OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 21 de octubre de 2008 - 03:03 GMT
Argentina: ¿fin de jubilaciones privadas?
Max Seitz
Max Seitz
BBC Mundo, Buenos Aires

Cristina Fernández
El anuncio lo hará Fernández este martes.
El gobierno argentino planea estatizar los fondos privados de jubilaciones debido al impacto negativo que ha tenido la crisis financiera global sobre las pensiones, según se informó oficialmente.

Las llamadas AFJP (Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones) han invertido el dinero de los beneficiarios mayormente en acciones, bonos del Estado y depósitos bancarios a plazo fijo con el fin de multiplicar su capital.

Pero como consecuencia del reciente colapso bursátil y crediticio en todo el mundo, los aportes de millones de argentinos han sufrido una marcada depreciación, si bien ya registraban un retroceso desde el año pasado.

El gobierno afirmó que en los últimos doce meses las AFJP han acumulado pérdidas del 20% y advirtió que en el futuro podrían verse en dificultades de pagar las jubilaciones mínimas.

La actual crisis sólo pone brutalmente en evidencia que el sistema privado es conceptualmente inadecuado
Informe de la Administración Nacional de Seguridad Social
"La actual crisis sólo pone brutalmente en evidencia que el sistema privado es conceptualmente inadecuado", dice un informe de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses).

"Particularmente la caída de los activos financieros hace evidente que el Estado tendrá que salir a rescatar de una forma u otra a los futuros jubilados".

Según la prensa argentina, la presidenta Cristina Fernández tiene previsto anunciar este martes, durante un acto en la sede de la Anses, el envío de un proyecto de ley al congreso para traspasar los fondos de las AFJP a manos estatales.

El oficialismo ha calificado la medida como un "salvataje" análogo al que ha realizado Estados Unidos con su sistema financiero.

En América Latina

La menor rentabilidad de los fondos privados de pensiones no es un fenómeno exclusivamente argentino: se observa en Estados Unidos y Europa, pero también en el resto de América Latina y el Caribe.

Numerosos países de la región poseen un régimen obligatorio de capitalización de jubilaciones, aunque algunos de ellos mantienen resabios del sistema estatal.

Según la Federación Internacional de Administradoras de Fondos de Pensiones (FIAP), en esta lista figuran Chile, Uruguay, Bolivia, Perú, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, República Dominicana y México, además de Argentina.

"En todos estos países las pensiones privadas se han visto arrastradas por la caída de los mercados, porque las aseguradoras invierten un porcentaje de su capital en títulos y bonos", explicó a BBC Mundo Martín Krause, director del Centro de Investigaciones de Instituciones y Mercados de Argentina (CIIMA).

"Sin embargo, no hay que perder de vista que las empresas administradoras plantean un ahorro a largo plazo y que el desplome actual de los fondos de jubilación puede revertirse en el futuro. Es una posibilidad, habrá que ver qué pasa", aclaró.

¿Termina una era?

En Argentina las AFJP, creadas en 1994 a semejanza de las aseguradoras chilenas (AFP, Administradoras de Fondos de Pensiones), conviven hoy en día con un sistema de retiro estatal.

No hay que perder de vista que las empresas administradoras plantean un ahorro a largo plazo y que el desplome actual de los fondos de jubilación puede revertirse en el futuro
Martín Krause, director del Centro de Investigaciones de Instituciones y Mercados de Argentina
El esquema privado suma 9,5 millones de afiliados, mientras que el público tiene más de cuatro millones y medio.

Según datos oficiales, actualmente funcionan diez AFJP que recaudan más de US$300 millones por mes. Administran unos US$30.000 millones distribuidos en distintas inversiones.

Debido a la depreciación de los fondos de pensión por crisis financiera global, cerca de medio millón de argentinos que ya cobran una jubilación privada reciben menos dinero del esperado.

Como las turbulencias internacionales amenazan con afectar, además, los aportes de millones de beneficiarios futuros, el gobierno de la presidenta Fernández quiere enviar al Congreso un proyecto de ley para poner fin al sistema de capitalización.

Si la iniciativa prospera, todos los trabajadores pasarán al sistema público y quienes lo deseen podrán seguir aportando dinero extra a las AFJP, de manera voluntaria, para tener una pensión complementaria a la del Estado.

Sería un esquema similar al que tienen, por ejemplo, Brasil, España y el Reino Unido.

Polémica

Las empresas aseguradoras han dicho que aún no tienen una posición tomada sobre los planes del gobierno argentino.

La Unión de AFJP, que reúne a todas las administradoras de pensiones que operan en el país, simplemente afirmó que el desplome actual de los fondos de jubilaciones debido a la crisis bursátil y crediticia es "coyuntural".

Gabinete de gobierno
Algunos ven la medida como el plan de rescate argentino por la crisis financiera.

Para esta entidad, la actual turbulencia financiera ha causado tan sólo un traspié en medio de un largo período de crecimiento de las pensiones privadas que, desde 1994, han acumulado una rentabilidad de más del 7% (considerando la inflación). Y recomendó esperar hasta que se recuperen los mercados.

Por su parte, algunos especialistas y críticos de la presidenta Fernández han expresado sus dudas sobre la medida impulsada por el oficialismo.

Para Martín Krause y otros economistas independientes, la gran pregunta es que pasará en el futuro con los aportes que manejan las AFJP, teniendo en cuenta que en el pasado la gestión estatal de las pensiones "ha estado lejos de ser óptima".

"Hoy el 90% de los jubilados del sistema de reparto cobra apenas el mínimo, es decir que no tuvo la posibilidad de ver crecer sus contribuciones y obtener réditos de ellas", precisó a BBC Mundo.

Entre tanto, la oposición cree que el gobierno quiere dar un paso más en su política de nacionalizaciones.

El fin de las AFJP tal como fueron concebidas se sumaría a una serie de reestatizaciones encaradas en los últimos años por el gobierno de Fernández y previamente por el de su esposo, Néstor Kirchner (2003-2007), con la intención de que el Estado tenga un rol más activo en la economía.

Muchas empresas argentinas pasaron a manos privadas durante la gestión de Carlos Menem (1989-1999). De esa época data, justamente, la creación de los fondos privados de pensión.

Entre las compañías que han sido recuperadas por el Estado figuran el Correo Argentino en 2005 y Aguas Argentinas en 2006. Recientemente Fernández decidió volver a nacionalizar Aerolíneas Argentinas, también privatizada en los años 90.



NOTAS RELACIONADAS
¿Está seguro de su pensión?
21 10 08 |  Participe
Media Argentina cambia de hora
17 10 08 |  América Latina
Argentina: Videla a la cárcel
10 10 08 |  América Latina
Argentina cobrará a visitantes
09 10 08 |  América Latina
Golpea el fantasma de la recesión
16 10 08 |  Economía
Crisis: ahora, la "fase dos"
15 10 08 |  Economía

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen