Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 20 de marzo de 2004 - 19:25 GMT
La navaja de Rummenigge
Raúl Fain Binda
Raúl Fain Binda
Columnista, BBC Mundo

Karl-Heinz Rummenigge
Rummenigge, en su papel de vicepresidente del Bayern Munich, pero sin la navaja.

Karl-Heinz Rummenigge tiene varias chaquetas y sombreros que hacen juego, con plumitas y botones muy bonitos. El se los pone y los combina según su humor y la conveniencia del momento.

Este ex futbolista internacional es vicepresidente del Bayern Munich y por consiguiente un portavoz natural del G14, la organización que agrupa a los dieciocho principales clubes europeos. (Un día de estos, cuando no estemos tan cansados, les contaremos por qué el G14 no se llama G18.)

Rummenigge, que es un pan de dios cuando lleva la chaqueta de ex jugador, pierde la sonrisa cuando se pone el sombrero del Bayern Munich y se torna decididamente amenazador con el atuendo de dirigente del G14.

Es una chaqueta de lustroso cuero negro, como la de un Hell's Angel. En un bolsillo secreto, sobre el corazón, Rummenigge lleva una navaja de resorte, regalo de Franz Beckenbauer.

Afuera la navaja

Cuando lo acorralan, o simplemente cuando se siente fastidiado, Rummenigge se apea de su Harley Davidson, extrae la navaja, la abre con un simple golpe de muñeca y todos se dan cuenta de que las cosas van en serio.

Eso es lo que hizo hace unos días, tras la asamblea general del G14, en Bétera, Valencia.

Flanqueado por Jaime Ortí, presidente del Valencia, Rummenigge anunció que el G14 había decidido no participar en el Mundialito de clubes de fútbol que prepara la Fifa para 2005.

Joseph Blatter, presidente de la FIFA.
El mundialito de clubes es la niña de los ojos de Joseph Blatter.

"Ningún club del F14 participará en el Mundialito; nuestra decisión es definitiva, porque creemos que las actuales competiciones son más que suficientes y no queremos abarrotar el calendario de nuevos compromisos", dijo Rummenigge, mientras el sol se reflejaba en la hoja de su navaja, cegando a los periodistas presentes.

Ortí, más diplomático, reconoció más o menos explícitamente que la negativa a participar en el Mundialito era "una medida de presión", destinada a lograr una respuesta satisfactoria de la Fifa y la UEFA a una exigencia previa del G14: cobrar compensación por el uso de sus jugadores en los seleccionados nacionales.

Los 18 equipos del G14 tienen en sus planteles un porcentaje muy elevado de los mejores futbolistas del mundo. Casi todos los jugadores de clubes como Real Madrid, Manchester United, Arsenal, Milan y Juventus son figuras importantes en los equipos nacionales de sus respectivos países.

El Mundialito de clubes

Tanto la FIFA como la UEFA se niegan a tratar el asunto. Los clubes de G14 se han asesorado sobre las posibilidades de éxito de una acción legal, pero eso significaría un gasto enorme y además la postergación de un posible acuerdo.

Es por eso que Rummenigge extrajo la navaja: "No participaremos en el Mundialito", advirtió, mientras cortaba un pelo en el aire con el filo de su acero toledano.

Esta resistencia sería comprensible si el Mundialito fuese tan ridículo como el que se disputó hace unos años en Brasil, que no conformó a nadie y por el contrario provocó la ira de casi todos, por la pobreza del espectáculo, la diferencia de calidad de los protagonistas y el sacrificio de los clubes importantes.

Sir Alex Ferguson, director técnico de Manchester United.
Alex Ferguson dijo que haber preferido el mundialito de 2000 sobre una copa doméstica fue una "catástrofe".

El Manchester United, por ejemplo, debió renunciar a la FA Cup, la Copa de la Asociación Inglesa de Fútbol, el torneo más antiguo del mundo.

Pero el Mundialito es la niña de los ojos de Josep Blatter, el presidente de la FIFA, de modo que se prepara una nueva versión para 2005. En esta ocasión, el programa sólo exigiría a los grandes clubes europeos y sudamericanos la disputa de dos partidos, ya que los representantes de las otras Confederaciones, más débiles, se eliminarían previamente entre sí.

¿Es para tanto?

Este Mundialito significaría el fin de la Copa Intercontinental, algo que puede doler mucho en Sudamérica pero que ni siquiera mosquea a los europeos.

Si descontamos el partido de la Copa Intercontinental en Japón, el nuevo Mundialito sólo significaría un partido adicional para los clubes del G14, y posiblemente un ingreso mucho mayor por publicidad y derechos de televisión.

¿Por qué, entonces, extraer la navaja?

Pues porque lo que realmente le importa al G14 es la compensación por la utilización de sus jugadores en los seleccionados nacionales. Los clubes se quedan sin ellos por largos periodos, los reciben agotados o lesionados y esto les fastidia mucho.

Les viene un humor de perros, vamos.

De modo que todo sugería, hasta el viernes pasado, una disputa muy poco edificante entre las autoridades de los clubes más poderosos y las organizaciones rectoras del fútbol.

Entre bambalinas

Pero una conversación con Pedro Salazar, portavoz del club holandés PSV Eindhoven, echó luz sobre lo que está ocurriendo entre bambalinas.

Salazar explicó a BBC Deportes que el Foro de Clubes Europeos, una organización más vasta que el G14 (aunque menos poderosa, porque sus integrantes no portan navajas), estaría a punto de llegar a un acuerdo con la Fifa para disputar el Mundialito, a cambio de ciertas concesiones económicas.

El dirigente nos explicó que uno de los principales dirigentes de esa confederación es nada menos que... Karl Heinz Rummenigge. Y que es él quien conduce las negociaciones.

De modo que el Hell's Angel alemán tiene otra chaqueta, la del negociador flexible.

De repente, vemos con otros ojos al hombre de la navaja. Hasta lo envidiamos.

Ya nos gustaría hacer como él. Que nuestra credibilidad nos permita amenazar por un lado y negociar por el otro.


Escríbale a Raúl Fain Binda:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.



La Vida es Juego


ARCHIVO 2003

ARCHIVO 2002

ARCHIVO 2001


NOTAS RELACIONADAS
España entierra a sus muertos
13 03 04  |  Internacional
Madrid: murieron 13 latinoamericanos
12 03 04  |  América Latina


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

EN ESTA SECCIÓN

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen