Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 5 de junio de 2004 - 16:48 GMT
Gaudio y el tigre de papel
Raúl Fain Binda
Raúl Fain Binda
Columnista, BBC Mundo

Un hombre que llora es mucho más interesante que un hombre que ríe.

Gastón Gaudio
En su paso por el Grand Slam, Gaudio venció al australiano Lleyton Hewitt, ex númeno uno del mundo.

Esto es lo que hace a Gastón Gaudio el tenista más atrayente de la llamada legión argentina, que de repente ha desplazado a la armada española en el control de Roland Garros, la catedral de la tierra batida.

Los comentaristas de tenis no apuestan por Gaudio en la final del domingo, ante su compatriota Guillermo Coria.

Estos colegas nuestros, que en cada torneo presencian decenas de pequeñas tragedias deportivas, sin remisión, sin empate salvador, no pueden permitirse el lujo del sentimentalismo: en el tenis no abunda la segunda oportunidad.

Y cuando la hay se paga a precio de oro. Con lágrimas, en todo caso.

Muchos aficionados, acaso la mayoría, quieren una victoria de Gaudio. Sabemos, o creemos saber porque lo dice gente que sabe, que Coria es el mejor, pero no es por ahora (tal vez nunca lo sea) de esos campeones amados además de admirados.

Un ejemplo de campeón amado podría ser Guga Kuerten y Pete Sampras, sería un buen exponente de campeón admirado.

La angustia

Un hombre que llora es mucho más interesante que un hombre que ríe. Esto es lo que hace a Gastón Gaudio, el tenista más atrayente de la llamada legión argentina

De modo que seguiremos pensando que Gaudio es más interesante que Coria, gane quien gane la final de Roland Garros. Aunque más no sea porque el drama nos gusta más que la comedia.

Hasta hace unos días, Gaudio no creía en su tenis. O mejor dicho, no confiaba en el control mental de su juego.

El 29 de mayo, en un momento de desesperación durante su partido con el sueco Thomas Enqvist, estuvo a punto de retirarse, de marcharse a su casa y dar por terminada su aventura deportiva.

Gaudio ganó ese partido 6/0, 6/4, 6/7 (5/7) y 6/4. Ustedes dirán que una victoria en cuatro sets no puede ser traumática, en particular ante un adversario al que se había vencido antes cuatro veces sobre cinco partidos.

Pero el de Gaudio es un caso especial.

El argentino había ganado sus dos partidos anteriores, los iniciales, en cinco sets, mostrando los altibajos que han sido una constante en su carrera, con las vacilaciones que lo llevaron a contratar los servicios de un psicólogo deportivo, cuyos consejos parecían inútiles.

Antes, en el momento más sombrío de su carrera, en las semifinales de la Copa Davis del año pasado, ante España, Gaudio perdió sus dos partidos individuales de mala manera, provocando la exasperación de los funcionarios de la Asociación Argentina de Tenis.

La tranquilidad

Gastón Gaudio
Gaudio festeja su triunfo ante su compatriota David Nalbandian.

De repente, tras una nueva conversación con el psicólogo al finalizar el partido con Enqvist, se murió el viejo Gaudio. Y el nuevo no ha perdido un solo set en su marcha hacia la final.

En octavos, enfrentó al ruso Igor Andreev, vencedor del campeón Juan Carlos Ferrero. Gaudio ganó en sets corridos, jugando un tenis brillante.

En cuartos de final, nadie daba un centavo por él ante el australiano Lleyton Hewitt, ex número uno del mundo y hombre combativo, si los hay.

Gaudio ganó en sets corridos, jugando un tenis sublime.

En semifinales, nadie daba un centavo por él ante el argentino David Nalbandián, famoso por su fortaleza física y mental, hombre que se desayuna en cinco sets y devora a los tenistas vulnerables como él. Pues Gaudio ganó en sets corridos.

Y para la final del domingo nadie da un centavo por él ante otro compatriota, Guillermo Coria, apodado El Mago, el jugador más completo del momento en tierra batida.

El llanto

Tras vencer a Nalbandián, Gaudio lloró por diferentes motivos: de alivio, porque se dio cuenta de que podía; de rabia por los años perdidos, de revancha ante los burócratas que no lo ayudaron en los años flacos, de humillación recordando los comentarios que lo daban como un perdedor nato, de alegría pensando en su familia.

Es posible que sus posibilidades de éxito se hayan escurrido con esas lágrimas. Tal vez hubiera sido mejor que las reservara para la final, que contuviera el desahogo que puede debilitarlo.

Gastón Gaudio
Gaudio recibió apoyo de un psicólogo, durante el torneo.

Antes de su partido con Nalbandián, Gaudio dijo a periodistas españoles que el cordobés y Coria eran "los galácticos" de la legión argentina. Y que él, Gaudio, se comparaba con los jugadores "normales" del Valencia.

Lo dijo sabiendo muy bien que el Valencia ganó la liga española y la Copa de la UEFA, mientras que los galácticos se quedaron con las manos vacías.

El tigre de papel

Esta comparación debe ser obra de ese psicólogo deportivo que lo atiende, porque uno de los conceptos más difíciles de transmitir a un atleta, especialmente de un deporte individual, es que puede ganarle a un adversario superior.

Tiene que decirle: "Tu rival no es mejor; lo es en tu cabeza, pero no allí afuera. Imagínate ganándole. Tú puedes, porque el tigre es de papel".

De repente, Gaudio se dio cuenta de que el tigre es de papel.

Y es por esto que deseamos su triunfo.

Casi todos esperan la victoria de Coria, comenzando por él mismo. Si pierde, sólo tiene que aguardar su próxima oportunidad.

Pocos creen en el triunfo de Gaudio, comenzando por él mismo. Si gana, tendremos un campeón más y también un hombre que habrá despedido a sus fantasmas.


Escríbale a Raúl Fain Binda:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.



La Vida es Juego


ARCHIVO 2003

ARCHIVO 2002

ARCHIVO 2001


EN ESTA SECCIÓN

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen