Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 31 de enero de 2004 - 23:12 GMT
Una historia de gente rica
Raúl Fain Binda
Raúl Fain Binda
Columnista, BBC Mundo

Esta es una historia de gente rica, muy rica. Y de un caballo muy rico también.

...lo llevan de haras en haras, por todo el mundo, para cubrir a las yeguas cuyos dueños hayan pagado el equivalente de una o dos Ferraris por el servicio

El más pobre de esos ricos, el entrenador del Manchester United, Alex Ferguson, ganará en los próximos tres años, según el contrato que acaba de firmar, lo que yo ganaría en 200 años de trabajo como periodista.

Y eso sin contar las bonificaciones y otros ingresos, que por tratarse de Ferguson y el Manchester United, deben de ser muy jugosos.

Del más rico de esos ricos, John Magnier, ni me atrevo a suponer. Baste decir que su inversión en el Manchester United, un hobby para él, cambio de la caja chica, tiene un valor en la bolsa equivalente a 8.750 años de mis ingresos como periodista.

El caballo, Rock of Gibraltar, es un afortunado que se dedica al placer: lo llevan de haras en haras, por todo el mundo, para cubrir a las yeguas cuyos dueños hayan pagado el equivalente de una o dos Ferraris por el servicio.

Caballo rendidor

Lo imaginamos, al Rock campeón, al borde de la piscina, relajándose, bebiendo un daiquiri, después de una jornada de placer que dejaría verde de envidia a Hugh Heffner, el de Playboy.

Es probable, querido lector, que usted gane más o menos lo mismo que yo. De modo que póngase en mi lugar e imagine la riqueza de Ferguson, Magnier y Rock of Gibraltar

Rock of Gilbraltar, se calcula, generará como padrillo, mientras dure su virilidad, el equivalente de 10.000 años de mis modestos emolumentos.

Es probable, querido lector, que usted gane más o menos lo mismo que yo. De modo que póngase en mi lugar e imagine la riqueza de Ferguson, Magnier y Rock of Gibraltar.

Por flojo que sea en matemáticas, no se le escapará que Ferguson es un pez chico en comparación con esos otros dos, el multimillonario y el caballo.

Pues bien, el futuro del Manchester United depende de una disputa entre Ferguson y Magnier sobre la propiedad de Rock y de esos ingresos equivalentes a 10.000 años de mi trabajo.

El conflicto tiene que ver con la ley del magnetismo. Ocurre que Ferguson es famoso y Magnier poderoso. Estos tipos de personajes se atraen como los polos opuestos de los imanes, pero también se rechazan cuando alguien invierte la polaridad.

Recapitulemos

Un breve resumen de los capítulos anteriores, como en las historias de suspenso:

Magnier, ciudadano irlandés, es uno de los propietarios y criadores de caballos de carrera más poderosos del mundo. Es un "self-made-man", un tipo que no heredó su dinero, sino que lo hizo a fuerza de audacia y astucia.

Alex Ferguson, el entrenador y la estrella: el caballo.
Hasta el más pobre de la historia ganará en los próximos tres años tanto que es difícil de imaginar.

Por eso simpatizó instintivamente con Ferguson, un escocés apasionado por los caballos de carreras y también un hombre de "abajo".

A Magnier el fútbol no le interesa en absoluto, pero su amistad con Ferguson lo decidió a invertir en el Manchester United. Y cuando Magnier invierte lo hace en grande: él y su socio, JP McManus, tienen 25% de las acciones del club.

De hecho, son los accionistas más poderosos, aunque el consejo directivo no representa la real composición del paquete accionario.

El millonario estimaba tanto al entrenador que un día le hizo un obsequio digno de un príncipe: la copropiedad de una de sus mejores promesas en las pistas, Rock of Gibraltar.

El potrillo resultó un supercampeón y Ferguson se pavoneó después de las carreras, recibiendo la adulación de los aristócratas y multimillonarios que de otro modo no lo mirarían dos veces.

Un desacuerdo

El problema surgió cuando llegó el momento de resolver los derechos a los ingresos de Rock como padrillo, que pueden alcanzar los 200 millones de esterlinas, si mantiene su fertilidad y su prole de los primeros años se luce en las pistas de carreras.

John Magnier
El más rico de los ricos: el elegante magnate irlandés John Magnier.

Ante esto, Magnier olvidó sus fantasías de hombre generoso que cede a un amigo "pobre" la copropiedad de un campeón. Despabilado por fin, aclaró que en ese aspecto la propiedad de Rock era exclusivamente suya.

Ferguson no lo aceptó y llevó el asunto a la justicia.

No hay nada que estimule tanto a un multimillonario como la posibilidad de perder 5.000 años de los ingresos de este columnista: el amigo de ayer se convirtió en un mortal enemigo, y ahora los asuntos de Alex Ferguson son escudriñados por contadores y detectives privados.

De las actividades como agente de Jason Ferguson, hijo de Alex, se habla desde hace muchos años, pero nunca surgió ningún elemento que comprometiera seriamente la posición de Ferguson como amo y señor del departamento futbolístico del United.

Otro cantar

De repente, como por arte de magia, la situación ha cambiado: los diarios investigan pagos más o menos raros, coincidencias más o menos sugestivas, y la atmósfera se ha cargado de tensión, entre acusaciones y desmentidos.

Magnier olvidó sus fantasías de hombre generoso que cede a un amigo "pobre" la copropiedad de un campeón

Magnier y McManus han lanzado o por lo menos toleran versiones de que se disponen a invertir mucho más, con el fin de controlar por completo el club y "limpiarlo" de Ferguson y sus amigos en el consejo directivo.

Esto significaría, creen muchos, el colapso del Manchester United como potencia futbolística.

El nuevo contrato que Ferguson acaba de firmar fue presentado como una victoria del escocés sobre sus detractores, pero la realidad es diferente: en vez de ser a tres años, a secas, es a tres años renovable cada doce meses.

De modo que si a Ferguson lo echan el año que viene, se irá sin cobrar los otros dos años.

La situación real

Los multimillonarios irlandeses quieren que Ferguson desista de su "irresponsable" acción judicial y acepte un arreglo por una suma "sensata".

Ferguson se resiste, porque quiere la mitad de los ingresos de Rock of Gilbraltar, aunque él no pagó un centavo por sus derechos sobre el ex campeón.

Todo lo que oigan y lean en los próximos días sobre el Manchester United, Ferguson y los multimillonarios irlandeses, tiene que ver con esto, y con un múltiplo más o menos grotesco de mis ingresos anuales.

Qué importante me siento de repente.


Escríbale a Raúl Fain Binda:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.



La Vida es Juego


ARCHIVO 2003

ARCHIVO 2002

ARCHIVO 2001


EN OTROS SITIOS BBC

EN ESTA SECCIÓN

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen