OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 17 de enero de 2009 - 13:05 GMT
Un mensaje directo a Chávez
Jana Beris
Jana Beris
Jerusalén

Venezolanos protestan en Israel
Ilana Bierman llegó a Israel desde Caracas hace un año.

No fue una manifestación multitudinaria sino de un pequeño grupo de personas.

Pero los venezolanos residentes en Israel que se reunieron frente a la embajada de su país natal en la ciudad de Hertzlia Pituaj tenían bien claro el mensaje que querían enviar al presidente Hugo Chávez: creen que la reciente ruptura de relaciones diplomáticas con Israel no aporta nada para alcanzar la paz, sino que aumenta el odio, además del antisemitismo en su propio país.

Desde que Chávez expulsó al embajador israelí, la foto del presidente de Venezuela y la bandera de ese país se han convertido en símbolos en las manifestaciones que se han llevado a cabo en varios países para condenar la ofensiva de Israel en Gaza.

Chávez llegó a decir que la ofensiva israelí en el territorio palestino es un genocidio contra civiles inocentes.

"Esas medidas diplomáticas unilaterales hacen un flaco favor a cualquier posibilidad de paz real en Medio Oriente y no aportan ninguna solución concreta", le dijo a BBC Mundo David Toper, residente desde 2004 en Israel y uno de los organizadores de la manifestación.

Venezolanos protestan en Israel
Algunos venezolanos judíos se sienten "abandonados por el presidente".

Ilana Bierman, quien llegó a Israel desde Caracas hace un año, lleva un cartel con el texto: "No todos los venezolanos apoyan a Hamas".

Le resulta importante dejar en claro que la posición oficial que está adoptando el mandatario no debe ser tomada como reflejo de todo el país.

"No creo que la posición del presidente represente a la mayoría. Crea odio hacia los israelíes y contra la comunidad judía de Venezuela, que ha vivido represalias de todo tipo, como graffitis en las sinagogas y negocios judíos, algo que no se había visto nunca. Un odio que no había existido antes".

En el mismo espíritu, Eddy Sedaka, de 22 años y residente en Israel desde hace algo más de dos años, cuenta que el ambiente creado en Venezuela, según él por la política del presidente Chávez, ha influido en su decisión de irse de allí.

Ofendidos

La sensación al hablar con estos venezolanos israelíes es que, además de sus críticas a Chávez por su apoyo a Hamas y su ruptura con Israel, están ofendidos a nivel personal.

Jennifer Zitser y Ilana Bierman
Jennifer Zitser e Ilana Bierman entregaron una carta de protesta para Chávez.

"Que no se olvide el presidente que no sólo tiene israelíes en Venezuela sino que tiene venezolanos en Israel", le dijo Sedaka a BBC Mundo.

"Nos sentimos abandonados por el presidente", añadió.

Lo mismo dice que siente Jennifer Zitser, de 26 años, quien llegó hace un año a Israel.

"Yo me sigo sintiendo venezolana. Viví 25 años de mi vida allí, toda mi familia está allí y a mí no me gustaría sentir que tengo que elegir. Sigo siendo venezolana, soy judía, y ahorita Chávez nos está llevando a una situación que antes no había existido en Venezuela. Antes ni sabían qué era un judío y ahora nos identifican como 'el que mata palestinos'", asegura.

Jennifer se siente ofendida porque aunque hace una semana avisaron que vendrían a la embajada, nadie salió a recibirlos.

Encargado de negocios de venezuela, Roland Betancourt
Betancourt prometió que la carta llegaría a manos del presidente.

Más tarde, previo trámite ante la recepción del edificio y una llamada telefónica a la embajada, dos policías escoltan a Jennifer Zitser e Ilana Bierman hacia arriba...sin las pancartas. La intención de ellas es entregar una carta de protesta que llegue directamente a manos de Chávez.

"Nos recibieron primero los recepcionistas y luego el encargado de negocios, Roland Betancourt", nos cuenta Bierman al regresar.

"Escuchó nuestras palabras, tuvo una posición bastante pro palestina, diciendo que apoya las posiciones de Chávez, que Venezuela siempre ha tenido una posición por la paz. Explicamos nuestro punto de vista y él dijo que estaba completamente en desacuerdo con nuestra posición. Pero nos escuchó y prometió que la carta llegaría a manos del presidente".

El miedo a los cohetes

Entre los presentes en el grupo, un hombre bastante callado llega de una realidad especial: la de las alarmas y misiles que caen sobre la ciudad en la que vive desde hace casi 29 años, Beer Sheba. Es Jacob Fereres, de 47 años, y pide que su mensaje llegue a Caracas.

Jacob Fereres
No es nada agradable vivir bajo los misiles (de Hamas). Ayer cayeron seis y hubo heridos. Hay un niño de 7 años que está luchando por su vida todavía. Está en el hospital con una esquirla en el cerebro
Jacob Fereres

"No es nada agradable vivir bajo los misiles. Ayer cayeron seis y hubo heridos. Hay un niño de 7 años que está luchando por su vida todavía. Está en el hospital con una esquirla en el cerebro. Su madre también está mal herida".

Se le entrecorta la voz. "Me duele hablar de esto. Es una lástima. Este mismo dolor lo siento también por el pueblo palestino, de igual manera. Esa gente está sufriendo mucho por los extremistas en su propio pueblo".

"Estamos casi todo el tiempo corriendo a los refugios. Y si no ha habido más muertos y heridos es porque todo el pueblo de Israel ha sido bien educado para este tipo de acciones. Se saben proteger. Se ha sabido construir refugios para la gente para que se protejan en estos casos", añade.

Hablando de comparaciones, Dov Cohen, de 34 años, residente desde hace 14 años en Israel, pide hacerlo con algo sucedido precisamente al lado de Venezuela.

Venezolanos protestan en Israel
Los manifestantes creen que Chávez "debe hacer algo por la paz".

"Creo que la política exterior de Venezuela no puede tener dos voces. Cuando ocurrió el ataque de Colombia a Ecuador, el presidente Chávez gritó que la soberanía de Ecuador no puede ser violada y eso es entendible", asegura.

"La soberanía de Israel está siendo violada desde hace ocho años y ahora nos estamos defendiendo. Y no puede ser que en este caso el presidente Chávez no diga nada y no sólo eso, sino que cuando nos defendemos somos los malos de la película", dice.

Avi Haler, de 45 años, está hace casi una década en Israel y recuerda con dolor "las buenas relaciones entre Israel y Venezuela desde la creación del Estado, durante 50 años, hasta la llegada de Chávez al poder".

Su mensaje, que es el de todos los reunidos, es tajante: "Que aporte soluciones, que no cree más conflictos. Ya hay suficiente odio en este mundo. Si quiere realmente hacer algo, que haga algo por la paz".



NOTAS RELACIONADAS
Chávez, el héroe de los palestinos
13 01 09 |  América Latina
Gaza: más ataques, más víctimas
06 01 09 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen