Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Domingo, 14 de diciembre de 2003 - 00:00 GMT
La suerte esquiva de Ranieri
Raúl Faín Binda
Raúl Fain Binda
Columnista, BBC Mundo

Napoleón, que algo sabía del tema, nombraba a sus generales sobre la base de una sola consideración: que tuvieran buena suerte.

Los generales de mala suerte no ganan batallas, decía.

Claudio Ranieri, entrenador del Chelsea FC.
Ranieri está administrando en forma magistral a un plantel repleto de grandes figuras que apenas se conocen entre sí.

Cuando Roman Abramovich comenzó a firmar cheques para comprar el Chelsea FC y un surtido de grandes jugadores, como si fueran caramelos, todos esperaban un técnico de primera categoría, un hombre de buena suerte, en reemplazo del pobre Claudio Ranieri.

Se habló de Fabio Capello (Milan, Real Madrid, Roma), de Arsene Wenger (Arsenal), de Alex Ferguson (Manchester United), de Sven Goran Eriksson (Lazio, Benfica, Inglaterra).

Ranieri protestó, diciendo que el millonario ruso le había prometido respetar su contrato, pero nadie le creyó: todos saben que esas cosas se dicen y después no se cumplen.

El modesto Ranieri

Todos sabíamos que Abramovich había llegado a un acuerdo con Eriksson: el sueco se hará cargo del Chelsea después de la Eurocopa 2004, en la que dirigirá al seleccionado inglés.

Ahora no estamos tan seguros, porque Ranieri, el modesto Ranieri, el hazmerreír de los periodistas ingleses, que se burlaban de su deficiente inglés, está administrando en forma magistral a un plantel repleto de grandes figuras que apenas se conocen entre sí.

Roman Abramovich, dueño del Chelsea FC
¿Cumplirá Abramovich su promesa a Ranieri?

El Real Madrid también tiene un plantel lleno de galácticos, pero los va incorporando uno por uno, y su asimilación es relativamente fácil. El nuevo Chelsea, en cambio, sólo retiene en su primera formación a dos o tres jugadores de la temporada anterior.

Este plantel de jugadores que recién se conocen marcha primero en la Premier League y ganó su grupo en la Liga de Campeones.

Abramovich se estará preguntando si debe agradecer esto a Ranieri o al poder de ese poderoso caballero, don Dinero.

Si el oligarca ruso estuviera dispuesto a escuchar, le diríamos que conservando a Ranieri tal vez haya dado con lo más difícil de encontrar en el fútbol: un tipo al que por fin la fortuna le sonríe.

Ranieri siempre tuvo mala suerte, hasta ahora.

La conexión argentina

Claudio López, actual jugador del Lazio que jugó con el Valencia de 1996 a 2000
En Valencia, Ranieri demostró que tenía buen ojo para juzgar futbolistas: se deshizo de Romario (a quien sólo le interesaba bailar) y del Burrito Ortega (a quien no le interesaba nada) y diseñó un equipo al servicio de un goleador inesperado, Claudio López.

Curiosamente, los altibajos en la carrera de Ranieri han estado marcados por la presencia o ausencia de jugadores argentinos.

Cuando llegó al Napoli, su primer club importante, Maradona ya se había marchado y el club inició la decadencia que lo llevó finalmente al descenso de categoría.

Ranieri se hizo cargo luego del Fiorentina, que en ese momento jugaba en la Serie B pero había retenido a Batistuta, cuyos goles garantizaban el ascenso.

Posteriormente, ya en la serie A, Ranieri pidió refuerzos a Cecci Gori, el presidente del club viola: "Con Batistuta marcamos goles pero no tenemos equipo para impedir que nos marquen a nosotros", le dijo.

Cecci Gori, que era un ogro, lo echó al poco tiempo y buscó un técnico más afortunado.

En Valencia, Ranieri demostró que tenía buen ojo para juzgar futbolistas: se deshizo de Romario (a quien sólo le interesaba bailar) y del Burrito Ortega (a quien no le interesaba nada) y diseñó un equipo al servicio de un goleador inesperado, Claudio López.

El Piojo López era entonces un jugador poco apreciado, un velocista que corría con un balde en la cabeza. El único que creía en él era Daniel Passarella.

Ranieri también creyó en él y el Piojo se convirtió en un ariete implacable, durante algunos meses el jugador más excitante de Europa.

Al enterarse de que los dirigentes del Valencia habían conversado con Héctor Cúper, del Mallorca, Ranieri creyó que debía protegerse las espaldas y negoció a su vez con Jesús Gil, el presidente del Atlético de Madrid.

Atlético y Chelsea

Claudio Ranieri, entrenador del Chelsea FC.
"El Chelsea tiene grandes campeones pero todavía no tiene un equipo", es el mantra que repite Ranieri, para exorcizar la mala suerte y la impaciencia de Abramovich.

La buena campaña del Valencia no le sirvió de nada y debió irse al Atlético, que se fue a pique ese mismo año.

¡Pobre Ranieri, qué hombre de mala suerte!, dijeron todos.

Finalmente, en el 2000, cuando ya pensaba en retirarse del fútbol, le llegó una propuesta del Chelsea, un club sin muchas pretensiones y un discreto plantel de viejos jugadores.

En Londres Ranieri hizo maravillas, como esos cocineros de la televisión a quienes desafían a cocinar algo muy original y sabroso con una papa, una zanahoria y un chorizo.

No tenía ni un peso para comprar nuevos jugadores y sin embargo se las arregló para poner al Chelsea en la Liga de Campeones.

Así estaban las cosas cuando llegó Abramovich.

"El Chelsea tiene grandes campeones pero todavía no tiene un equipo", es el mantra que repite Ranieri, para exorcizar la mala suerte y la impaciencia de Abramovich.

Ojalá que le vaya bien, pero justo en este instante nos enteramos de que su Chelsea acaba de perder la primera posición: cayó derrotado 2 a 1 por el Bolton, en su estadio.

Nos dicen que Abramovich se retiró de la cancha con un aire pensativo.


Escríbale a Raúl Fain Binda:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

EN ESTA SECCIÓN

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen