Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 21 de febrero de 2004 - 17:31 GMT
Dos años presos
Miguel Molina
Miguel Molina
Columnista, BBC Mundo

Imagine que lo detienen, lo echan boca abajo en el suelo, le ponen una bota en la espalda mientras le apuntan con rifles automáticos y le gritan órdenes en un idioma que no comprende. Su familia mira la escena y grita. A ellos también les apuntan y les gritan que se callen, mientras otros riegan en el piso lo que había en los cajones y en los armarios, en busca de quién sabe qué cosa.

Imagínese pasar de la guerra en Afganistán...

Imagine que le amarran las manos con un pedazo de plástico que se le clava en la carne, y le ponen una capucha y lo levantan y a empujones lo echan dentro de un vehículo, y se van con usted sin decir a dónde ni por qué ni cuándo volverá a ver lo que la capucha ya no lo deja ver.

Imagine que lo encierran, lo interrogan, le preguntan cosas que no comprende o que no sabe, no lo dejan dormir y aunque lo dejaran no podría, y no sabe por qué está ahí, y le da miedo, le da mucho miedo. Una noche, un amanecer, una tarde, una mañana lo sacan de la celda y le dicen que se ponga un traje anaranjado.

Imagine que no sabe a dónde lo llevan porque le pusieron unas gafas que no lo dejan ver. Las cadenas de los pies hacen que camine torpemente. Va con otros que lo jalan y lo empujan porque tampoco pueden ver y también van encadenados. Se oye como si lo llevaran a un avión, aunque lleva los oídos tapados, y sabe que lo llevan a un avión cuando sube la rampa, aunque jamás haya estado dentro o cerca de una cosa de ésas.

Campo X, Guantánamo.
...a una jaula en el Caribe.

Imagine que el avión despega, que pasa el tiempo aunque no parezca, porque en el dolor y en la oscuridad el tiempo es sólo una sensación viscosa, y que trece mil kilómetros después, aunque usted no lo sepa, descienda usted, y sus compañeros de viaje y sus guardianes, a una tierra caliente que huele a mar y a combustible.

Imagine que lo bajan del avión, lo suben a otro vehículo, lo bajan, lo llevan, lo arrodillan en la grava para que alguien le tome una fotografía que no ha visto ni verá aunque le haya dado la vuelta al mundo, y lo ponen en una jaula rodeada de alambrados.

Imagine que ha comido y tiene hambre, que ha bebido y tiene sed. No sabe qué hora es ni que día es ni donde está usted ni dónde está el resto de mundo. Hay luz de día y de noche y de pronto todo es diferente aunque siga siendo igual.

Imagine que con usted hay británicos, franceses, belgas, daneses, suecos, alemanes, españoles, y que -como usted- nadie sabe dónde está hasta que alguien les dice que el cielo y el aire y el mar son de Cuba. Quién le iba a decir que un día estaría en Cuba.

Campo X, Guantánamo.
Imagínese el horror.

Imagine que pasa el tiempo aunque no parezca pasar. Se cumplen dos años. Un día se entera de que lo acusan de terrorismo, de que consideran combatiente ilegal, de que tal vez lo procesen aunque nadie sepa cuándo, y de que su abogado, si es que lo tiene, no puede hablar con usted ni ver detalles de la acusación.

Imagine que cada vez que lo sacan de su jaula tiene que ir esposado y con grilletes, acompañado por dos guardias que lo sujetan de la cadena que le ata la cintura, y que cada carta que escribe está sujeta a censura, como el resto de sus escasísimos contactos con el mundo exterior.

Imagine que una mañana, una tarde, una noche, abren su jaula, lo esposan, lo suben a un avión, lo llevan a su país, y lo entregan a la policía, que poco después se ve obligada a dejarlo en libertad porque no hay pruebas de que usted sea el criminal que dicen, como no había hace dos años.

Imagine que quienes lo detuvieron en esas condiciones siguen diciendo cada vez que pueden que representan todo lo bueno que hay en el mundo, y que invadieron su país para que hubiera democracia y se respetaran los derechos humanos. No sonría, pero tampoco llore.


Escríbale a Miguel:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen