Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 29 de septiembre de 2004 - 23:36 GMT
Pelar una naranja con los dedos

Miguel Molina
Columnista, BBC Mundo

De vez en cuando no se puede pensar en el futuro. Puede ser falta de ganas, cansancio, ira, desencanto, miedo, cualquier cosa, pero el momento siempre aparece en que viene un humor semejante a la nostalgia y lo deja a uno con deseos de que ya sea jueves para ser feliz.

Naranjas
Naranjas, para que Miguel vuelva a ser feliz.

Cuando me viene ese humor voy y pelo una naranja con los dedos. El perfume que brota de la fruta me reanima y me hace pensar en otro tiempo en que las cosas eran no como fueron sino como uno hubiera querido, como a los comensales de Heston Blumenthal.

Su restaurante se llama Fat Duck, y hace comida pero a la vez hurga en los rincones y los recuerdos que cada quien conserva, porque ve a la cocina y al comedor desde un lado en el que la ciencia se instala en los sartenes y las cacerolas.

Hay que salir de Londres para ir al Fat Duck, y negociar la carretera A308 hasta Bray, no muy lejos de Maidenhead, de Slough ni de Windsor ni de Londres. Puede verse claramente su letrero a mano derecha cuando uno llega a Bray, junto al hotel Hinds Head. El restaurante ocupa el segundo lugar entre los mejores de Europa.

Tomemos por ejemplo lo que Blumenthal ofrece a los indecisos, los tibios, los arriesgados, los conocedores. La prueba de los principiantes cuesta unos cien euros y tiene de todo, literalmente de todo, hasta cosas que nadie pensaba que pudieran cocinarse juntas.

Comienza con gelatina de ostras y kiwis y lima e infusiones, y un gazpacho de mostaza y lavanda y repollo rojo, jalea de codorniz con chaucha molida y crema de langostino. Siguen jamones curados de bellota durante veinticuatro meses, higaditos con almendra, cereza y manzanilla, y salmones con regaliz.

Y macarela con achicoria en aceite de oliva y mejillones cubiertos de polen y a la plancha con nabos molidos. De postre hay lichis y mangos en caramelo cremoso con jalea de grosellas negras con pimienta verde, y helado de tocino con huevo y mermelada de tomate.

Restaurante Fat Duck
Pero es bueno saber que Blumenthal sigue buscando el origen del gusto, aunque no logre capturar los recuerdos que ese sentido evoca, como el olfato o el tacto

Aunque uno se niegue a creerlo, unos huevos fritos saben igual si se comen como huevos fritos o como helado de huevos fritos, y esa es una de las cosas que estudia Blumenthal a la vez que deslumbra el paladar de quien come de su cocina, o al menos eso dicen.

El chef busca los sabores que uno recuerda de la infancia y trata de reproducirlos en otras formas que sigan provocando antojo aunque el ojo no vea lo que la memoria espera, y para eso cuenta con Peter Barham, que ha estudiado casi todo lo que puede hacerse en una cocina.

La curiosidad me mata y me aterra. Quisiera ir al Fat Duck y probar lo que tiene, aunque tal vez no haya descubierto un nuevo modo de hacer mole, que es la salsa madre de todas las salsas y se prepara con siete tipos de chile y chocolate y almendras si uno se pone estricto con el recetario, y otros ingredientes que nunca son iguales.

Otras cosas, como las longanizas del Chico, que El Chico preparaba a la vuelta de la esquina, o como el pan de Pepe, que yo lograba pescar cuando Pepe lo sacaba del horno en las madrugadas, dependen del aroma tanto como del sabor, y hasta la fecha sigo pensando que son irrepetibles e inimitables.

Lo mismo pasa con las trompadas de Maricoca, mi primera maestra, dulces de panela que preparaba sorbiendo tecitos con leche mientras Fira nos preguntaba el catecismo del padre Ripalda, cuando el mundo era joven y dios no era como es ahora.

Pero es bueno saber que Blumenthal sigue buscando el origen del gusto, aunque no logre capturar los recuerdos que ese sentido evoca, como el olfato o el tacto, y su experimento quede sentenciado a servir como advertencia de lo que pudimos haber sido y confirme lo que somos, seres que pueden ser felices cuando pelan una naranja con los dedos.


Escríbale a Miguel:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen