Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 17 de septiembre de 2005 - 12:53 GMT
Verdades del Sr. Perogrullo
Raúl Fain Binda
Raúl Fain Binda
Columnista, BBC Mundo

Sobra de un hombre jugando fútbol, Alemania.
Las verdades de Perogrullo, aparte de obvias, suelen estar equivocadas.
El señor Perogrullo* es un hombre de mil caras y oficios, pero el deporte es uno de sus ámbitos preferidos.

Sobre su escritorio veremos invariablemente un cartel primoroso, con su verdad predilecta: "El que gana es un vencedor y el que pierde es un perdedor".

El problema, claro, es que las verdades de Perogrullo, aparte de obvias, suelen estar equivocadas. He aquí algunos ejemplos:

Perogrullo, director del fútbol inglés

Sven Goran Eriksson, entrenador del seleccionado inglés.
"Para reemplazarlo ahora necesitas una fortuna que no tienes."
Perogrullo, director de la Asociación Inglesa de Fútbol, medita sobre los misterios insondables del fútbol. De repente se le ilumina la cara:

-El entrenador del seleccionado, Sven Goran Eriksson, es un necio que nos hará pasar un papelón en el mundial, -dice.

La señora Perogrullo, que juega un solitario, mira de soslayo a su marido y emite un sonidito despectivo. ¡Tschkkk!

Alarmado de repente, Perogrullo revisa mentalmente lo que acabe de decir, pero no ve ningún punto flojo en el razonamiento.

-Sí, es un necio y haríamos muy bien despidiéndolo ya mismo.

La señora Perogrullo interrumpe su solitario. Le encanta discutir con su marido.

-¿No se te ha ocurrido pensar que para echarlo le deberías pagar una indemnización de 15 millones de libras esterlinas, por los tres años de contrato que le quedan pendientes?

-Este, no sé, bueno, tal vez, pero algo debo hacer.

-Lo mismo dijiste cuando pudiste echarlo sin pagarle un centavo y en vez de hacerlo te pusiste en sus manos y le renovaste porque temías que se fuera al Manchester United.

-Entonces las circunstancias eran diferentes, querida. Entonces ganaba.

-Diferentes un rábano. Eriksson era tan necio entonces como ahora. La diferencia es que para reemplazarlo ahora necesitas una fortuna que no tienes.

Perogrullo, dueño del Manchester United

Wayne Rooney.
El señor Perogrullo compró el Manchester con el simple trámite de cargarle una deuda millonaria.
El señor Perogrullo también es el nuevo dueño del Manchester United, al que ha comprado mediante el simple trámite de cargarle una deuda multimillonaria.

-Pagaré esta deuda aumentando el precio de las entradas y vendiendo más camisetas y equipos a los hinchas asiáticos y americanos.

La señora Perogrullo deja su tejido y emite su sonidito: ¡Tschkkk!

-Ya hice las cuentas, querida, todo cuadra. El dinero saldrá de los bolsillos del hincha, como siempre. No te preocupes.

-¿No has visto los titulares de los diarios? Dicen que los aficionados dejan de ir a las canchas, porque los precios de las entradas son muy altos.

-Los nuevos mercados, entonces.

-También dicen que los asiáticos están dando la espalda al Man United y al Real Madrid, y que en Estados Unidos el fútbol sigue pareciendo un deporte de señoritas.

-Pues entonces venderé el estadio de Old Trafford a alguna empresa coreana y lo arrendaré, resulta muy conveniente.

-Te comprometiste a no hacerlo.

-O venderé a Wayne Rooney; el chico ya se me está subiendo a las narices.

-Y entonces te colgarán de un árbol -concluye la señora Perogrullo, con un suspiro de satisfacción.

Perogrullo, director ejecutivo de Honda

Valentino Rossi, Motegi, Japón.
"¿Y por qué entonces Valentino Rossi te ha pintado la cara dos años seguidos con su Yamaha?"
Perogrullo también es el director ejecutivo de Honda, la fábrica japonesa de automóviles y motocicletas.

-Mi fórmula es perfecta: Honda más cualquier piloto, es mucho mejor que cualquier otro piloto más cualquiera otra moto.

-¡Tschkkk! La señora Perogrullo deja sobre la mesita ratona el arbolito bonsai que está podando.

-¿Y por qué entonces Valentino Rossi te ha pintado la cara dos años seguidos con su Yamaha?

-Errores humanos, una anomalía del destino. Ya será corregida.

-¿No has aprendido humildad todavía? Ya llevas dos años de humillaciones por aferrarte a esa fantasía.

-No es una fantasía. Es la verdad más absoluta. Tú no tienes fe.

La señora Perogrullo vuelve a ocuparse del bonsai, al que ahora arranca las hojas como si las odiara.

-Te equivocas. Yo tengo fe en los hombres, no en las máquinas.

Perogrullo, entrenador de España

El señor Perogrullo es el seleccionador nacional de España y está muy orgulloso de su equipo:

-Ningún país grande tiene una trayectoria reciente tan buena como la nuestra. Estamos invictos, mientras que Brasil, Argentina e Inglaterra han sido derrotados.

La señora Perogrullo desconecta el televisor:

-¿Esperas que te tomen en serio? Brasil y Argentina se han enfrentado tres veces en competiciones oficiales y se han batido mutuamente. Nosotros, en cambio, estamos invictos ante Bosnia, Canadá, Lituania y San Marino.

Perogrullo, presidente del Real Madrid

Real Madrid.
"Mientras más brasileños lleguen, más exitosos seremos."
El señor Perogrullo, presidente del Real Madrid, atesora el recuerdo dos grandes equipos: el Madrid de Di Stefano y el Brasil de Pelé. Él cree que puede recrearlos.

-La actual camada de brasileños es muy superior a la de cualquier otro país; ergo, mientras más brasileños lleguen, más exitosos seremos.

-¡Tschkkk!

La señora Perogrullo no levanta la vista de su lectura.

-Pues ya tienes a Roberto Carlos, Ronaldo, Robinho, Baptista, el técnico es Luxemburgo y su ayudante Paulo Campos. Una buena colección.

Perogrullo se hincha de orgullo:

-Pues también tenemos a Antonio Melo, el preparador físico, a Marco Teixeira, que desarrolla tácticas, a Patricia Teixeira, la dietista, y muy pronto llegará un nuevo lateral, Cicinho, el futuro Cafú, mejor que Cafú.

La señora Perogrullo se queda mirando a su marido:

-¿Y entonces por qué seguimos perdiendo?

*Perogrullada (de Perogrullo). Verdad o certeza que, por notoriamente sabida, es necedad o simpleza el decirla. (Real Academia Española). Nosotros proponemos una segunda acepción, en el ámbito deportivo: Afirmación que el sujeto da por cierta, a pesar de que la realidad indica lo contrario.


Escríbale a Raúl Fain Binda

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.




La Vida es Juego


ARCHIVO 2004

ARCHIVO 2003

ARCHIVO 2002

ARCHIVO 2001


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

EN ESTA SECCIÓN

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen