OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 27 de febrero de 2009 - 16:11 GMT
EE.UU. abre los ojos a la narcoviolencia
Lourdes Heredia, BBC Mundo, Washington
Lourdes Heredia
BBC Mundo, Londres

Vea el video en otra ventana

¿Cómo obtener flash?

Mexico, "un estado fallido". La polémica se avivó esta semana, pero el tema lleva varios meses: en un informe de 2008, el Departamento de Defensa de Estados Unidos advierte del riesgo de un "colapso" rápido del país vecino. Este jueves, el presidente mexicano, Felipe Calderón, rechazó esta posibilidad y aseguró que el gobierno tiene control sobre todo su territorio.

Es sólo una frase dentro del informe "Joint Operating Environment 2008", confeccionado por el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas. "En términos de los casos más catastróficos para el Comando Conjunto, y para el mundo, dos grandes e importantes Estados deben ser considerados como riesgo de colapso rápido y repentino: Pakistán y México", dice el documento en el apartado titulado "Estados débiles y fallidos".

Sin embargo, expertos en EE.UU. consultados por BBC Mundo le restaron importancia a la frase, indicando que México no es un "Estado fallido", pero destacando que la percepción en Estados Unidos sobre la narcoviolencia en el país vecino cambió considerablemente en los últimos meses.

Armas y drogas incautadas.
El gobierno mexicano siempre se ha quejado de las armas que llegan de EE.UU.
Los analistas indicaron que el prefacio del informe aclara que las conclusiones son de "naturaleza especulativa y no se propone predecir lo que va a pasar en los próximos 25 años".

"El informe no se puede ver como un reflejo de la opinión del gobierno estadounidense. Nadie que sigue la situación en México piensa que el gobierno está a punto de colapsar", señaló Michael Shifter, vicepresidente del Diálogo Interamericano.

Stephen Donehoo, experto del centro de estudios McLarty Associates, coincide: "es una situación difícil, pero en Washington nadie cree que está en riesgo, de ninguna manera, el gobierno mexicano".

Por su parte, la experta en México del WOLA, Washington Office for Latin America, Maureen Meyer aseguró que el documento refleja más bien el hecho de que ahora EE.UU. está tomando más en serio la violencia del narcotráfico.

"Hay más reconocimiento en la administración de Obama y en el nuevo Congreso sobre la necesidad de hacer más para enfrentar la narcoviolencia, en particular, hay varias iniciativas para reducir el flujo de armas hacia México (que van más allá de la Iniciativa Mérida", explicó Meyer.

¿Es hora de hacer algo?

En este sentido es evidente que hay un cambio en la retórica de los funcionarios estadounidenses.

Tan sólo esta semana varios funcionarios han expresado su preocupación.

Janet Napolitano, Secretaria de Seguridad Interna, le dijo a los legisladores estadounidenses que la violencia relacionada con las drogas en México ha aumentado de tal manera que se ha convertido en una de sus prioridades.

"México tiene actualmente problemas de violencia que han llegado a un grado y nivel muy distintos, sin precedente", destacó Napolitano en su primera audiencia ante la comisión de seguridad interna de la Cámara de Representantes.

El miércoles el Departamento de Justicia informó sobre el arresto de más de 700 sospechosos en una serie de redadas como parte de una campaña para frenar la actividad de los carteles mexicanos del narcotráfico que operan dentro de Estados Unidos.

Eric Holder, el fiscal general, también afirmó que los carteles mexicanos son una amenaza a la seguridad nacional y prometió que EE.UU. hará algo para controlar el flujo de armas a México.

"Como el presidente Barack Obama indicó durante la campaña, hay algunos cambios respecto a las armas que nos gustaría llevar a cabo, entre ellos la reimplantación de la prohibición de venta de armas de asalto", señaló el funcionario.

Washington tiene que dar la mano

"Es sorprendente lo rápido que México se movió en la agenda de la política exterior de EE.UU.", comentó Michael Shifter.

Para el experto del Dialogo Interamericano es claro que "hace seis meses, la violencia en ese país se percibía como un problema menor, ahora es de gran preocupación e incluso hay alarma".

Shifter espera que este interés de los funcionarios se traduzca en una ayuda concreta de EE.UU. hacia México, que vaya más allá de la Iniciativa Mérida.

Efectivos del ejército mexicano
El gobierno puso en las calles a 45.000 soldados en el país para combatir al crimen organizado.
"Mérida es un primer paso, pero se necesita ir mucho más lejos. Por ahora hay señales que la administración de Obama esta considerando seriamente la manera de controlar el paso de armas, pero también tiene que hacer un esfuerzo para que caiga la demanda de drogas en este país", enfatizó el experto.

Por ahora en el Congreso se están analizando varias iniciativa. Es difícil predecir que tan lento será el proceso legislativo, pero no cabe duda que la presión de los estados fronterizos puede acelerar los trámites.

La próxima semana el jefe del Estado Mayor Conjunto, el almirante Mike Mullen, viajará a México.



NOTAS RELACIONADAS
¿Cuándo es fallido un Estado?
27 02 09 |  América Latina
"México no es un estado fallido"
27 02 09 |  América Latina
Mega operativo golpea narcos en EE.UU.
26 02 09 |  Internacional
Narcoviolencia se filtra a EE.UU.
24 02 09 |  Mundo USA
Polémica por ejército llega a las calles
18 02 09 |  América Latina
México: gran decomiso
16 02 09 |  América Latina
Arrestan a narco en Cancún
12 02 09 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen