Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Domingo, 7 de septiembre de 2003 - 13:31 GMT
Con los ojos en Estambul
Raúl Fain Binda.
Raúl Fain Binda
Columnista, BBC Mundo

Macedonia, la temible Macedonia, la tierra de Alejandro.

"Ustedes no van a salir de aquí vivos", dice Beckham que alguien le dijo en el túnel.

David Beckham
Según Beckham, varios jugadores de Macedonia lo escupieron.

¿Quién se lo dijo? "Yo sé quién fue pero es mejor que no mencione su nombre".

Macedonia 1 Inglaterra 2. El sábado, en Skopje, Inglaterra sufrió para invertir el resultado en la cancha, que se le presentó adverso en goles y en juego, y luego se presentó como víctima precisamente de lo que era acusada: el racismo de los hinchas.

Los jugadores negros del equipo inglés fueron insultados por un sector de la hinchada macedonia, de la misma forma en que cierto sector de la hinchada inglesa insultó a los jugadores turcos el 2 de abril (2-0) y a los macedonios el 16 de octubre (2-2).

Amenaza de la UEFA

Los excesos de los hooligans en el partido Inglaterra 2 Turquía 0, sumados a los numerosos antecedentes, decidieron a la UEFA a amenazar con descalificar a Inglaterra de la Eurocopa 2004, que se disputará en Portugal.

Fue por eso que la Asociación Inglesa de Fútbol distribuyó entre niños macedonios discapacitados las 2.500 entradas que le tocaban, en vez de ponerlas a la venta en Inglaterra.

Fanáticos ingleses en Macedonia.
Algunos aficionados ingleses lograron comprar entradas en el mercado negro.

"Ni siquiera un hooligan es capaz de provocar un desorden si no está presente", habrá pensado la Asociación.

Alrededor de 500 hinchas ingleses desafiaron el embargo y compraron entradas en el mercado negro, aunque afortunadamente no se registraron graves episodios de violencia.

La intolerancia, sin embargo, siempre encuentra formas de manifestarse.

Las declaraciones de Beckham, acusando y no acusando a un macedonio de amenazas de muerte, y los insultos racistas contra jugadores negros del equipo inglés, pintan un sombrío panorama para el mes que viene, cuando los ingleses visiten a los turcos.

Ansiedad inglesa

Este partido en Macedonia era muy importante porque un resultado adverso para Inglaterra hubiese significado una misión virtualmente imposible en Estambul.

Durante varios meses los ingleses cruzaron los dedos y tocaron madera al pensar en el partido de anoche en Skopje.

No les asustaba el adversario deportivo, claro, ya que los macedonios figuran en 88º lugar en el ranking de la Fifa. Lo que les asustaba era el apoyo de los hooligans, de sus propios hinchas

No les asustaba el adversario deportivo, claro, ya que los macedonios figuran en 88º lugar en el ranking de la Fifa.

Lo que les asustaba era el apoyo de los hooligans , de sus propios hinchas.

Beckham y sus compañeros estaban entre la espada y la pared, porque si los hooligans hacían de las suyas, la UEFA los descalificaría de la Eurocopa, mientras que si Macedonia empataba o ganaba, Inglaterra se vería forzada a ganar en Turquía el 11 de octubre.

Tal como quedaron las cosas, Turquía, que ganó 3 a 0 a Liechtenstein, encabeza el grupo 7, con 18 puntos, seguida por Inglaterra con 16.

Otoño en Estambul

El partido del 11 de octubre en Estambul puede convertirse en el más escandaloso de la historia reciente del fútbol europeo.

Wayne Rooney.
Wayne Rooney, de 17 años, se convirtió en el goleador más joven de Inglaterra.

La Asociación Inglesa seguramente prohibirá de nuevo el viaje de los hinchas, muchos de los cuales viajarán de cualquier modo, no siempre con las mejores intenciones.

Y los matones y cuchilleros turcos, que no escasean precisamente, los estarán esperando.

Turquía se ha convertido en un mortal enemigo del fútbol inglés, en todos los niveles.

Enemigos mortales

En comparación con los turcos, los argentinos son íntimos amigos de los ingleses y se encuentran todas las tardes para tomar juntos el té y hablar de Maradona.

Los equipos turcos redoblan sus esfuerzos ante los ingleses, en particular como locales, y los enfrentamientos están dejando de ser pugnas deportivas para convertirse en símbolos de las cosas enfermas en ambas sociedades.

Del hooligan inglés se han escrito volúmenes.

Los hinchas turcos, a su vez, a horcajadas entre Asia y Europa, entre el Islam y Occidente, no están dispuestos a ser menos en el terreno de la violencia y la intolerancia: si los ingleses los insultan, ellos insultarán el doble, si los agreden, ellos tomarán venganza.

A revolver el guiso

Todo esto forma parte de un proceso cuyos episodios pueden ser manipulados ante la opinión pública.

Buena parte del periodismo inglés, por ejemplo, restó importancia a los excesos de los hooligans el 2 de abril, de modo que muchos aficionados encontraron desproporcionada e injusta la reacción de la UEFA.

Tanto los ingleses como los turcos se presentarán el 11 de octubre como víctimas de la violencia y del abuso racial del adversario

Beckham, ahora, sale con esto de la amenaza de muerte. Puede ser cierto, pero en el fútbol se dan estas cosas.

Los insultos y amenazas, que en una cancha son rutinarios, parecen tremebundos si los ponemos por escrito en los diarios.

Los ingleses, con Beckham a la cabeza, comenzaron a jugar el partido con Turquía anoche, en Skopje.

Tanto los ingleses como los turcos se presentarán el 11 de octubre como víctimas de la violencia y del abuso racial del adversario.

Una receta infalible para un guiso indigesto.


Escríbale a Raúl Fain Binda:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

EN ESTA SECCIÓN

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen