Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 23 de agosto de 2003 - 19:02 GMT
La tarjeta del Times
Raúl Fain Binda.
Raúl Fain Binda
Columnista, BBC Mundo

Mi padre solía decir que el fútbol era un juego de azar, como una rifa. Yo replicaba que era un juego de habilidad y talento, como el amor.

Pelé
Pelé no suele acertar en sus pronósticos futbolísticos.

Ahora, mucho tiempo después, tras darme cuenta de que el amor también es un juego de azar, tengo la misma discusión con mi hijo Carlos.

-Si fuera un juego de azar, Abramovich no hubiera gastado más de cien millones de esterlinas en jugadores, me dice, con lógica infantil a mi juicio.

El sentido común le da la razón, pero eso no es suficiente para mí, entre otras cosas porque si nos rigiéramos por el sentido común no nos interesaría el fútbol.

El sentido común nos dice que la gente que más sabe de fútbol siempre o casi siempre acertará los resultados de los partidos, o por lo menos acertará mucho más que quienes saben poco.

Pelé y los meros mortales

Los pronósticos de Pelé sobre los mundiales de fútbol son tan ordinarios como los míos, según he podido comprobar. Y ahora, este sábado 23 de agosto, veo que los pronósticos de los especialistas del Times son tanto o más ordinarios que los míos y los de Pelé.

Primero veamos los resultados de la Premier League de hoy:

Bolton Wanderers 2, Blackburn Rovers 2

Chelsea 2, Leicester 1

Everton 3, Fulham 1

Manchester City 1, Portsmouth 1

Newcastle United 1, Manchester United 2

Southampton 0, Birmingham City 0

Tottenham Hotspur 2, Leeds United 1

Wolverhampton 0, Charlton 4

El Times de hoy acertó los tres primeros resultados y se equivocó en los otros cinco. Aclaremos que el diario no proponía tanteadores, sino "empate", "victoria local" o "victoria visitante" (*).

Tratándose de periodistas súper profesionales, que conocen su oficio y su tema al derecho y al revés, uno esperaría el resultado inverso, o sea por lo menos cinco aciertos.

Lección de matemáticas

Mi hijo me recordó que los resultados posibles de cada partido son tres, de modo que los cinco errores tienen menos peso, proporcionalmente, que los tres aciertos. "Cinco errores y tres aciertos sería un pronóstico reprochable si las opciones fueran sólo dos", me dijo.

Beckham y Victoria
El amor, como el fútbol, admite tres posibilidades: felicidad, infelicidad e indiferencia.

Esto es cierto si estuviéramos hablando de matemáticas, de una actividad regida por el azar, en vez de un deporte orientado por la habilidad y el talento, le contesté con una sonrisa de triunfo.

Mi hijo trató de explicarme que el elemento de azar estaba contenido en el pronóstico de los periodistas, no en el desenlace de los partidos, que seguía una lógica determinada por la forma de la jornada, con ese pequeño "contaminante de azar" (así dijo) que tienen todas las actividades humanas, pero ustedes convendrán conmigo en que estos chicos de hoy aprenden matemáticas y lógica sólo para subvertir la disciplina familiar.

Profundizando el análisis, mientras mi hijo se sumergía en Crítica de la Razón Pura, de Immanuel Kant, yo advertí que los tres aciertos del Times estaban al alcance del aficionado más vulgar. Veamos.

Aciertos y errores

El empate entre Bolton y Blackburn está en camino de convertirse en una tradición, ya que estos equipos han empatado cuatro veces en las últimas dos temporadas. Cinco veces, con el partido de hoy.

Steve Watson anota en la victoria del Everton sobre el Fulham
El triunfo del Everton fue uno de los pocos resultados anunciados por el Times.

Las victorias del Chelsea y el Everton son más cantadas todavía, un poco por el hecho de ser locales y otro poco por la abismal diferencia en calidad respecto de sus rivales.

Y si miramos las estadísticas, comprobaremos que Leicester City tiene un problema en Stamford Bridge, el estadio del Chelsea, donde sólo ha ganado una vez en las últimas 23 presentaciones.

Si seguimos estudiando la tarjeta del Times, veremos que en el cuarto partido pronosticó erróneamente la victoria del Man City, que por supuesto jugaba de local.

Y luego predijo erróneamente que el Newcastle (local) le empataría al Man United.

Y luego vaticinó erróneamente que Southampton (local) vencería al Birmingham.

Y luego profetizó erróneamente que Wolverhampton (local) le arrancaría un empate al Charlton.

En el único partido en que el Times no privilegió las chances del local, Tottenham 2 Leeds 1, también se equivocó, ya que auguró un empate.

Fútbol y amor

No crean ustedes que estoy embarcado en una vendetta contra mis colegas del Times. Para nada. Me apresuro a confesar que si yo hiciera pronósticos me equivocaría mucho más que ellos, dado que en comparación soy un ignorante en temas del fútbol.

Pero al mismo tiempo me doy cuenta de que estos caballeros, tan sabios, son unos ignorantes en comparación con Pelé, por ejemplo... y todos sabemos que Pelé se equivoca en sus pronósticos tantas veces como cualquier hijo de vecino.

Por eso digo que el fútbol es un juego de azar, pero no un juego de azar como la lotería, que sólo admite un vencedor entre 10 millones de perdedores, sino como el amor.

El amor, como el fútbol, admite tres posibilidades: felicidad, infelicidad e indiferencia.

Otras formas, más personales, de ganar, perder y empatar.

(*) El Times acertó un resultado del domingo (Middlesbrough 0 - Arsenal 4) y se equivocó en otro (Aston Villa 0 - Liverpool 0), ya que dio ganador al Liverpool.


Escríbale a Raúl Fain Binda:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

EN ESTA SECCIÓN

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen