Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 27 de marzo de 2004 - 18:41 GMT
No sé qué le ven a este Eriksson
Raúl Fain Binda
Raúl Fain Binda
Columnista, BBC Mundo

Sven-Goran Eriksson.
"El entrenador sueco del seleccionado inglés de fútbol es tan solicitado que obliga a pensar que tiene sex-appeal."

El jueves por la noche un paparazo fotografió a Sven-Goran Eriksson saliendo del departamento de Peter Kenyon, el nuevo director ejecutivo del Chelsea Football Club.

Por alguna misteriosa razón, el entrenador sueco del seleccionado inglés de fútbol es tan solicitado que obliga a pensar que tiene sex-appeal.

Con las mujeres, por ejemplo. Yo no sé qué le ven las mujeres a este Eriksson.

Es calvo, bajo, pálido, viejo, entrado en carnes, con ojos de pescado, no tiene sentido del humor y apenas abre la boca, pero varias mujeres se han sacado los ojos por él.

Al menos suponemos que ha sido por él, ya que cuesta creer que sea por su dinero o la oportunidad de codearse con los Beckham, los Berlusconi, los Windsor y otros poderosos.

Hace un par de años lo pescaron con las manos en la masa de Ulrika Jonsson, una veterana animadora sueca de la televisión británica (ella difundió el asunto, para publicitar su biografía), a espaldas de Nancy Dell'Olio, una fogosa abogada italiana por quién había abandonado a su primera mujer hace unos años.

Y ahora se ve a escondidas con Kenyon y el propietario del Chelsea, Roman Abramovich, a espaldas de Claudio Ranieri, el entrenador del equipo de Londres, y también de Mark Palios, el director ejecutivo de la Asociación Inglesa de Fútbol, con quien está negociando la renovación de su contrato como seleccionador nacional*.

Títulos de Eriksson

Ulrika Jonsson.
Es calvo, bajo, pálido, viejo, entrado en carnes, con ojos de pescado, no tiene sentido del humor y apenas abre la boca, pero varias mujeres se han sacado los ojos por él.

Yo no sé qué le ven los propietarios y los dirigentes a este Sven-Goran Eriksson.

Es un ganador, dicen. ¿Ah, sí? Entonces habrá ganado muchos títulos italianos, porque su trayectoria más importante ha sido en el calcio.

Cuando se habla de ganadores, uno piensa en Fabio Capello, campeón en serie con Milan, Real Madrid, Roma.

Al lado del italiano, Eriksson no parece dar la talla. Es cierto que fue campeón dos veces con el Gotemburgo, pero se trataba de la liga sueca. Es cierto que fue campeón tres veces con el Benfica, pero se trataba de la liga portuguesa.

En Italia, donde entrenó muchos años (1984-87 al Roma, 1987-89 al Florentina, 1992-97 al Sampdoria y 1997-2000 al Lazio) sólo ganó el scudetto una vez, con el Lazio (2000), club financiado por Sergio Cragnotti, un hombre cuya fórmula para resolver problemas consistía en bombardearlos con dinero.

Encuentros furtivos

Uno de los elementos más llamativos en los encuentros furtivos de Eriksson con sus amantes, ya sean carnales o deportivos, es que todo el mundo se entera de ellos.

La fotografía del seleccionador nacional de Inglaterra ingresando al departamento de Roman Abramovich, pocos días después de que el millonario ruso hubiera comprado el Chelsea, dio la vuelta al mundo.

Roman Abramovich.
La fotografía del seleccionador nacional de Inglaterra ingresando al departamento de Roman Abramovich, pocos días después de que el millonario ruso hubiera comprado el Chelsea, dio la vuelta al mundo.

Ahora lo han fotografiado por la noche, saliendo del departamento de Kenyon al día siguiente del primer partido del Chelsea con el Arsenal por cuartos de final de la Liga de Campeones Europeos.

Un par de días antes, Kenyon había dado a conocer un tibio mensaje de respaldo al pobre Ranieri, a pesar de que el dirigente y un par de sus colaboradores aseguraban en privado que sus días estaban contados, si damos crédito a Martin Samuel, uno de los columnistas más acreditados del Times de Londres.

Hasta dieron a los periodistas (de su confianza, claro, no es cuestión de gritar las cosas en las esquinas) una lista de los posibles reemplazantes de Ranieri: allí estaban Capello, Eriksson, Hitzfeld, Lippi, Ancellotti y Wenger.

Contrato con FA

Eriksson tiene un contrato con la FA hasta 2006 y negocia una renovación hasta 2008. Su salario anual equivale a 175 años de los ingresos periodísticos de este columnista, pero no le parece suficiente. Abramovich y Kenyon le ofrecen más todavía, aunque Eriksson también espera ofertas de Florentino Pérez y Massimo Moratti, según dicen sus amigos.

Estos rumores, alentados y difundidos por sus protagonistas, indican que las negociaciones atraviesan un momento crucial.

A Eriksson le conviene que el público esté enterado de sus devaneos, para que la reacción sea menos violenta si decide firmar con el Chelsea (o el Real Madrid, o el Inter de Milán), en vez de renovar con la FA.

El problema es de oportunidad.

Credibilidad e interés

Claudio Ranieri.
El actual entrenador del Chelsea pierde su credibilidad en un momento decisivo de las dos campañas más importantes del año: cuartos de la Champions League y recta final de la Premiership.

Por un lado, el actual entrenador del Chelsea pierde su credibilidad en un momento decisivo de las dos campañas más importantes del año: cuartos de la Champions League y recta final de la Premiership.

Por otra parte, es posible que el seleccionado nacional acuda a la Eurocopa en Portugal sabiendo que su entrenador prefiere la certidumbre del dinero antes que la promesa de gloria con ellos en Alemania 2006.

El psicólogo deportivo Willi Railo, colaborador de Eriksson, con quien ha escrito un par de libros, suele decir que la relación entre un entrenador y sus pupilos es una de las más íntimas y gratificantes en el arco iris de los contactos humanos.

Pamplinas. La relación que hace realmente felices a los entrenadores de este mundo es la que tienen con sus gerentes de banco.

______________________________

*Un día después de escribirse este artículo, Eriksson firmó una extensión de su contrato con la selección inglesa hasta el 2008. El propio entrenador reconoció que la decisión fue precipitada por las especulaciones que lo vinculaban con otros equipos.


Escríbale a Raúl Fain Binda:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.



La Vida es Juego


ARCHIVO 2003

ARCHIVO 2002

ARCHIVO 2001


NOTAS RELACIONADAS
Real sonríe y empate en Londres
25 03 04  |  De todo un poco


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

EN ESTA SECCIÓN

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen