OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 3 de diciembre de 2008 - 18:39 GMT
Colombia: ¿nuevo escenario guerrillero?
Hernando Salazar
Hernando Salazar
Bogotá

FARC
Las FARC "están lejos de desmoronarse", dice Valencia.
A mediados de 2008 el gobierno colombiano cantó victoria y sostuvo que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, debían abandonar las armas o exponerse a sufrir una derrota definitiva por parte de las fuerzas militares.

Era el optimismo tras varios golpes: la muerte de importantes jefes de las FARC como "Manuel Marulanda" y "Raúl Reyes"; la rendición de otros; la desmovilización de muchísimos guerrilleros rasos y la Operación Jaque, que rescató a 15 secuestrados, entre ellos Ingrid Betancourt.

Los éxitos llevaron al comandante de las Fuerzas Militares colombianas, general Fredy Padilla de León, a decir que "estamos en el fin del fin" de las FARC y al ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, a sostener que esa guerrilla, nacida en 1964, vivía un Annus Horribilis (año horrible).

Juan Manuel Santos y Fredy Padilla de León
Padilla de León llegó a decir "estamos en el fin del fin" de las FARC.
Todo ocurría en medio de un accidentado proceso de desmovilización que involucró a miles de paramilitares de derecha y cuando en Colombia se hablaba de conflicto y de post conflicto.

Incluso, hace pocos días, oficiales de las Fuerzas Militares me dijeron que ellos ya comenzaban a considerar en sus cuarteles el escenario post-victoria sobre las FARC.

Sin embargo, un estudio publicado esta semana sostiene que las FARC se están reacomodando, que la otra guerrilla, el Ejército de Liberación Nacional, ELN, no ha desaparecido y que ya hay 10.000 paramilitares en armas.

Paramilitares, "creciendo"

"Los reductos paramilitares y los grupos emergentes están creciendo y se están expandiendo desaforadamente", advierte León Valencia, el director de la Corporación Nuevo Arco Iris, la organización autora del informe "En qué anda la guerra", en diálogo con BBC Mundo.

León Valencia
Los reductos paramilitares y los grupos emergentes están creciendo y se están expandiendo desaforadamente
León Valencia, Corporación Nuevo Arco Iris
Valencia comenta que varios factores podrían incidir en un eventual recrudecimiento del conflicto armado.

"Primero, el gran descontento en regiones del sur del país por la caída de las 'pirámides'; segundo, la crisis económica que le quitará recursos al presupuesto de defensa; tercero, el cambio de énfasis de la ayuda de Estados Unidos al Plan Colombia y, cuarto, las dificultades en el Ejército por los escándalos de ejecuciones extrajudiciales", señala.

Según él, las FARC le podrían sacar provecho al gran descontento popular que hay en los departamentos de Nariño y Putumayo, donde la guerrilla ha ejercido una influencia histórica.

"Si el gobierno no adopta una fuerte estrategia económica y social en el sur del país, allá se genera un polvorín", advierte.

Valencia, quien hizo parte de la guerrilla del ELN hasta mediados de los años 90, se ha convertido en uno de los principales analistas del conflicto colombiano.

"Lejos de desmoronarse"

El experto señala que las FARC tenían 18.200 hombres y mujeres en armas en 2002, cuando comenzó el gobierno de Uribe, y dice ahora tienen 10.800, pero "están lejos de desmoronarse".

Eduardo Pizarro
Pizarro no cree que haya 10.000 paramilitares en armas.
También le explica a BBC Mundo que bajo la jefatura de 'Alfonso Cano', quien tomó el mando tras la muerte de 'Marulanda', las FARC cambiaron de estrategia.

"Ahora ya no despliegan grandes columnas guerrilleras, sino pequeños grupos, que tienen gran movilidad, usan francotiradores y han hecho del minado un arma fundamental", señala.

Y reconoce que a raíz de los golpes a sus redes de suministros, las FARC optaron por fabricar sus propias armas. "Sólo en octubre pasado el Ejército les decomisó 204 morteros artesanales", dice.

Entidades estatales, como la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación, CNRR, creada a raíz del proceso de paz con los paramilitares, toman distancia de las afirmaciones del estudio de Arco Iris.

En una conversación con BBC Mundo, el presidente de la CNRR, Eduardo Pizarro, dijo que no cree que haya 10.000 paramilitares en armas y declara que a la hora de sumar "no se pueden meter todos en un mismo saco".

"Solo 3.000 paramilitares"

Pizarro reconoce que actualmente hay unos 3.000 paramilitares, que nunca se desmovilizaron o que se rearmaron, pero afirma que eso es distinto a las bandas surgidas al servicio del narcotráfico o a las oficinas de sicarios creadas en algunas ciudades después de la desmovilización.

Fenómenos delincuenciales y de rearme han ocurrido en El Salvador, en Irlanda del Norte, en Angola, en Mozambique, en Nicaragua
Eduardo Pizarro, CNRR
"Tampoco hay un mando unificado de esos paramilitares, como sí lo había cuando existían las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC", añade.

El presidente de la CNRR defiende el proceso de paz con los paramilitares y dice que debe ser mirado "en un contexto histórico".

"Fenómenos delincuenciales y de rearme han ocurrido en El Salvador, en Irlanda del Norte, en Angola, en Mozambique, en Nicaragua", agrega.

Según Pizarro, el estado colombiano ya aniquiló 20 de las 38 bandas armadas criminales que surgieron después de la desmovilización paramilitar y no se puede hablar de un crecimiento desaforado de esos grupos.

Sin embargo, por encima de la polémica con Valencia y el estudio de Nuevo Arco Iris, es claro que el conflicto armado en Colombia ha disminuido de intensidad, pero aún no termina.



NOTAS RELACIONADAS
Betancourt vuelve a Colombia
30 11 08 |  América Latina
En Colombia no tantos marcharon
28 11 08 |  América Latina
El "ángel" de los secuestrados colombianos
16 11 08 |  América Latina
¿Rebeldes rumbo a Francia?
27 10 08 |  América Latina
Libre ex congresista colombiano
26 10 08 |  América Latina
¿Y ahora qué?
26 10 08 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen