Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 25 de agosto de 2006 - 11:32 GMT
Ecos de otra guerra
Miguel Molina
Miguel Molina
Columnista, BBC Mundo

El clima cambia y agosto se convierte en una especie de octubre inesperado en el que entre calorones previsibles y aguaceros súbitos los discursos del poder y de la diplomacia tienen ecos de voces que se oyeron en otro octubre.

Planta nuclear iraní
Irán tiene derecho a desarrollar una industria nuclear con fines pacíficos.

Pero quizá únicamente los optimistas esperaban que la lección de Irak hiciera pensar a quienes toman decisiones de vida y muerte, o hiciera reflexionar a los pueblos que las apoyan.

Mientras los optimistas esperaban que prevaleciera la bondad humana o se impusiera el sentido común, otros se preparaban para la próxima guerra.

Y todo parece indicar que la próxima guerra grande será en Irán o contra Irán.

Una de las señales de la inminencia del conflicto es el tono de urgencia con el que Occidente, es decir Estados Unidos y la Unión Europea, insisten en que Irán debe suspender sus proyectos nucleares.

Después de todo, el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares le da a Irán y a otras naciones el derecho de desarrollar una industria nuclear con fines pacíficos.

No falta quien señale que la desconfianza occidental se debe a que hubo gobiernos iraníes que durante varios años implementaron programas de investigación nuclear sin decirle a nadie, pero los iraníes no son los únicos ni serán los últimos que tengan proyectos secretos.

Dudas

La verdad es que, como muchas otras cosas, no se sabe qué han hecho, qué hacen y qué harán los iraníes.

La verdad es que, como muchas otras cosas, no se sabe qué han hecho, qué hacen y qué harán los iraníes

Las voces que se oyen en el Congreso de Estados Unidos advierten que no hay suficiente información sobre los planes de Teherán, algo que preocupa a quienes temen que se produzca otros fiasco como el de las armas de destrucción masiva que nunca aparecieron.

Y la diplomacia no parece tener mucha prisa. La oferta occidental de ayuda tecnológica a cambio de que Irán suspenda sus proyectos es tan vaga que tardaría diez años o más en concretarse, según apuntan quienes han visto las propuestas y las contrapropuestas.

Aun en caso de que el gobierno iraní aceptara los reactores y la tecnología que le ofrecen, no hay garantías de que Occidente vaya a respetar los acuerdos.

La desconfianza es mutua. Tampoco falta quien recuerde que Occidente, o al menos varias potencias occidentales que ahora quieren negociar, dieron apoyo político y armas a Sadam Husein para que atacara a Irán en la década de los ochenta.

La situación se complica más si tomamos en cuenta que las intervenciones occidentales en Afganistán y en Irak, y en general sus posiciones políticas en Medio Oriente, han fortalecido a Teherán de manera notable.

Influencia

La influencia iraní en la región es ahora mayor que en otro tiempo.

Reunión del Consejo de Seguridad
Occidente insiste en que Irán debe suspender sus proyectos nucleares.
La perspectiva política, la visión religiosa y la fuerza económica del gobierno de Mahmud Ahmedinejad y los ayatolas que lo controlan se han convertido en punto de referencia inevitable para entender lo que pasa en esa parte del mundo.

Sin embargo, también hay que recurrir a la historia, que nos permite ver con otros ojos el golpe de Estado que encabezó el shah Reza Pahlevi con apoyo de Washington, y ayuda a entender el apoyo popular al régimen del ayatola Jomeini y los que siguieron.

La posibilidad de una guerra que sin duda beneficiará a quienes la ganen también será útil para quienes la protagonicen, como se ha visto en la campaña para combatir al terror, que ignora las razones del extremismo.

Son pocos los que dudan que los conflictos de Medio Oriente tienen motivos económicos y raíces de fundamentalismo religioso que se han hecho evidentes en las dos últimas guerras. La de Irán no tiene por qué ser diferente.

Visite el nuevo blog de Miguel Molina




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen