Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 3 de abril de 2004 - 18:38 GMT
Adu, el carro delante del caballo
Raúl Fain Binda
Raúl Fain Binda
Columnista, BBC Mundo

Hoy, sábado 3 de abril, debuta Freddy Adu en el campeonato de fútbol de Estados Unidos, la Major League Soccer (MLS). Anoten la fecha, porque nos dicen que se trata del nuevo Pelé.

Freddy Adu
Con sólo 14 años, Adu ya ha sido -tal vez prematuramente- tildado como el nuevo Pelé.

Su equipo, el DC United, recibe en Washington al San José, campeón reinante de MLS.

Es casi una categoría, esta de los herederos de Pelé. El mundo está lleno de herederos de Pelé que buscan trabajo como peones, barrenderos o lo que sea.

El brasileño saltó a la fama a los 17 años, mientras que Adu tiene apenas 14. En vez de reflejar el talento del chico, esta comparación revela la avidez e impaciencia de los empresarios que han empaquetado y nos están vendiendo al nuevo héroe deportivo.

En Estados Unidos se han tomado en serio eso de los viveros o semilleros deportivos. Los empresarios y agentes saben que con una pequeña inversión es posible encaminar la carrera de un futuro campeón. El problema consiste en identificarlo.

En pañales

Los campeones han sido niños alguna vez, de modo que si uno tiene buena vista es posible descubrir al héroe cuando todavía lleva pañales, asegurarse su propiedad (es una forma de decir) y apuntalar su carrera hasta que comience a dar leche.

A veces el brillo del futuro campeón es inconfundible: la trayectoria de Tiger Woods y las hermanas Williams se está repitiendo ahora con la golfista Michelle Wie (también de 14 años, capaz de seguirles el tren a los varones adultos) y los jóvenes leones del baloncesto, LeBron James y Carmelo Anthony (ambos de 19 años).

Freddy Adu
El jugador ghanés ya ha despertado el interés de algunos equipos europeos.

Lo del nuevo Pelé es una tontería, por supuesto.

Un slogan publicitario, como ese del jabón que lava más blanco.

Rogamos que el pobre Adu sea realmente bueno y que su carrera no haya sido ahogada en la cuna por los muchos Capitanes Garfios que quieren sacar provecho de ella.

En fútbol es muy difícil la transición de joven promesa a profesional exitoso.

El fútbol de Ghana

En el caso de Adu, su capacidad física es tan impresionante que muchos desconfían del documento que certifica su nacimiento en Ghana el 2 de junio de 1989.

Algún día, cuando llegue el momento, me encantaría terminar jugando en Inglaterra o España.
Freddy Adu.

Los futbolistas ghaneses tienen una trayectoria fulgurante en los campeonatos mundiales juveniles, pero la ventaja física se hace menos evidente en los equipos adultos.

Los comentaristas africanos dicen que los ghaneses son individualmente tan hábiles como los nigerianos y los camerunenses, pero detestan la disciplina del juego organizado: el hombre que no tiene la pelota en sus pies piensa en otra cosa y sólo se concentra cuando cree que puede recuperarla.

En el fútbol profesional, esta falta de concentración resulta fatal.

Pobre Adu. Apenas ha dejado la teta y ya lo obligan a jugar un fútbol sublime, en un ámbito mediocre. Colocan la varilla a la altura más empinada posible y le piden que salte.

¿Y si no puede?

Si no puede nos dirán que estamos equivocados, porque hay mucho dinero en juego.

Salte por el aro

Phil Knight, el mandamás de Nike, la empresa de productos deportivos, ha invertido una millonada en el nuevo Pelé y su formidable imaginación lo lleva a asegurar que Adu puede superar el fenómeno de Michael Jordan y Tiger Woods.

El empresario declaró a Sports Illustrated que esos monstruos se abrieron paso en deportes consagrados en Estados Unidos, mientras que Adu debe repetir la hazaña en un deporte marginal. El fútbol, dijo, no forma parte de la cultura nacional y por eso necesita un superhéroe.

Freddy Adu
Nike ha puesto los ojos -y bastante dinero- en Adu.

Sí, eso dijo Phil Knight. Con eso nos está diciendo que la misión de Nike, a través de Adu, consiste en incorporar al fútbol en la cultura nacional.

Se necesita, realmente, un superhéroe de historieta para lograr esto.

El fútbol es un deporte que se nutre de la pobreza. Su base es popular, entendiendo esta palabra como algo propio de los sectores menos favorecidos.

Knight cree que la base del fútbol puede ser el marketing. Que el nuevo Pelé puede encargarse a medida, como una campaña de publicidad.

Pueblo y fútbol

Un Pelé, un Maradona, surgen de pueblos que viven y sueñan fútbol. Son criaturas reales, gestadas en los anhelos populares, no en la mesa de un publicitario.

Uno puede hacer propaganda con la imagen de Pelé, pero no puede hacer un Pelé con la propaganda.

Pero el Pelé de ahora es un instrumento de la propaganda, de modo que el otro día, a pedido de Pepsi, filmó unos avisos publicitarios con Adu, lo comparó con Mozart y le auguró un futuro brillante.

Pobre chico.


Escríbale a Raúl Fain Binda:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.



La Vida es Juego


ARCHIVO 2003

ARCHIVO 2002

ARCHIVO 2001


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

EN ESTA SECCIÓN

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen