OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 5 de diciembre de 2008 - 18:12 GMT
A 30 años de la guerra que no fue
Max Seitz
BBC Mundo, Cono Sur

Anuncio que agradece al cardenal que envió el Vaticano a hablar de paz.
En la región, algunos le siguen agradeciendo al Vaticano el mediar la paz.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, y su par chilena, Michelle Bachelet, conmemoraron este viernes los 30 años de la mediación papal que evitó una guerra entre ambos países por la soberanía de una zona del Canal de Beagle, en el extremo sur del continente.

En su primera visita oficial a Chile, Fernández fue recibida por Bachelet en Punta Arenas, a unos 3.000 kilómetros al sur de Santiago.

Luego, las dos mandatarias se trasladaron a Monte Aymond, una zona fronteriza en el extremo sur de la provincia argentina de Santa Cruz.

TESTIMONIO DE UN SOLDADO CHILENO
Yanko Cataldo

Allí encabezaron una ceremonia para ratificar la amistad entre ambos países, durante la cual colocaron la piedra fundamental de un monumento por la paz, para cuya construcción se realizará un concurso de artistas supervisado por una comisión binacional de cultura.

Durante el acto, Fernández relacionó la escalada bélica por el Canal de Beagle con el hecho de que Argentina y Chile tenían gobiernos militares, los de Augusto Pinochet y Jorge Rafael Videla.

"Mucho tuvo que ver que se haya llegado al límite de la guerra el que no hubiera gobiernos ungidos por la voluntad popular. Le damos una definitiva vuelta a una página de la historia que no escribieron los pueblos", dijo.

Por su parte, Bachelet destacó: "Hoy nos reunimos para celebrar la paz".

En la ceremonia participaron tropas del comando conjunto "Cruz del Sur", una fuerza argentino-chilena destinada a operaciones de paz de las Naciones Unidas. Los efectivos rindieron honores a las dos presidentas.

"Objetivo cumplido"

Payaso con banderas de Chile y Argentina
La celebración empezó desde que Cristina Fernández aterrizó en Chile.
Previamente, Fernández y Bachelet participaron en una misa presidida por el cardenal y arzobispo de Sao Paulo, Odilo Pedro Scherer, quien fue enviado por el papa Benedicto XVI para la ocasión.

Durante la ceremonia se descubrió una placa de homenaje al fallecido Juan Pablo II, quien logró frenar el conflicto bélico entre Argentina y Chile en 1978.

Scherer dijo en su homilía que la relación de amistad que han construido los dos países era "una señal y un testimonio de que el objetivo de la mediación papal fue alcanzado".

Fernández, quien llegó a Chile el jueves por la tarde, no sólo visitó el país vecino para conmemorar las tres décadas de una guerra que no fue. Además firmó con Bachelet una serie de acuerdos para reforzar la integración bilateral.

Entre los convenios se destaca uno de exploración espacial conjunta, otro de promoción comercial y otro en materia educativa, por el cual las tesis de doctorado serán válidas a ambos lados de la frontera.

A minutos de una guerra

El 22 de diciembre de 1978, Argentina y Chile se dirigían inevitablemente a un enfrentamiento armado por una disputa sobre el trazado del Canal de Beagle y la soberanía de varias islas (las más importantes eran Picton, Nueva y Lennox).

TESTIMONIO DE UN SOLDADO ARGENTINO
Marcelo Jorge Karlen

Pero el entonces nuevo pontífice, Juan Pablo II, anunció el envío del cardenal Antonio Samoré para solucionar el diferendo, lo que logró impedir la guerra minutos antes de que estallara.

Samoré, un experto del Vaticano en América Latina, mantuvo tensas reuniones con Pinochet y Videla, y muchos recuerdan su famosa frase: "Veo una lucecita al final del camino".

A comienzos de 1979, Argentina y Chile solicitaron formalmente en Uruguay la mediación papal, por medio de la firma del Acuerdo de Montevideo.

El laudo del Vaticano, que fue presentado un año después, otorgó las islas de la mitad norte del Canal de Beagle a Argentina y las de la mitad sur -entre ellas Picton, Nueva y Lennox- a Chile, a la vez que concedió derechos de navegación a ambas naciones.

Pero esta propuesta no fue definitivamente aceptada por Argentina hasta que el presidente democrático Raúl Alfonsín (1983-1989) convocó a una consulta popular, que la avaló con más del 80% de los votos.

En 1984 se firmó en el Vaticano el tratado de Paz y Amistad que puso fin a la disputa y dio inicio a una nueva era en las relaciones argentino-chilenas.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen