OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 11 de febrero de 2009 - 18:40 GMT
Patrullas chavistas por el "Sí"
Claudia Jardim
BBC, Caracas

Partidarios del "Sí" en Venezuela
La propuesta será sometida a referendo el próximo domingo.
Con una lista en la mano, llamando de puerta en puerta, cientos de miles de venezolanos simpatizantes de Hugo Chávez están realizando un trabajo de "hormiga" para ayudar a que se apruebe la enmienda constitucional que permite la reelección indefinida de los cargos públicos del país.

La propuesta será sometida a referendo el próximo domingo.

La aprobación de la enmienda permitiría al mandatario venezolano presentarse a un tercer mandato en 2012.

De manera voluntaria, la tarea de estos activistas llamados "patrulleros" es garantizar que todos los electores chavistas acudan a las urnas.

"Muchos cantan victoria antes de tiempo y no van a votar. Otros están desanimados y nuestro trabajo es movilizar a la gente, mostrarles la importancia de este referendo para la revolución", le explica a la BBC Josefina Hernández, líder comunitaria y jefa de las patrullas del sector de San Juan, en el Barrio de San Martín de Caracas.

Abstención

Uno de los desafíos en este referendo, tanto para el gobierno como para la oposición, es disminuir la abstención.

Las últimas encuestas señalan que el gobierno lidera la intención de voto, aunque por un estrecho margen.

Partidarios del "No" en Venezuela
Las últimas encuestas señalan que el "Sí" lidera la intención de voto.

Según una encuesta de la consultora Datanálisis, un 51,5% de los venezolanos apoya el fin del límite a la reelección, mientras un 48,1% rechaza la propuesta.

Los seguidores de Chávez calculan que la abstención provocó la pérdida de más de tres millones de votos en apenas un año.

En 2006, Chávez fue reelegido con más de 7,3 millones de votos, pero en el referendo sobre la reforma constitucional de 2007, en el que gobierno salió derrotado, apenas 4,3 millones de personas votaron a favor de la propuesta gubernamental.

En este mismo periodo, la oposición conquistó apenas entre 100.000 y 200.000 votos más, lo que señala que los tres millones de electores chavistas no apoyaron a los opositores, sino que no acudieron a las urnas.

Pero a finales de 2008 el oficialismo recuperó un millón de votos en las elecciones regionales, llegando a los 5,5 millones de sufragios. Ello permite apostar a Chávez que ganará el referendo del próximo domingo.

"Conocemos a todo el mundo"

Josefina Hernández dice que esta vez "no dejarán escapara la victoria" como ocurrió en 2007.

"Ahora el pueblo es consciente y sabe lo que quiere", afirma Hernández.

Conocemos a todo el mundo y sabemos quien es chavista y quien no. Así hacemos un mapa completo de la comunidad y sabemos con cuantos votos podemos contar
Nemia Martínez, patrullero

Cada activista es responsable de localizar a diez electores de su barrio, realizando una especie de censo.

"Conocemos a todo el mundo y sabemos quien es chavista y quien no. Así hacemos un mapa completo de la comunidad y sabemos con cuantos votos podemos contar", explica el artesano Nemia Martínez, un patrullero de 59 años.

El día del referendo los patrulleros deben ir al centro de votación del cual están encargados y asegurarse de que el grupo de electores que está bajo su responsabilidad vota. Después informan al oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) de los resultados a boca de urna.

De acuerdo con el PSUV, más de un millón de patrulleros están trabajando en la campaña.

"Es difícil hacer campaña en los edificios. La clase media no quiere saber nada de la revolución. No abren la puerta. Nuestros votos vienen de la periferia", explica la patrullera Ninuska Mendoza.

Mapa de la comunidad

Barrio marginal de Caracas
Chávez cuenta con el apoyo de los habitantes de los barrios más pobres, según sus simpatizantes.

Cuando suben una de las calles del marginal barrio de San Agustín, los patrulleros son abordados por una mujer que les pide ayuda para llevar a su marido al centro electoral el próximo domingo.

"Acaba de salir del hospital y no camina", explica Amparo Giraldo, quien insiste para que el grupo vaya a visitar a su marido.

La pareja vive precariamente en un garaje que han transformado en casa. En la cama, Luís Cerezo -quien debe someterse a sesiones semanales de radioterapia- dice que no puede dejar de votar este domingo.

"Nuestra revolución ha de continuar y yo confió en Chávez", afirma mientras escucha un discurso del presidente venezolano trasmitido en directo por la televisión estatal.

Los patrulleros se despiden de Cerezo con la promesa de ir a buscarlo en coche el domingo para llevarlo a un centro de votación.

"Uso de la maquinaria"

Para la oposición la campaña se ha visto marcada por los desequilibrios debido al uso de la maquinaria estatal por parte de los partidarios del "Sí".

Hugo Chávez
Chávez quiere evitar que la oposición "hable de fraude".

Durante una reunión de su gabinete, Chávez argumentó este martes que "es obligatorio" para la revolución garantizar una victoria amplia para evitar que la oposición "hable de fraude".

"Todo el mundo a votar. Que no quede un solo hombre honesto sin votar por el Sí", dijo el mandatario.

"Trabajamos en el contexto de una campaña desigual y abusiva, pero lo hacemos con la convicción de que ejerciendo el voto ganaremos y defenderemos el derechos de los venezolanos", afirmó en un a entrevista el opositor Leopoldo López, ex alcalde del municipio de Chacao.

La campaña de la oposición se basa en programas y anuncios de televisión transmitidos en los canales opositores al gobierno, mensajes de texto por internet y teléfono y el reparto de octavillas en los semáforos.

Un tipo de campaña que no puede compararse a la del gobierno, que más allá de los recursos, cuenta con una propaganda permanente liderada por el propio presidente.

"No es No"

En el metro de Caracas, me encuentro con un grupo de estudiantes que distribuyen folletos contrarios a la enmienda constitucional y abordan a los pasajeros con panfletos que rezan "No es No".

Cordialmente los pasajeros aceptan la propaganda, algunos con agrado y otros no tanto.

Partidaria del "No" en Venezuela
Los contrarios a la enmienda afirman que no quieren que Chávez sea presidente de por vida.

El clima amistoso cambia cuando una pasajera rehúsa el folleto al afirmar ser partidaria del "Sí".

Era lo que faltaba para empezar un acalorado debate en el vagón.

"No me voy a rebajar a discutir con usted", le dice el estudiante.

La pasajera chavista responde: "Claro, la burguesía tiene miedo de los pobres, ¿no es así?"

Y el joven contesta: "Ustedes no entienden que quien tiene dinero luchó para ello".

La mujer insiste: "Eso fue a costa de la miseria de la mayoría".

En unos segundos todos en los pasajeros empiezan a discutir. De un lado los que defienden las "misiones (programas) sociales" del gobierno y del otro los que afirman que no quieren que Chávez sea presidente de por vida.

La disputa se termina cuando el tren se detiene en la estación de Capitolio, en el centro de la ciudad.

Los chavistas descienden cantando a coro "Uh, ah, Chávez no se va".

Dentro del vagón los estudiantes insisten "No es No".

Vea el video en otra ventana

¿Cómo obtener flash?



NOTAS RELACIONADAS
Venezuela: arrecia campaña
07 02 09 |  América Latina
Chávez: "Hasta el 2019"
03 02 09 |  América Latina
Chávez celebra década en el poder
02 02 09 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen