Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 24 de julio de 2004 - 17:55 GMT
Deporte, fonda de dos cocineros
Raúl Fain Binda
Raúl Fain Binda
Columnista, BBC Mundo

Mesa de fonda
"No se enojen si hoy comparo el deporte con un restaurante".

En esta columna hemos encontrado paralelos del deporte en la política, la literatura, la educación, el infierno y hasta el cielo. No se enojen si hoy lo comparo con un restaurante.

No lo encontrarán en la guía Michelin, claro. Se nos ocurre que es una fonda con dos cocineros: uno sucio, con caspa, que suda sobre las ollas y prepara sabrosos guisos con esencias e ingredientes descompuestos; y otro limpio, decente, inspirado, que nos ofrece de vez en cuando platos sanos y deliciosos.

Uno de ellos es el titular y el otro es suplente. No tienen horarios fijos, de modo que nunca sé quién está de servicio. A veces creo que el decente ha cocinado para mí, pero luego descubro que ha sido el otro, el puerco, y el buen sabor se me corrompe en la boca.

Todos somos parroquianos de esta fonda. Usted tanto como yo. Cada vez que nos enteramos del dopaje de un campeón, descubrimos que nos ha tocado el mal cocinero.

Los campeones

Pero qué placer cuando saboreamos las hazañas de Lance Armstrong, que salvo accidente ganará mañana por sexta vez consecutiva el Tour de Francia; de Michael Schumacher, que mañana puede ganar su enésimo Gran Prix del año; de Valentino Rossi, que tal vez mañana gane con una moto inferior el Gran Premio británico; de Marion Jones, que...

Se nos ocurre que el deporte es una fonda con dos cocineros: uno sucio y otro limpio

No, un momento, algo ocurre con este último plato. Unos comensales, cerca nuestro, nos dicen que sabe mal, que el ex esposo de Marion, C.J. Hunter, culpable él mismo de dopaje y perjurio, ha declarado bajo juramento que ella también se dopaba. Que él mismo la inyectaba.

Pero si Hunter es un mentiroso certificado, ¿podemos creerle? Pues claro. Hasta los mentirosos pueden decir la verdad, así como mucha gente honrada miente. De otro modo, no podría existir la justicia.

Denuncian a Armstrong

Y desde aquella mesa, ocupada por Greg LeMond, triple ganador del Tour de Francia, y dos periodistas muy respetados, el francés Pierre Ballester (L'Equipe) y el británico David Walsh (Sunday Times), nos dicen a los gritos que Lance Armstrong hiede a grasa.

Lance Armstrong
En 1996 le diagnosticaron un cáncer de testículos, que rápidamente alcanzó los pulmones y el cerebro.

Muchos protestamos: ¿Cómo es posible, si nunca le han encontrado nada?

Tampoco le encontraron nada a David Millar, el campeón mundial de contrarreloj, pero se drogaba con EPO: él mismo lo confesó hace unos días, nos dicen desde la mesa rebelde.

Y así estamos, todos nosotros. Unos dicen que estamos peor, porque se acumulan los platos del mal cocinero. Otros afirman que estamos mejor, porque disminuye la impunidad y valoramos más los méritos de la buena cocina, que también existe.

El caso más urgente es el de Armstrong, porque una sexta victoria en el Tour lo calificaría para ser considerado el atleta más formidable de los últimos años, tal vez de la historia.

Uno a favor, otro en contra

No exageramos. Dos columnistas del Times de Londres lo discuten hoy.

Muhammad Ali
"¿Cómo comparar la hazaña de Nadia Comaneci con las batallas de un púgil como Muhammad Ali?"

Simon Barnes opina que sin la prueba de un análisis de laboratorio, las denuncias de dopaje no son más que cháchara, y que la historia humana y deportiva de Armstrong conmueve e inspira, requisitos indispensables para reconocerle la hazaña individual más grande de la historia.

Alison Kervin disiente, con un argumento que comienza bien y termina mal: dice que la comparación entre diferentes deportes es riesgosa e irrelevante: ¿cómo comparar la hazaña de Nadia Comaneci, una etérea gimnasta de 14 años, con las batallas de un púgil como Muhammad Ali? En esto tiene razón.

Pero Kervin la embarra cuando dice que a fin de cuentas lo único que Armstrong tiene que hacer es sentarse en su sillín y pedalear más rápido que los demás. No hay grandes conocimientos técnicos, no hay riesgos, no hay inspiración, dice.

Inteligencia y fuerza

Se equivoca, claro. El ciclismo de alta competición requiere de una formidable inteligencia, además de fuerza, resistencia, tenacidad, inspiración y muchas otras virtudes.

Un ciclista estúpido sólo puede aspirar a ser el "gregario" de un equipo, el doméstico que barre y pasa el trapo para su amo.

Si no hubiera enfermado, ya habría ganado siete u ocho Tours
Vicente Belda, director del equipo Kelme de ciclismo

El jefe de un equipo que aspira a ganar el Tour no sólo debe pedalear como cualquier estúpido: también debe pensar muy rápido y tomar decisiones ante situaciones complejas.

Lance Armstrong es el Napoleón de los ciclistas. Vicente Belda, el director del equipo Kelme, le recordaba a nuestro colega Luis Fernando Restrepo que a los 21 años, antes del cáncer testicular, Armstrong ya había sido campeón mundial.

"Si no hubiera enfermado, ya habría ganado siete u ocho Tours", dijo Belda a BBC Deportes.

Conclusiones

De modo que a nosotros nos parece bien el razonamiento de Barnes: "El deporte tiene que ver, por encima de todo, con la búsqueda de seres humanos extraordinarios", dice, y luego agrega: "Es básicamente el triunfo de la voluntad", queriendo decir la voluntad que vence a la adversidad.

Marion Jones con su, entonces, esposo C. J. Hunter, en septiembre de 2000
El ex esposo de Jones dijo a la Justicia que ella utilizó drogas prohibidas en las Olimpíadas de Sydney.

Pero allí están los comensales de la mirada sombría, LeMond, Walsh, Ballester, que insisten con que nos ha tocado el mal cocinero.

Por mi parte, los escucho a medias. Quiero decir que registro su denuncia, pero el plato que tengo enfrente me sigue pareciendo riquísimo.

Si de repente se abre la puerta de la cocina y el mal cocinero asoma su cabeza despeinada y sudorosa, me dará asco, pero por ahora... ¡Qué rico, pero qué rico!.

Como ven, para disfrutar del deporte también necesitamos imaginación.


Escríbale a Raúl Fain Binda:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.



La Vida es Juego


ARCHIVO 2003

ARCHIVO 2002

ARCHIVO 2001


EN ESTA SECCIÓN

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen