Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 14 de febrero de 2004 - 18:33 GMT
Historia de cronopios y de famas
Raúl Fain Binda
Raúl Fain Binda
Columnista, BBC Mundo

Por razones que no vienen al caso, Joaquín Caparrós, el entrenador del Sevilla, acusó el otro día de "bilardista" (a estos efectos, algo decididamente malo) a Jorge Valdano, el director deportivo del Real Madrid, conocido "menottista" (algo supuestamente bueno).

Jorge Valdano, director deportivo del Real Madrid
Lo bueno que tiene la desaparición de la fantasía es que no mancha: apenas suelta algunas lágrimas.
Jorge Valdano, escribiendo sobre el llanto de Romario, Gascoigne y Mondragón.

A nosotros nos parece que por estos días, cuando se cumple el vigésimo aniversario de la muerte de Julio Cortázar, conviene hablar de cronopios y de famas, en vez de menottistas y bilardistas.

Caparrós, para dar el tono justo de insulto, debió decir que Valdano era un fama embozado, con ínfulas de cronopio.

Para quienes no estén familiarizados con la historia del fútbol, digamos que los menottistas son los seguidores de César Luis Menotti, técnico de Argentina en los mundiales de 1978 y 1982, mientras que los bilardistas responden a Carlos Salvador Bilardo, técnico de Argentina en los mundiales de 1986 y 1990.

Se supone que Menotti es romántico, audaz, generoso y más o menos de izquierda. Se supone también que Bilardo es pragmático, prudente, calculador y más o menos de derecha. Ambos ganaron sus primeros mundiales y perdieron los siguientes.

Julio Cortázar

Julio Cortázar (Imagen cortesía de la página www.juliocortazar.com)
El fama considera al cronopio. Nunca hablará hasta no saber que sus palabras son las que convienen, temeroso de que las esperanzas siempre alertas no se deslicen en el aire, esos microbios relucientes, y por una palabra equivocada invadan el corazón bondadoso del cronopio.
Julio Cortázar, Alegría del Cronopio.

Por su parte, el escritor argentino Julio Cortázar (1914-84) imaginó con ternura e ironía dos paradigmas poéticos del temperamento, cuyo encuentro casual en una tienda resume así en su "Historia de cronopios y de famas" (el cronopio acaba de comprar dos hilos y está muy orgulloso de uno de ellos, que es azul):

"El fama considera al cronopio. Nunca hablará hasta no saber que sus palabras son las que convienen, temeroso de que las esperanzas siempre alertas no se deslicen en el aire, esos microbios relucientes, y por una palabra equivocada invadan el corazón bondadoso del cronopio.

"-Afuera llueve -dice el cronopio-. Todo el cielo.

"-No te preocupes -dice el fama-. Iremos en mi automóvil. Para proteger los hilos.

"Y mira el aire, pero no ve ninguna esperanza, y suspira satisfecho. Además, le gusta observar la conmovedora alegría del cronopio, que sostiene contra su pecho los dos hilos -uno azul- y espera ansioso que el fama lo invite a subir a su automóvil."

Equivalentes futbolísticos

Florentino Pérez, directivo del Real Madrid
Todos los dirigentes del fútbol son famas, por supuesto. Uno de ellos, Florentino Pérez, se encontró hace un tiempo con un cronopio a la salida de una tienda y, viéndolo tan contento con su hilo azul, lo invitó a subir a su automóvil y le propuso la dirección deportiva del Real Madrid.

En el aire queda lo que Cortázar calla: que en el fondo al fama le gustaría quedarse con el hilo azul, porque le fastidia la alegría que le da al cronopio.

De llevar al fútbol la interpretación de Cortázar, un hombre de izquierda, los famas serían bilardistas, pragmáticos, prudentes y calculadores, mientras que los cronopios serían menottistas, románticos, audaces y generosos.

Todos los dirigentes del fútbol son famas, por supuesto. Uno de ellos, Florentino Pérez, se encontró hace un tiempo con un cronopio a la salida de una tienda y, viéndolo tan contento con su hilo azul, lo invitó a subir a su automóvil y le propuso la dirección deportiva del Real Madrid.

Los famas dan gran importancia al dinero, lo aparean con otro dinero y les hacen tener dineritos. Los cronopios, en cambio, llevan tizas de colores en los bolsillos y llenan sus maletas con recuerdos, un cepillo de dientes y un calidoscopio.

Cabe suponer que el presidente del Real Madrid, un fama, no tolerará mucho tiempo más a su director deportivo, un cronopio.

Cronopio periodista

César Luis Menotti, técnico de Argentina en los mundiales de 1978 y 1982
Menotti, ¿un cronopio?

Lo interesante es que Valdano no se dio a conocer como cronopio en su encarnación como futbolista, sino durante su paso por el periodismo. Cuando escribía, por ejemplo, refiriéndose al llanto deportivo de Romario, Gascoigne y Mondragón:

"Lo bueno que tiene la desaparición de la fantasía es que no mancha: apenas suelta algunas lágrimas".

(Las lágrimas conmueven a los cronopios: el de Cortázar, mientras toma café en el Richmond de Florida, "moja una tostada con sus lágrimas naturales").

Fue también cronopio al comentar el pasaje de México a octavos de final del mundial de 1998, tras empatar 2 a 2 con Holanda:

"El orden, ese dios insignificante que se está adueñando del fútbol, queda desmontado por la imprudencia; el defensivismo, que es la cobardía disfrazada de inteligencia táctica, termina desbordado por la locura atacante de 10 tipos (ni siquiera 11), que por decidir ser aventureros terminan siendo héroes".

¿Fin de la aventura?

En círculos periodísticos de Madrid circulan ahora versiones sobre el fin de la carrera del cronopio del Real Madrid. Nos dicen que el fama, cansado ya de los sueños, las quimeras, las palabras que no dan hijos, está a punto de despedir a su cronopio.

Le reprocha, nos dicen, ser tolerante (ineficaz, en la jerga de los famas) con los jugadores, de no administrar bien la plantilla, de no haber vendido caro y comprado barato.

El fama, que contrató al cronopio justamente por ser cronopio, lo despedirá por no ser suficientemente fama. Eso es lo que siempre les pasa a los cronopios.

Hemos tomado las citas de las páginas de Internet de Julio Cortázar, juliocortazar.com.ar, y de El País de Madrid, elpais.es


Escríbale a Raúl Fain Binda:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.



La Vida es Juego


ARCHIVO 2003

ARCHIVO 2002

ARCHIVO 2001


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

EN ESTA SECCIÓN

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen