Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 3 de enero de 2004 - 19:25 GMT
Un experimento de Frankestein
Raúl Fain Binda
Raúl Fain Binda
Columnista, BBC Mundo

Partido de polo
El polo es un deporte asociado a las clases altas de la sociedad.

La Aguada, el equipo de los hermanos Novillo Astrada (Javier, Eduardo, Miguel e Ignacio), ganó hace unos días la final del Abierto Argentino de Polo, imponiéndose 12 a 10 a La Dolfina, el equipo de Adolfo Cambiaso.

Las tribunas del estadio de Palermo estaban colmadas de gente elegante, de aristócratas y ricachones de todo el mundo. Pero, qué horror, qué se ve allí, Dios mío. No, no puede ser, otra vez... ¡Los hinchas del fútbol!

Una "barra" organizada de hinchas sudorosos y semidesnudos de Nueva Chicago, un equipo de fútbol, apoyó a La Dolfina.

Los "muchachos" llegaron con sus banderas, bombos y cohetes, como acostumbran en las canchas de fútbol, pero se resignaron a dejar el arsenal fuera del estadio, cuando les dijeron que el estruendo podía espantar a la caballada.

No hubo graves actos de violencia. Es evidente que los chicos querían portarse bien. Su único desborde consistió en abrirse paso a empujones en una tribuna colmada.

En el fútbol esto es algo de todos los días, pero en el polo la "prepotencia" de los "intrusos" provocó una interrupción del partido de 20 minutos, porque los desplazados se sentaron en el campo de juego, en señal de protesta.

Deporte y clases sociales

Este injerto del fútbol en el exclusivo mundo del polo es uno de los fenómenos deportivos más interesantes del panorama internacional.

Partido de cricket
El cricket es elitista para algunos, popular para otros.

El deporte tiene clases sociales, por supuesto.

Esto es un fastidio, pero habrá que aguantarse. Miren por donde miren, verán ustedes este asunto del origen, de la pertenencia, de la ajenidad, levantando su repugnante cabecita por encima del parapeto.

El mismo deporte puede pertenecer a diferentes clases sociales en diferentes países: el cricket es elegante y exclusivo en Inglaterra pero ordinario y popular en Antigua.

Lo mismo puede ocurrir en diferentes regiones del mismo país: el rugby interesa a la clase media del sur inglés pero apasiona a todos los galeses.

Se solía decir que el fútbol, el deporte universal, había borrado la diferencia de clases sociales, pero no, lo que hace es administrarla en forma diferente, porque en cada población futbolera hay clubes elegantes y equipos vulgares, aristocráticos y populares, aunque más no sea en la imaginación de los aficionados.

La diferencia entre Inter y Milan es básicamente social, antes que deportiva o geográfica. Lo mismo pasa con Roma - Lazio, Genoa - Sampdoria, Real Madrid - Atlético Madrid, Boca - River y muchos otros.

Identidad y movilidad social

En general, todos tendemos a mantener nuestro lugar en el universo deportivo. No hay razones para cambiar de querencia, porque la pertenencia y la identidad se fijan muy temprano en el corazón del aficionado.

Asistentes a un partido de fútbol
Muchas cosas típicas del fútbol, como las bengalas, asustarían hasta a los caballos en un partido de polo.

Muchos aspiran a ser ricos, por las buenas o por las malas, pero muy pocos dejan de ser de Boca para hacerse de River simplemente porque han trepado el palo enjabonado.

De igual modo, se supone que muy pocos hinchas de fútbol encontrarán de repente, en plena adultez, razones para interesarse en la práctica del polo.

Y mucho menos los hinchas de Nueva Chicago, el equipo del barrio porteño de Mataderos, que no se caracterizan por sus pretensiones sociales.

Poesía en acción

Sus cánticos repudian los "buenos modales" al uso en deportes pitucos como el polo. Esto es lo que cantaban los jugadores y los hinchas cuando ganaron el ascenso a primera división:

¡Nos sobran huevos la puta que los parió!! / ¡Nos sobran huevos la puta que los parió! / ¡Nos sobran huevos la puta que los parió! / ¡Nos sobran huevos la puta que los parió!

Otra canción, firmada por los poetas Janis y Nicolás Chiappe, es algo más variada:

¡Soy de Chicago la puta que los parió!/ ¡Soy de Chicago la puta que los parió!/ ¡Soy de Chicago la puta que los parió!/ ¡Soy de Chicago la puta que los parió!/ ¡Somos de Chicago la puta que los parió!

¿Cómo es posible, se preguntarán ustedes, que la barra de Nueva Chicago se interese por el polo?

La explicación es simplísima y revela hasta qué punto pueden llegar los canales de comunicación entre los diferentes deportes.

Experimento social

Adolfo Cambiaso, el caudillo de La Dolfina, reconocido en todo el mundo como el mejor polista de la actualidad, dio a su equipo los mismos colores de Nueva Chicago, negro y verde.

Príncipe Enrique de Inglaterra
El polo atrae a gente de alta alcurnia como los príncipes.

La gente de Nueva Chicago no está acostumbrada a la victoria, de modo que el gesto de Cambiaso fue recibido con emoción y entusiasmo en el barrio de Mataderos.

Demasiado entusiasmo, dicen ahora los del polo, que acusan a Cambiaso de jugar con fuego, como el doctor Frankestein, porque, ¿cómo se le ocurre mezclar el delicado aroma de Chanel 5 con la penetrante fragancia de los frigoríficos?

Y para el final, la pregunta obligada. De haber estado en Palermo el 20 de diciembre, ¿a quién hubieras alentado?

¿La Aguada o La Dolfina?

¿A los Novillo Astrada o a Cambiaso?

O más directo, ¿te hubieras sentado con los hinchas de Nueva Chicago o con la gente del polo?


Escríbale a Raúl Fain Binda:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.



La Vida es Juego


ARCHIVO 2003

ARCHIVO 2002

ARCHIVO 2001


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

EN ESTA SECCIÓN

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen