Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 11 de junio de 2004 - 23:16 GMT
Una leyenda que no existía el viernes
Miguel Molina
Miguel Molina
Columnista, BBC Mundo

Estábamos en Scarborough. La sombra de Venus había irritado al Mar del Norte, y el ronco lamento de las bocinas que anuncian niebla estuvo sonando toda la noche. Aunque era martes seguía pensando en la vida y la muerte de Ronald Reagan.

Lo ví prácticamente todas las veces que salió en televisión en Estados Unidos desde el 25 de octubre de 1983 en que Estados Unidos invadió a Granada para proteger del comunismo a un grupo de estudiantes estadounidenses que llevaba viviendo ahí varios meses, hasta el 7 de febrero de 1985 en que me subí a un autobús que me llevó de regreso a México.

Más tarde, inevitablemente, se perdió en la penumbra que termina por envolver a quienes han sido presidentes, olvidado hasta de sí mismo, y ahí permaneció hasta el sábado en que su muerte comenzó a convertirlo en una leyenda que no existía el viernes.

Funeral de Ronald Reagan
Reagan armó el eje del mal de George Bush junior.

Se le atribuyen muchas cosas. La que más se repite es que acabó con la Unión Soviética. Yo miraba la mañana que se iba en una esquina de Scarborough oyendo tango y rumba y foxtrot, tarareando canciones que ya no le dicen nada a muchos, viendo las caras serias de las parejas que bailaban, y la bruma lo envolvía todo.

No logré recordar ni encontré ningún acto, ninguna política suya que pudiera haber destruido al monstruo que casi todos vimos. Si revisa la historia, uno termina por confirmar que la Unión Soviética destruyó a la Unión Soviética y nadie más. Los hechos dicen más que las palabras.

Lo que sí hizo Reagan fue armar al eje del mal de George Bush junior. La resistencia talibán, que antes era como fue después, y Sadam Hussein, a quien visitó Donald Rumsfeld como enviado de Reagan, y los ayatolas iraníes de aquellos años, recibieron armas y dinero de Washington. Todo, o casi todo, está documentado.

También está documentado lo que hizo Reagan en Angola y en Etiopía, y más cerca de nosotros en Granada, en El Salvador, en Honduras, en el Chile de Pinochet, en Nicaragua, con la ayuda de varios que ahora están otra vez en el gobierno. Reagan propuso y practicó una política exterior cuyas consecuencias vive el mundo ahora.

Ronald Reagan
Reagan es visto hoy como un santo político.

De Scarborough fuimos a los páramos del norte de Yorkshire. Son altas extensiones yermas al pie del cielo en las que sólo hay ovejas, arbustos, y una brisa helada. Nos detuvimos a mirar el horizonte. Poco tiempo después oímos las noticias en el radio. Todo mundo dice ahora que Reagan fue un ideólogo, un estadista, un hombre de su tiempo. Pero Reagan no decía eso. Lo que él decía era que había empezado a perder la memoria mientras conservaba el poder.

Ahora es un santo político cuyas virtudes milagrosas todo el mundo recuerda mientras hace fila para ver su féretro. Su muerte ha dado a los estadounidenses, aunque no a todos, una oportunidad de sentirse parte de algo, cierto orgullo en tiempos en los que no todos están orgullosos de lo que está pasando, y en ese sentido los unifica y les ofrece algo que nadie sabe qué es. Nadie quiere perder la oportunidad de aparecer en la historia.

Cuando llegamos a Hawnby, más allá del yermo, nos recibieron rumores de fronda y sonidos de monte, y aromas de hierbas conocidas y nuevas. Nos perseguían las noticias. Reagan era el héroe del momento. Nadie se atrevía a pensar mal del difunto porque no se puede hablar mal de los muertos. Pero sus obras hablan por ellos.

Escríbale a Miguel:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen