Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 5 de agosto de 2004 - 21:10 GMT
Todo por servir se acaba
Miguel Molina
Miguel Molina
Columnista, BBC Mundo

La idea era sencilla. Uno aportaba parte de su salario a un fondo que servía para que quienes se habían retirado pudieran seguir viviendo, y los que venían detrás aportaban para que uno se retirara en paz a disfrutar de alguna vida, y así sucesivamente.

Jubilado
Quienes ya no trabajan representan una carga que alguien más debe asumir.

Eso pensaban quienes llegaron a la conclusión de que la solidaridad social es uno de los valores que hace que todo lo demás valga la pena en un Estado, que desde el principio se definió como un grupo de personas que -como señala el clásico- compartían un territorio, una historia, reglas y leyes y el propósito de ser felices.

Pero ni la felicidad ni la organización social duran para siempre. El Estado solidario que velaba por el bienestar de quienes vivían en él y lo hacían posible, sobre todo por el bienestar de quienes habían dedicado su vida a producir y esperaban una vejez descansada, no duró ni cinco siglos. Para finales del siglo XX la realidad era otra, o tal vez era la misma pero no nos habíamos dado cuenta de cómo era.

Quizá este rompimiento del compromiso ético más profundo que puede hacer un pueblo se nota con trágica claridad en las pensiones de retiro. Yo asistí con congoja a sesiones del Congreso uruguayo en que se debatió el fin de la solidaridad social a principios de la década pasada, y he seguido con la misma congoja debates similares en otros países como México, Bolivia, Rusia y el Reino Unido.

El argumento es que cada vez hay más jubilados a los que hay que pagarles más, y las aportaciones no alcanzan. Las finanzas de los sistemas de pensiones están muy presionadas y hay que hacer algo antes de que se vengan abajo. No les creo. La solución que dicta el neoliberalismo es privatizar el Estado, vender poco a poco un bien que no es de nadie porque es de todos, siempre en nombre de un futuro que no llega.

Lo que se hizo en Gran Bretaña, lo que se está haciendo en México, se repite en otros países y repite lo que se ha hecho en otros países: básicamente, cada quien tiene que rascarse con sus propias uñas, porque en eso consiste el capitalismo. Los mercados no conocen la solidaridad.

Protesta contra la nueva ley, Moscú.
La gente sale a protestar cuando ve que corre peligro su sistema de pensión.

No hay que llegar a viejo para entender que las empresas privadas que manejan las cosas públicas lo hacen por interés económico, y que en cuanto vean en peligro su dinero -es un decir, porque se trata del dinero de uno que está en sus manos- primero pensarán en su propio beneficio y después también. Pero manejan cosas que no tienen repuesto, y el daño que pueden causar es infinito.

Por eso la gente sale a protestar y llena las calles y tarde o temprano va y vota, aunque cada vez menos porque está ocupada tratando de vivir con un pie en hoy y otro en mañana. El escéptico que uno lleva dentro no tardará en decir que además no importa porque también los gobiernos están en vías de extinción, y que un día sólo habrá administraciones públicas propiamente dichas, aunque no lo veamos.

El cínico sonríe y dice que lo más probable es que no pueda hacerse mucho por evitarlo. Desde que murió la ideología, izquierda y derecha son sólo palabras y los partidos son grupos cuya diferencia estriba en que se llaman de diferente modo. Desde un punto de vista financiero quienes ya no trabajan representan una carga que alguien más debe asumir, porque la vida ya se trata de clientes y prestadores de servicios.

No sé qué dirán quienes lean estas líneas que estarían garrapateadas si no las hubiera escrito con una computadora. Así es la vida. Todo por servir se acaba.


Escríbale a Miguel:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen