren a un par de accionistas irlandeses, también carentes de interés o conocimiento del fútbol, ya sea soccer o americano.

Los caballos

Carlos Gardel era "burrero", el fútbol lo dejaba frío. Cantaba "Por una cabeza" y su ídolo era el jockey (jinete) Irineo Leguisamo.
Raúl Fain Binda

El deporte de estos irlandeses es el turf, las carreras de caballos. Y ya sabemos que las carreras y el fútbol no son complementarios.

Carlos Gardel era "burrero", el fútbol lo dejaba frío. Cantaba "Por una cabeza" y su ídolo era el jockey (jinete) Irineo Leguisamo.

Un tanguero argentino (o uruguayo, claro) que no se interesa en el fútbol sólo puede ser burrero. Con los irlandeses ocurre algo parecido.

Magnier y McManus son burreros, su interés en el Manchester United es de inversionistas, mientras que el estadounidense Glazer quiere ser propietario.

Glazer considera que la marca del Manchester United está mal explotada en los mercados de Estados Unidos y el Lejano Oriente.

Tanto el viejo Malcolm como sus hijos Avi y Joel se niegan a aceptar la explicación de los ingleses: que el club es líder en Oriente y que su penetración en América está limitada por razones culturales.

Cosa de ricos

Estadio Old Trafford, conocido como el
Los aficionados en Manchester parecen querer más la tradición que el poder del dinero.

Los Glazer sólo tienen que convencer a los irlandeses para desatar un proceso que inevitablemente concluirá con su control absoluto del club.

Los expertos en estos asuntos dicen que el último ofrecimiento es el más tentador que se pueda presentar en las presentes circunstancias económicas.

Si los burreros irlandeses se siguen negando a vender sus acciones, habría que pensar en que su motivación no es simplemente el apego a su dinero.

Querrá decir que, para ellos, el orgullo se cotiza más que los dólares.

Eso los haría ciudadanos honorarios de Manchester, aunque sigan adorando a un noble potrillo.


Escríbale a Raúl Fain Binda:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.
Es posible que sus comentarios sean publicados en la BBC.




La Vida es Juego


ARCHIVO 2004

ARCHIVO 2003

ARCHIVO 2002

ARCHIVO 2001


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

EN ESTA SECCIÓN

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen