Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 1 de enero de 2005 - 18:38 GMT
El puritanismo y el fútbol inglés
Raúl Fain Binda
Raúl Fain Binda
Columnista, BBC Mundo

Todo el mundo sabe que el fútbol inglés no descansa durante las fiestas de fin de año. Menos sabido es el porqué.

Robert Pires del Arsenal es transportado en una camilla después de sufrir una lesión en un partido.
A veces el único descanso que tienen los jugadores de los clubes ingleses es cuando se lesionan.

La explicación tiene que ver con el puritanismo, como veremos más adelante.

Los clubes alemanes se toman seis semanas, a partir de la segunda semana de diciembre.

Las ligas italiana, española y francesa son más discretas y sólo descansan dos semanas, abarcando el periodo de Navidad y Año Nuevo.

La liga escocesa (que sólo tiene 12 equipos) introdujo un receso invernal en 1999, pero lo abandonó al terminar la temporada pasada, porque los clubes más pequeños sufrieron penurias económicas debido a la falta de ingresos.

Los clubes ingleses, por su parte, tienen su calendario más intenso durante las fiestas.

Cuatro partidos en diez días, doce puntos en juego. No es cosa de chiste. No hay tiempo para rezar y apenas para brindar.

Entre la pelota y la pechuga

Los jugadores llegan del entrenamiento, comen una pata de pavo, van a jugar, vuelven, besan a la patrona, beben una copa y ya deben pensar en el partido siguiente.

Wayne Rooney
Los jugadores llegan del entrenamiento, comen una pata de pavo, van a jugar, vuelven, besan a la patrona...

Echen una mirada al calendario de las fiestas: hubo partidos de la Premier League el 26, el 28 y el 29 de diciembre, y los habrá hoy, 1 de enero, el 3, el 4 y el 5.

Después, gracias al Cielo, nos darán un respiro (a nosotros tanto como a los jugadores) hasta el 15.

¡Pero un momento! El descanso es ilusorio, porque en ese periodo habrá partidos por la Copa de la Asociación.

Pongamos un ejemplo. El Arsenal, que el 26 recibió al Fulham (2-0) y el 29 visitó al Newcastle (0-1), visitará hoy al Charlton y el 4 recibirá al Manchester City.

(Sus jugadores, y los del Manchester United, bajan a la cancha con el cuchillo entre los dientes, porque si en este periodo se descuidan, el Chelsea se alzará con el título de liga.)

Para colmo, el 9 de enero, el Arsenal deberá jugar con el Stoke por la Copa. Y el 15 de enero, con el Bolton por la liga. Y así hasta el infinito.

Puritanos y Navidad

Mis amigos del extranjero se preguntarán por qué la mentalidad puritana, responsable como es sabido de la programación de partidos los sábados en vez de los domingos (para honrar el día sagrado) es al mismo tiempo la causante de esta falta de respeto por el periodo navideño.

Sven-Goran Eriksson, director técnico del equipo nacional inglés.
Eriksson se ha quejado de que los equipos ingleses no tengan un receso invernal.

¿Acaso la Navidad no es sagrada?

Pues no. Para los puritanos, la Navidad era algo diabólico.

Los puritanos, un movimiento reformista del siglo XVI, se propusieron purificar (de allí su nombre) a la Iglesia Anglicana de todas las perversiones heredadas de la Iglesia Católica.

Todo lo que no estuviera mencionado en forma explícita en los Evangelios debía ser expurgado de los ritos.

Y la Navidad era una de las peores perversiones, ya que la Iglesia Católica sólo decidió en el siglo V que Jesús había nacido un 25 de diciembre.

Encima, eligió esa fecha para hacerla coincidir con los festejos paganos por el solsticio de invierno.

De modo que los puritanos, que llegaron a dominar el parlamento (por esas cosas de la guerra civil, ustedes entienden), prohibieron la Navidad.

Lo mismo pasó en Estados Unidos, donde la influencia puritana fue muy importante: allí, la celebración pública de la Navidad estuvo prohibida hasta bien avanzado el siglo XIX.

Y el fútbol también

Los puritanos también prohibieron el fútbol (su frivolidad era criminal), a pesar de que Oliver Cromwell, el líder que ganó la guerra civil e hizo decapitar al rey Charles I, simpatizaba con sus raíces populares y hasta se dice que lo practicó asiduamente durante su juventud.

En líneas generales, los protestantes juegan los sábados y los católicos los domingos

El puritanismo fue la expresión más virulenta del integrismo protestante, pero movimientos semejantes en otros países europeos también determinaron, por ejemplo, la tradición alemana de jugar los sábados en vez de los domingos.

En líneas generales, los protestantes juegan los sábados y los católicos los domingos.

De modo que la persecución puritana determinó, a la larga, una estrecha relación histórica y social entre dos de sus víctimas más populares, el fútbol y la Navidad.

La misma liturgia

Durante la primera Navidad que pasé en Londres, en 1980, el vínculo entre ambas instituciones me pareció tan poderoso que hasta llegué a pensar en el fútbol como parte integrante de la liturgia.

Arsene Wenger, técnico del Arsenal.
El técnico del Arsenal también se ha mostrado preocupado por el cansancio de sus jugadores.

La simbiosis es más débil ahora, claro, y por eso se acentúan las presiones para introducir un receso invernal.

Entre las razones invocadas figuran las siguientes:

-Daría a los jugadores más tiempo de recuperación, evitando graves lesiones en las postrimerías de la temporada.

-Ayudaría a los clubes que a esa altura todavía sigan en competiciones europeas.

-Facilitaría la preparación del equipo nacional en torneos importantes. (Esto es particularmente oportuno, ya que el pobre rendimiento en la Eurocopa 2004 fue atribuido al cansancio.)

Con los ojos en Alemania

Sven Goran Eriksson, el seleccionador nacional, ha dicho a la Asociación Inglesa de Fútbol que su equipo necesitará una pausa invernal para llegar al Mundial de Alemania con buenas posibilidades de éxito.

Imaginamos el argumento de Eriksson: "Piensen en los alemanes, descansados, bien preparados, en su casa, ¿quién les ganará en inferioridad de condiciones?".

Es probable, entonces, que la Asociación introduzca la temporada que viene un descanso de dos semanas.

La resistencia

Muchos se oponen, sin embargo. No todos los clubes participan en los torneos europeos ni tienen varios jugadores en el seleccionado nacional.

En este país, con puritanos o sin puritanos, la Navidad y el fútbol son sagrados

En realidad, apenas cuatro o cinco de los 20 clubes de la Premier League tienen razones poderosas para desear un descanso invernal de dos semanas.

Un fútbol como el inglés, con profundas raíces populares (cada pueblito con su equipito), resistirá el cambio.

En este país, con puritanos o sin puritanos, la Navidad y el fútbol son sagrados.


Escríbale a Raúl Fain Binda:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.
Es posible que sus comentarios sean publicados en la BBC.




La Vida es Juego


ARCHIVO 2004

ARCHIVO 2003

ARCHIVO 2002

ARCHIVO 2001


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

EN ESTA SECCIÓN

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen