Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 30 de agosto de 2003 - 18:35 GMT
Las bestias de la selva
Raúl Fain Binda.
Raúl Fain Binda
Columnista, BBC Mundo

En la redacción recibimos el siguiente informe, que admite diversas lecturas: como los apuntes de un guardabosque, la crónica de un periodista deportivo o el artículo de un naturalista. Juzguen ustedes.

Hernán Crespo
Hernán Crespo, una de las presas más jugosas del verano europeo.

En la selva del fútbol europeo sobresalen cuatro o cinco bestias cuyo mero olor espanta al resto de los animales.

El depredador más formidable, más insaciable y cruel, el Florentino, es un león albino que prefiere las presas gordas y grandes, con mucha grasa, los Ronaldos, los Zidanes y los Beckhams, pura proteína, sin molestarse en acompañarlos con esos animalitos chicos y magros pero tan importantes en la dieta, como los Makeleles, los Militos, los Portillos.

También hay un lobo siberiano, el Abramovich, azul o blanco según la región donde se lo encuentre, que con instinto estepario devora todo lo que se pone a su alcance, animales chicos y grandes, jóvenes y viejos, Crespos y Verones, Duffs y Coles, sin preocuparse de las indigestiones y los tremebundos estreñimientos que esta dieta heterogénea puede provocar.

Los tigres

Y los tigres. ¡Ah, los tigres!

Roman Abramovich, dueño del Chelsea
El lobo siberiano Abramovich se vino a cazar a Londres.

Uno de ellos, el Galliani, corpulento, de rayas negras y rojas, debe su poder omnímodo a su relación casi simbiótica con un feroz elefante macho al que rinde pleitesía, el Berlusconi, a quien la selva le quedó chica y se marchó a la ciudad, donde es amo y señor de todo.

El Galliani come lo que quiere y cuando quiere. Si algún animal se resiste o trata de escapar, se escucha a lo lejos el llamado del Berlusconi y el pobre bicho se queda inmóvil, aterrado. Al Galliani le gusta disponer de una presa grande por vez, un Nesta por ejemplo, aderezado con tomatitos, Pirlos y Didas. Ahora también le ha dado por comer Kaka.

En ese mismo sector de la selva sobrevive un tigre viejo y astuto, el Moratti, inconfundible con sus rayas negras y azules, que en vez de darse nuevos atracones regurgita viejas presas mal asimiladas, los Ronaldos, los Crespos, los Batistutas. La pérdida de algunos dientes lo ha hecho más selectivo: ahora prefiere animalitos más pequeños y tiernos, los Lamouchis y Kilys, sabrosos y con propiedades purgantes.

Leopardos y osos

Más al norte, en la Selva Negra, hay dos leopardos que cazan en pareja. El Rummenigge y el Beckembauer son calculadores, eficientes y muy selectivos. No matan por matar ni se sienten atraídos por las presas muy gordas: prefieren los Ballacks locales y exóticas aves latinoamericanas, Pizarros, Demichelis, Santa Cruces, fáciles de digerir y excretar.

El depredador más temido de las Islas Británicas es el Ferguson caledonio, un oso de mal carácter y nariz colorada que antes devoraba presas muy jóvenes, los Beckhams, los Giggs y los Scholes, pero ahora las prefiere más desarrolladas: Nistelrooys, Djembas y Klebersons, siempre dóciles porque el Ferguson no puede tolerar a los bichos ariscos.

El zorro

También está el Moggi, un zorro escurridizo que siempre se sale con la suya, porque conoce a la perfección su sector de la selva turinesa. El Moggi es feroz y cruel, pero también frugal y precavido, de modo que muchas veces atrapa sus presas, Davids o Camoranesis, y juega con ellas sin devorarlas, como si creyera que el miedo, el odio y la esperanza les mejoraran el gusto.

El Rey de la selva
Florentino
El depredador más formidable, más insaciable y cruel, el Florentino, es un león albino que prefiere las presas gordas y grandes, con mucha grasa, los Ronaldos, los Zidanes y los Beckhams

Como cronistas de la selva seguimos las huellas de estos formidables ejemplares de la vida silvestre, tratando de adivinar sus intenciones, informando de sus pasos, comprobando si se han apareado, si sus hembras tienen cría.

Los seguimos porque toda la selva está pendiente de ellos, porque todos los animales son sus víctimas potenciales y también porque suelen pelearse entre ellos por la misma presa.

El espectáculo de un Florentino espantando a un Moratti, para quedarse con un soberbio ejemplar de Ronaldo, es una de las escenas más cautivadoras de la naturaleza.

¡Caramba, si el Abramovich cuyas andanzas seguimos últimamente engulló en un solo día, el viernes 29, a dos presas de más de 70 kilos, un Crespo americano y un Makelele africano!

Al principio no lo podíamos creer, pero juro que lo vimos desde nuestro Land Rover. Y tenemos las fotos para probarlo.

Una pantera

Nuestra lista de sujetos de estudio se ha enriquecido últimamente con una pantera catalana, el Laporta, cuyo comportamiento ha sorprendido a todos los naturalistas.

Al principio creímos que las condiciones insalubres de ese sector de la selva futbolística no podrían sostener a un carnívoro muy agresivo, pero el Laporta resultó ser un buen cazador: amagó con atacar a un Beckham y cuando nadie lo esperaba se avalanzó sobre un Ronaldinho, al que todavía está saboreando.

La selva tiene muchos otros depredadores, claro, pero ya nos hemos quedado sin espacio en este primer informe.

Cae la noche, los mosquitos están insoportables y ya escuchamos, no muy lejos, rugidos y también gemidos de perseguidores y perseguidos. Nos vamos a la cama con un libro de cuentos de Hemingway.


Escríbale a Raúl Fain Binda:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

EN ESTA SECCIÓN

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen