Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 18 de agosto de 2004 - 23:09 GMT
Sencilla propuesta sobre dopaje
Miguel Molina
Miguel Molina
Columnista, BBC Mundo

Dopaje en el mundo del deporte.
El dopaje ha sido un tema recurrente en el deporte.

Hace años también había guerra pero se hablaba de amor y paz y muchos consumían sustancias que entonces todavía ni siquiera eran ilícitas. Habrá quien diga que solamente se trataba de sustancias naturales que permitían asomarse al interior de uno mismo. Habrá quien piense lo contrario. Todos sabemos qué pasó.

Por esos años, puede ser que un poco después, don Raúl Prieto (el escritor mexicano conocido también por su alter ego Nikito Nipongo, de pluma acerba y humorosa) ofreció al mundo el remedio para acabar con la corrupción. Era una doctrina extrema a la que llamó Movimiento Atlántico-Pacífico, o Matlapaci.

Consistía en arrojar al Atlántico, o a cualquier mar cercano, a todos los extranjeros que vivieran en un país, y al Pacífico, o al océano correspondiente, a todos los ciudadanos de ese país, con lo cual sólo quedarían los perros y otros animales y la corrupción desaparecería con los corruptos.

Kostas Kenteris y Katerina Thanou, atletas griegos
Kostas Kenteris y Katerina Thanou se retiraron de los Juegos Olímpicos Atenas 2004 tras no someterse a pruebas antidopaje.

No he podido olvidar ni esos tiempos ni la propuesta de don Nikito. Mucho menos ahora que leo sin creer los lamentos del Comité Olímpico Internacional (COI) sobre el número de atletas que consumen sustancias ilegales para mejorar su rendimiento sin que nadie pueda evitarlo.

Desde que el deporte se convirtió en un negocio, la necesidad de vender la imagen de los deportistas para que a su vez vendieran productos aumentó al grado de que -como con la corrupción- todos expresan preocupación por el problema pero nadie hace mucho para impedirlo o ponerle remedio.

Hay leyes, dirán unos. Hay espíritu deportivo, dirán otros. Hay sanciones, dirán otros más, moviendo la cabeza ante mi ignorancia. El caso es que ni las leyes ni el espíritu deportivo ni las sanciones sirven de mucho porque, como el propio COI admite, cada vez se detectan más atletas tramposos y cada día nace una sustancia indetectable.

Ben Johnson gana los 100 metros en Seúl 88. Luego sería despojado de la medalla.
El caso de dopaje de Ben Johnson (primero a la izq.) fue uno de los más conocidos.

Cansado del asunto, he decidido proponer un remedio severo pero ejemplar que guarda alguna semejanza con el Matlapaci de don Nikito, aunque no tanta porque no todos los países tienen costas, y porque no en todos es tan necesaria esta medida.

Consiste en que a partir de este año cualquier atleta que consuma sustancias ilegales o que se niegue por tres veces consecutivas a pasar una prueba sea expulsado para siempre del deporte, igual que su entrenador si se comprueba complicidad, y que a la federación deportiva de su país se le imponga una multa verdaderamente sustancial y onerosa.

La ley es dura pero es la ley, y el fin justifica los medios si se aplica tan duramente para limpiar el deporte, que en un año o dos quedaría libre de tramposos y de quienes los entrenan y de quienes los consienten. Además, por razones obvias, sería emocionante ver si pueden superarse los récords mundiales que se han establecido.

Es verdad que las federaciones sufrirían desmedro económico, porque los récords rotos y los superhéroes sirven para vender y generan ingresos, pero eso es lo de menos, porque ni las organizaciones ni nadie volverían a preocuparse de futuras manchas en el espíritu deportivo. Pero tal vez no sea tan sencillo porque, si fuera tan sencillo como parece, el COI ya lo habría hecho y no estaría lamentando lo que lamenta.

El atleta estadounidense Tim Montgomery.
Tim Montgomery, quien tiene el récord de los 100 metros, no se presentó en Atenas porque está siendo investigado.

Y uno no estaría pensando lo peor, ni se atrevería a admitir abiertamente que todo tiempo pasado fue a todas luces mejor, porque entonces se trataba de contemplación y gusto y ganas de ser y de hacer, y no de músculo y sudor y dinero y reflectores.

Tampoco darían ganas, como ahora, de que quien leyera estas líneas escribiera al COI y propusiera que alguien hiciera algo para acabar con el dopaje deportivo, ya que no se puede hacer mucho con la corrupción, y que de pronto alguien hiciera algo.


Escríbale a Miguel:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen