Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 15 de marzo de 2007 - 19:31 GMT
Gira de relaciones públicas
Miguel Molina
Miguel Molina
Columnista, BBC Mundo

George W. Bush a su llegada a Washington
La gira de bush por América Latina lo llevó por Brasil, Uruguay, Colombia, Guatemala y México
Y como era jueves, los emeritenses descubrieron que podían entrar y salir de sus casas y que ya no había patrullas ni vallas ni hombres armados.

Los niños volvieron a las escuelas y los adultos llegaron a tiempo al trabajo, y todos volvieron a ser lo que eran.

Dentro de poco, la visita del presidente George Bush será un recuerdo y después todos olvidarán lo que hizo y lo que dijo.

Sobre todo lo que dijo, porque muy pocos pudieron ver lo que hizo, aunque Thomas Shannon, subsecretario de Estado adjunto para América Latina, asegura que el presidente Bush habló con los pueblos de los cinco países que visitó en siete días.

Pero no fue así. La gira de Bush fue cosa de relaciones públicas.

Lo que otros vieron

Tal vez así lo vio el gobierno de México, que en el último siglo ha escuchado discursos sobre la importancia de la mano de obra mexicana en Estados Unidos pero no ha visto cambios positivos en la política migratoria de ese país.

Una niña mexicana trabajando en campos de chile
Los niños volvieron a las escuelas y los adultos llegaron a tiempo al trabajo, y todos volvieron a ser lo que eran

Tal vez así lo vio también el gobierno de Guatemala, que tuvo que explicarle al huésped que es impopular porque Estados Unidos sigue haciendo deportaciones masivas de guatemaltecos, y eso afecta las remesas y la vida misma de ese pueblo.

Tal vez así lo vio el gobierno de Brasil, que logró un acuerdo para crear un mercado mundial de etanol pero tendrá que seguir pagando las mismas tarifas por exportarlo al país cuya riqueza se basa en el libre mercado, sobre todo si es el de otros.

Tal vez así lo vio el gobierno de Uruguay, que se quedó como estaba antes de la visita de Bush.

Tal vez el gobierno de Colombia lo vio así también, aunque no haya dicho nada porque es el único aliado fiel de Estados Unidos, y porque en seis horas no se puede hacer mucho.

Lo que algunos pensaron

Según algunos funcionarios de la Casa Blanca, el mérito de la gira fue que permitió explorar lo que se puede hacer en la región.

No faltó quien dijera que había que agradecer que una persona tan ocupada como Bush destinara siete días a conversar con cinco presidentes.

Un manifestante anti-Bush en México
El mundo le presta atención a Bush, pero en medio del proceso electoral, y ante un gobierno dividido, el gobierno de EE.UU. presta poca atención al mundo.

Pero uno piensa que en todo caso fueron conversaciones que no llegarán muy lejos porque el presidente de Estados Unidos, el hombre más poderoso del mundo, no podrá cumplir las promesas que hizo ni atender las peticiones que recibió en los dos años que le quedan en el cargo.

Las leyes de migración -cuyos cambios impidieron los Republicanos cuando controlaban el Congreso- no se van a alterar de manera significativa con una mayoría Demócrata.

Los acuerdos comerciales están determinados por tiempos que rebasan el período presidencial, y en última instancia también dependen del Congreso.

Lo que nadie dijo

Quizá el dato más revelador de lo que muchos pensaron sobre la gira se encuentre en la carpeta informativa que distribuyó el gobierno de México a los periodistas que cubrieron el encuentro de Felipe Calderón con George Bush.

Uno de los textos señala que, en medio del proceso de elecciones presidenciales, y ante un gobierno dividido, el gobierno de Estados Unidos prestará poca atención al mundo, con la clara excepción de Irak.

Y uno piensa que el desencuentro de esta gira se produjo porque los países que visitó Bush tienen regímenes presidenciales fuertes y están acostumbrados a que sea el presidente quien resuelva problemas, dé línea política y determine qué se hace y qué deja de hacerse.

Aunque también hay quien sostiene, discretamente o en voz alta, que el viaje de Bush buscaba también contrarrestar la influencia de Hugo Chávez en la región.

Pero Bush no lo mencionó y yo no pienso hacerlo.

Visite el nuevo blog de Miguel Molina




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen