Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 27 de septiembre de 2003 - 18:00 GMT
El rostro del futuro
Raúl Fain Binda.
Raúl Fain Binda
Columnista, BBC Mundo

Maqueta de nuevo estadio del Arsenal
El técnico Wenger (izq.) ante la maqueta del nuevo coliseo del Arsenal.

Todos hemos visto esos trucos inspirados en la historia de Dr Jekyll y Mr Hide que permite ahora la tecnología digital: cómo, por ejemplo, el rostro de Mike Tyson se convierte gradualmente en el de Marilyn Monroe en apenas cuatro o cinco pasos.

El rostro del fútbol de Londres puede estar atravesando una transformación similar.

El resultado es incierto todavía, pero algo resulta obvio: dentro de 20 o 30 años, los libros de historia del fútbol hablarán de una revolución.

Daría la mano izquierda (soy de esos zurdos que escriben con la mano derecha) por saber si el título del capítulo será "La revolución francesa" o "La revolución rusa".

Ganadores y perdedores

La revolución francesa significa el triunfo y apoteosis del Arsenal y de Arsène Wenger, su director técnico. La revolución rusa significa el apogeo del Chelsea y Roman Abramovich, su propietario.

A ojos de un hincha del Chelsea, el Arsenal simboliza el deprimente noreste de Londres, obreros, clase media baja, cerveza agria y caliente. A ojos de un hincha del Arsenal, el Chelsea representa el aún más deprimente oeste de Londres, clase media y arribistas, boutiques en King's Road, restaurantes, paseos por el río y champagne en baldes de hielo.

La realidad es mucho más compleja, claro, pero ustedes seguramente entienden el valor de las imágenes "fundadoras".

La imagen que proyecta el Arsenal es de dureza, de trabajo y esfuerzo. La del Chelsea es de blandura, de complacencia. Un psicólogo diría de los Gunners que son "profesionales y ganadores", y de los Blues que son "contemplativos y perdedores".

Vitrinas llenas y vacías

Stamford Bridge-Chelsea
El Stamford Bridge de Chelsea tiene su historia, fue y puede ser reformado.

Las vitrinas del Arsenal desbordan de trofeos, las del Chelsea están casi vacías.

A ojos de un historiador deportivo, el Arsenal es un club de éxito sostenido, de personalidad ganadora, el "padrino" del fútbol londinense. El Chelsea, en cambio, es el eterno aspirante, flojo de carácter y pobre de éxitos, el llorón del barrio.

Un analista nos diría que el Arsenal tiene un equipo bien integrado, con sus jerarquías establecidas, varios jugadores excepcionales y un entrenador que se cuenta entre los dos o tres mejores del mundo y goza de toda la confianza de los dirigentes.

Del Chelsea, en cambio, nos diría que tiene un plantel formado entre gallos y medianoche, con grandes figuras que no aceptarán el papel de actores de reparto, una tribu en la que todos son caciques y no hay ningún indio, dirigidos por un técnico italiano que apenas habla inglés y que no sabe si mañana estará en la calle, buscando trabajo.

Ante todos estos testimonios, no deberíamos tener dudas, el futuro será del Arsenal.

Pero escuchemos antes la opinión de los economistas, que puede cambiar el cuadro.

Dinero y tamaño

Estos señores nos dirán que el Arsenal tiene problemas financieros, mientras que el Chelsea dispone de la fortuna personal del joven más forrado del mundo, porque Abramovich, de 36 años, es el más rico de los millonarios menores de 40 años.

El ruso dispone de su dinero cuándo y cómo quiere, mientras que el Arsenal lo tiene comprometido y esta temporada no ha podido reforzar su plantel.

Si el Chelsea está llamado a desplazar al Arsenal, será porque su rival tiene las manos ocupadas con una de las consecuencias de su éxito de los últimos años: un nuevo estadio.

Un club no puede ser grande en un estadio chico.

No hace falta ir a Madrid, Barcelona y Milán para comprobar esto. Basta con tomar la autopista M1 y visitar Manchester y Liverpool.

Dolores de crecimiento

Old Trafford-Manchester
Manchester tiene un estadio, Old Trafford, para 67.000 espectadores sentados.

Old Trafford, el estadio del Manchester United, tiene capacidad para 67.000 espectadores sentados.

Anfield, el estadio del Liverpool, tiene capacidad para 46.000 espectadores y el club tiene planes para construir uno nuevo en Stanley Park, con capacidad entre 55.000 y 70.000 espectadores.

El fútbol inglés es el más rico del mundo, pero la crisis de la televisión le ha restado muchos millones, de modo que las autoridades municipales de Liverpool han ofrecido apoyo financiero para la construcción de un nuevo estadio compartido entre Liverpool y Everton, que también quiere dejar Goodison Park.

Highbury, el estadio del Arsenal, tiene una capacidad de apenas 38.000, de modo que hace un par de años, cuando el dinero brotaba del suelo, el club hizo planes para construir uno nuevo con capacidad de 60.000 en Ashburton Grove.

Todas las energías económicas y financieras del Arsenal se han consumido en este proyecto, que ya ha tragado tanto dinero como todo lo invertido por Abramovich en el Chelsea, cuyo estadio tiene capacidad para 45.000 espectadores pero puede ser ampliado.

Bocado demasiado grande

Muchos temen que el Arsenal haya mordido mucho más de lo que puede masticar, como dicen por aquí. El costo total del estadio puede ser de US$850 millones. Si algo sale mal, si el proyecto se demora, treparía a más de US$1.000 millones.

Muchos se preguntan por qué, en vez de esta empresa que puede resultar suicida, el Arsenal no se pone de acuerdo para compartir el futuro estadio de Wembley con el Tottenham Hotspur, que ha renunciado a ampliar su estadio de White Hart Lane.

Esto es difícil por una razón muy simple: los estatutos de Wembley sólo permiten un número reducido de fechas anuales para el fútbol, debido a la oposición de los vecinos y por consiguiente del municipio de Wembley.

Esta es una de las paradojas inglesas: a la gente de Wembley no le gusta el fútbol, o por lo menos los hinchas de fútbol.


Escríbale a Raúl Fain Binda:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.



EN OTROS SITIOS BBC

EN ESTA SECCIÓN

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen