Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Domingo, 25 de enero de 2004 - 00:54 GMT
Cada niño en su teta
Raúl Fain Binda
Raúl Fain Binda
Columnista, BBC Mundo

Gran Bretaña se dispone a revertir su política de los últimos años: todo indica que presentará un equipo nacional de fútbol en los Juegos Olímpicos de 2012, tal vez antes si se dan ciertas condiciones.

Sepp Blatter
A Blatter le encanta la idea de un equipo británico.

La FIFA, que es miembro del Comité Olímpico Internacional, no sólo aprueba esta posibilidad sino que la alienta: Sepp Blatter asegura que la participación británica en los juegos no afectará la representación individual de los cuatro home countries -Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte- en el campeonato mundial.

¿No les parece delicioso? Blatter, abandonado por los británicos en las elecciones internas de la FIFA, les paga con su apoyo total, garantizando y reforzando sus privilegios, mientras que a los sudamericanos, que lo apoyaron fielmente, les retribuye recortando su participación en el mundial.

Que no es otra cosa la decisión de retirarle al campeón vigente (Brasil, como tantas veces) el puesto asegurado en el siguiente mundial, así como la caducidad (luego cancelada) del derecho al repechaje por un lugar adicional.

Política y fútbol

El fútbol internacional, que parece tan sólido y estable, en realidad se sostiene precariamente en un armazón de política, concesiones, relaciones públicas y trucos de prestidigitador.

Los británicos comenzaron a pensar seriamente en el tema de un equipo nacional de fútbol cuando el gobierno dio oficialmente su apoyo a la candidatura de Londres para organizar las Olimpiadas de 2012.

Los británicos comenzaron a pensar seriamente en el tema de un equipo nacional de fútbol cuando el gobierno dio oficialmente su apoyo a la candidatura de Londres para organizar las Olimpiadas de 2012.

La gente del fútbol cree que sería una locura organizar los juegos sin presentar un equipo de fútbol, el deporte más popular del país.

El problema, claro, es la anomalía de la representación múltiple ante la FIFA.

Los británicos temen que una coalición de americanos, europeos, africanos y asiáticos pueda aprovechar la situación para embestir contra ese privilegio.

Roma 1960

La última vez que un equipo británico de fútbol participó en los Juegos Olímpicos fue en Roma 1960.

Bandera de Gran Bretaña
Una bandera y cuatro países.

La marginación fue explicada entonces como un repudio al descaro de los países del bloque soviético, que presentaban a sus mejores equipos, alegando que los jugadores no eran profesionales.

Ese motivo desapareció con el tiempo, quedando sólo la intención de proteger la representación individual de las cuatro naciones del Reino Unido ante la FIFA.

El tema será discutido el mes que viene en una reunión de la Junta Internacional de Fútbol Asociado, el organismo que reglamenta las leyes del fútbol.

Se trata de un club muy exclusivo, ya que los únicos países representados son los británicos, además de la presencia institucional de la FIFA.

Representatividad

Una de las ideas que tratarán estos personajes contempla un equipo integrado exclusivamente por jugadores de una de las cuatro naciones, que vestirían los colores de la Union Jack (la bandera británica).

Equipo de Curling
Equipo británico de
Todas las integrantes eran escocesas, pero competían como británicas; lo mismo se puede hacer en fútbol
Sepp Blatter

Ese equipo podría ser el sub 21 que finalice mejor colocado en la competición de la FIFA del 2010 (sería sub 23 en 2012), o el ganador de un torneo británico de sub 21 organizado especialmente.

La idea le gusta mucho a Blatter, quien en julio del año pasado destacó el caso del equipo femenino británico de curling que participó en los Juegos Olímpicos de Invierno del 2002.

"Todas las integrantes eran escocesas, pero competían como británicas; lo mismo se puede hacer en fútbol", dijo el presidente de la FIFA.

La reconciliación entre Blatter y los dirigentes británicos que lo atacaron en el congreso de la FIFA en Seúl era una cuestión de tiempo, ya que se necesitan mutuamente.

Para el presidente de la federación internacional es una cuestión de números y de votos: quedar bien con Gran Bretaña significa quedar bien con cuatro asociaciones afiliadas a ella y con sus cuatro socios en la Junta Internacional.

Los sudamericanos

Más fácil es conformar a los diez integrantes de Conmebol, la Confederación Sudamericana de Fútbol: primero se les retira y luego se les devuelve el derecho al repechaje y quedan felices como los niños en su teta.

Jugadores de la sub 23 brasileña
Brasil ahora se tiene que clasificar para el Mundial.

Y allí los vemos. Tienen menos acceso al mundial (porque Brasil debe clasificarse) y apenas dos plazas en los Juegos Olímpicos. Argentina se aseguró una el viernes. Brasil y Paraguay pugnan por la otra.

Brasil y Argentina no están representados en la Junta Internacional. Alemania e Italia, tampoco. Pero Irlanda del Norte y Gales sí lo están.

En el inmutable mundo del poder, lo que importa son las compensaciones.


Escríbale a Raúl Fain Binda:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.



La Vida es Juego


ARCHIVO 2003

ARCHIVO 2002

ARCHIVO 2001


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

EN ESTA SECCIÓN

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen