OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 22 de octubre de 2008 - 02:07 GMT
Colombia: sigue malestar indígena
Hernando Salazar
Hernando Salazar
Bogotá

El malestar de los indígenas colombianos no parece apaciguarse. Tras una semana y media de protestas en la vía Panamericana, que han dejado más de un centenar de heridos y tres muertos, unas 10.000 personas iniciaron una marcha desde el departamento del Cauca hacia la ciudad de Cali, en el suroeste del país.

Marcha indígena en Colombia
La marcha se dirige hacia Cali, pero podría continuar hasta la capital, Bogotá.

Simultáneamente con la salida de la marcha, que podría llegar hasta Bogotá, en otro sector del Cauca un grupo de indígenas intentó bloquear la vía Panamericana y dos ellos resultaron muertos.

La policía dijo que al menos una de las víctimas fatales estaba manipulando explosivos.

La protesta, promovida por la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca, ACIN, es apoyada por organizaciones indígenas de otros 15 departamentos del país.

Numerosos

Los indígenas del sur de Colombia - que son numerosos y muy organizados - exigen hablar con el presidente Álvaro Uribe para llegar a acuerdos en materia de tierras y protección a sus líderes, entre otros puntos sensibles.

En Colombia hay más de 1'350.000 indígenas, a los cuales les han asignado más de 30 millones de hectáreas.

Pero sus voceros alegan que un 30% de ese territorio está en poder de otros propietarios, que no todas las tierras son cultivables y que unos 400.000 indígenas no tienen tierra.

Luis Evelis Andrade, activista indígena
El presidente Uribe no quiere dialogar(...) No se puede pensar que los derechos humanos solo son los de los policías
Luis Evelis Andrade, Organización Nacional Indígena de Colombia

ACIN alega que el gobierno ha incumplido una resolución de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, a raíz de una masacre ocurrida en un pueblo llamado Nilo en 1991, que ordena la indemnización con tierras.

El gobierno se defiende. "Esa obligación es para adquirir 15.633 hectáreas. Se han adquirido 11.866 hectáreas. Faltan 3.796", dijo el presidente Uribe.

Además de protestar por la operación de compañías mineras, petroleras y gasíferas en las zonas donde viven, los indígenas también se quejan por el asesinato de 1.500 de sus compañeros en los últimos diez años.

¿Genocidio?

"1.246 de ellos fueron muertos en los últimos ocho años, es decir, durante gran parte de la 'seguridad democrática'", sostiene Luis Evelis Andrade, presidente de la Organización Nacional Indígena de Colombia, ONIC.

En diálogo con BBC Mundo, Andrade habla de "genocidio indígena", recuerda que una semana antes de que empezara la actual movilización se produjo el asesinato de una docena de sus compañeros y añade que 18 pueblos indígenas están "en vías de extinción".

El gobierno, sin embargo, rechaza que se haya producido un genocidio. César Velásquez, vocero del presidente Uribe, le dice a BBC Mundo que durante los seis años del actual gobierno "se ha reducido la violencia y la persecución contra los indígenas".

Protesta indígena en Colombia
Los indígenas exigen mejores condiciones sociales y protección de sus derechos.

"Genocidio, el de los grupos terroristas de la guerrilla y los paramilitares contra el pueblo colombiano", agrega Velásquez.

Por ahora, no es muy probable un diálogo de los indígenas con el presidente. Uribe ha condenado el uso de la violencia en la protesta - donde un policía perdió sus dos manos con un explosivo - y exige que, primero, los indígenas pidan perdón.

"¿Pedir perdón?", se pregunta Luis Evelis Andrade. "El presidente Uribe no quiere dialogar. Esa condición no se puede poner. No se puede pensar que los derechos humanos solo son los de los policías", añade.

Según Andrade, no se les puede pedir a los indígenas que controlen la vía por donde marchan.

"Ellos pudieron haber sido las víctimas del artefacto (que mutiló al policía). Y nosotros rechazamos cualquier intento de infiltración, si se da", señala.

Acusaciones

Sin embargo, Uribe cree que entre el movimiento indígena hay "un sectorcito radical, que no está interesado en acuerdos, sino que tiene una concepción política diferente, de odio, ocio y violencia, no ha permitido los acuerdos".

Y, por esa razón, considera que en estos momentos "es más importante ponerle fin a la violencia que el diálogo inútil".

Sin embargo, Héctor Mondragón, investigador del Centro de Cooperación al Indígena de la Organización Indígena de Antioquia, CECOIN, rechaza las acusaciones de Uribe, quien ha dicho que la protesta está infiltrada por las FARC.

"Es una acusación comodín, que sirve para criminalizar cualquier protesta social. Toda vez que alguien se moviliza lo acusan de ser terrorista o estar infiltrado por las guerrillas. Los indígenas no están de acuerdo con ninguna forma de guerra o acción armada", le dice Mondragón a BBC Mundo.

Además, critica duramente un estatuto rural aprobado por el Congreso colombiano en 2007.

Según el experto, ese estatuto "pretende que en la región del Pacífico y en la cuenca del río Atrato (en el noroccidental departamento del Chocó) no se puedan constituir o ampliar resguardos indígenas y, lo que es más grave, prohíbe que en los ya existentes se devuelva el territorio perdido (saneamiento del resguardo)".

En ese contexto, una solución con los indígenas no está a la vista.

Luis Evelis Andrade le dice a BBC Mundo que una vez los indígenas recorran los 100 kilómetros de carretera hasta Cali - lo cual debe ocurrir este jueves - están dispuestos a seguir su recorrido de 440 kilómetros hasta Bogotá.



NOTAS RELACIONADAS
Colombia: indígenas bloquean vías
15 10 08 |  América Latina
Colombia en estado de excepción
10 10 08 |  América Latina
¿Cuántos desplazados en Colombia?
30 09 08 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen