Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 11 de agosto de 2006 - 17:32 GMT
Un poco de suspicacia
Miguel Molina.
Miguel Molina
Columnista, BBC Mundo

Un pasajero y un guardia fuertemente armado en el aeropuerto de Heathrow
Si me preguntaran, diría que todavía hay mucha gente que no confía en la información oficial
Hay temor, hay confusión, hay desconfianza, hay preocupación, hay molestia, hay varios cientos de miles de personas varadas, hay veintitantos detenidos y cinco prófugos.

Pero no hubo muertos como los treinta y tantos de ayer en Irak, ni combates encarnizados como los de Afganistán, que ya llevan días y semanas y meses, ni nada que se le parezca.

Lo curioso es que el temor, la confusión, la desconfianza, la preocupación y la molestia se deben al presunto complot que los servicios británicos de inteligencia descubrieron y neutralizaron antes de que sucediera algo terrible.

Hay temor porque al contrario de lo que ha declarado el primer ministro Tony Blair, el mundo es menos seguro que antes, como lo ilustran los casos de Irak y Afganistán, los atentados del año pasado, y el hecho de que alguien planeara atentar contra una docena de aviones británicos.

Hay confusión porque nadie sabe qué hacer ante la amenaza que representan quienes están dispuestos a morir matando en nombre de una causa, y porque los sistemas de seguridad en los aeropuertos siguen siendo vulnerables.

Desconfianza y preocupación

Hay desconfianza porque todavía no se olvida el documento que advertía que Sadam Husein podía tener listas sus armas de destrucción masiva en tres cuartos de hora, y porque ha habido errores fatales como el que le costó la vida a Jean Charles de Menezes.

Avión de British Airways visto a traves de una cerca de seguridad
Nadie sabe qué hacer ante la amenaza que representan quienes están dispuestos a morir matando en nombre de una causa, y porque los sistemas de seguridad en los aeropuertos siguen siendo vulnerables
Hay preocupación porque después de todo se han producido operativos similares al de Wood Green en 2003, cuando la policía arrestó a varias personas y tuvo que dejarlas en libertad porque no pudo encontrar nada que las comprometiera.

También hay preocupación porque hace un par de meses hubo un operativo similar en Forest Gate que terminó sin acusados, y porque lo mismo ha pasado con cientos de personas arrestadas bajo sospecha de planear atentados y otras cosas igualmente terribles.

Si me preguntaran, diría que todavía hay mucha gente que no confía en la información oficial, y que mucha gente piensa que el operativo de esta semana pudo haber sido exagerado en nombre de la imagen y las relaciones públicas.

Y tal vez a eso se debe la molestia.

A fin de cuentas, las pérdidas materiales no importan tanto como otras cosas que podrían perderse, y quizá la más importante sea la perspectiva.

Es verdad que hasta el momento quienes han cometido atentados suicidas son musulmanes, pero eso no implica que todos los musulmanes sean extremistas.

Avión a punto de aterrizar en Heathrow
Las pérdidas materiales no importan tanto como otras cosas que podrían perderse, y quizá la más importante sea la perspectiva
Y sobre todo hay que tener en cuenta que los valores occidentales que están tratando de promover Washington y Londres implican que los detenidos son inocentes hasta que no se demuestre su culpabilidad.

Hay violencia, pero no es violencia gratuita. Tratar de entender las causas que la generan no significa aceptar que tienen razón quienes la practican, y explicar sus motivos no significa estar de acuerdo con ellos.

Hoy más que nunca se necesita pensar cuidadosamente en este mal de nuestro tiempo, y un poco de suspicacia ante las versiones oficiales puede ayudar a que uno vea con mayor claridad lo que pasa.

Por desgracia, eso no garantiza que las preguntas que muchos se hacen tendrán las respuestas que muchos necesitan, con atentados o sin ellos.

Visite el nuevo blog de Miguel Molina




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen