Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 7 de octubre de 2004 - 02:39 GMT
Verdades a medias o mentiras

Miguel Molina
Columnista, BBC Mundo

Hemos visto cómo llevaron a medio mundo a una guerra con verdades a medias y con mentiras, dice uno en tono paciente. Hemos visto cómo cambiaron lo que habían dicho, y dijeron nuevas verdades a medias y nuevas mentiras y no pasó nada.

Hemos visto cómo cambiaron lo que ya habían cambiado y tampoco pasó nada. Y siguen diciendo verdades a medias o mentiras.

Soldados de Estados Unidos examinan misiles proyectiles vacíos en Tikrit, Irak.
No se ha encontrado armas de destrucción masiva en Irak.

Lo que me asombra y me extraña y me duele y me divierte y me molesta es ver que nadie diga nada, que la gente no salga a las calles a protestar, porque el clásico advierte que la verdad tiene mil dueños, explica uno a quien lo escuche. Me entristece que haya quien les crea y los defienda.

Hay lectores que escriben con el puño en la mano, termina por admitir uno desde la sombra. Me hacen recordar la escena con claridad, como se recuerdan las cosas que no le sucedieron a uno.

Era Carnaval y había gente pasándola más bien que mal en todas partes pese al calor. Nuestro amigo estaba recargado en la barra de la cantina cuando vio venir al otro.

El otro era un señor pequeño que se acercaba sonriente viendo hacia todas partes, explica uno por otro lado. Nuestro amigo se cambió de mano la botella de cerveza y le dio con el puño al otro. Antes de que le preguntáramos, nuestro amigo nos respondió que le había pegado al otro porque se venía riendo, y terminaría riéndose de él y de nosotros y de los demás.

Después de todo, el otro Blair tenía razón. Las cosas han cambiado, concede uno. Las relaciones sociales son más tenues y la presencia del Estado vigilante es más fuerte. La historia la escriben otros, como siempre, pero las correcciones que hacen son cada vez más frecuentes y más contemporáneas.

El mundo parece a punto de ser no como es sino como otros quisieran que fuera, y todo eso está pasando ante nuestros ojos, y no pasa nada, indica uno. Lo que uno ve no es, como el otro Blair, Eric Blair, que prefirió llamarse George Orwell para contar en qué terminaría la cosa.

El experimento hizo que el Estado dejara de ser cosa de políticos y se convirtiera en asunto de gerentes. La cuestión pública pasó a manos de accionistas. Y ahí estamos, concluye uno por allá, con gerentes en los hospitales, en las escuelas, en la paz y en la guerra, sobre todo en la guerra, en todas partes.

Saddam Hussein
Saddam era una amenaza en potencia, mas no inmediata, dice el informe.

Sólo hay que leer lo que dicen y recortarlo del periódico, y ponerlo en un cajón junto con los recortes de otras cosas que hayan dicho, hasta que ya no quepan más, y entonces sacar los recortes y ponerlos en orden cronológico y leerlos para darse cuenta de que dicen verdades a medias o mentiras, recomienda uno.

Será que a la gente ya no le importa. Puede ser, porque en cada elección son menos los que van y votan por alguien o por algo, se pregunta y se responde uno. La democracia se está volviendo cosa de unos cuantos que se toman la molestia y todo lo demás por añadidura; muchos piensan que no vale la pena meterse en esas cosas mientras lo esencial no falte.

Pero es demasiado tarde, descubre uno, es demasiado tarde.


Escríbale a Miguel:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen