OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 14 de octubre de 2008 - 20:03 GMT
La UNESCO "enseñará" en la ESMA
Rosario Gabino
BBC Mundo, Buenos Aires

Nobel de la Paz argentino Adolfo Pérez Esquivel (imagen de su sitio)
Lo que fue un centro de muerte tenemos que transformarlo en un centro para la vida
Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz 1980
En Argentina funcionará el primer instituto mundial de educación en los derechos humanos de la UNESCO, el organismo cultural de las Naciones Unidas, que tendrá como sede la antigua Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), uno de los símbolos de la represión ilegal argentina (1976-1983).

La noticia fue anunciada en París y recibida en Buenos Aires con beneplácito por personalidades como el premio Nobel de la Paz argentino, Adolfo Pérez Esquivel, quien, en conversación con BBC Mundo, señaló que "lo que fue un centro de muerte tenemos que transformarlo en un centro para la vida, un centro para la conciencia y para la memoria de los pueblos".

Esquivel fue invitado a trabajar en el centro, cuyo objetivo será "promover la profundización del sistema democrático, la consolidación de los derechos humanos y la prevalencia de los valores de la vida, la libertad y la dignidad humana".

Además, el centro "promoverá la investigación científica en relación con la desaparición forzada de personas, la tortura y el exterminio, así como el análisis, la presentación y la conservación de los resultados en un marco de cooperación internacional".

"Darle contenido"

A pesar de las buenas intenciones, el premio Nobel advirtió que "hay que darle contenido, para que esto no quede únicamente en los enunciados. El asunto fundamental es cómo llevar adelante un centro de derechos humanos a escala mundial".

Se debe hacer hincapié en la memoria del pasado pero también en el presente
Adolfo Pérez Esquivel
Además, está el asunto del financiamiento e independencia.

Según se informó este lunes, la UNESCO se encargará de dar respaldo institucional al nuevo centro y de buscar algún apoyo financiero, mientras que el resto del financiamiento correrá por cuenta del Estado argentino.

Esquivel le adelantó a BBC Mundo que antes de aceptar trabajar para el instituto pondrá "determinadas condiciones", tales como la "independencia política" del centro y unas "reglas claras" de trabajo.

"Habría que ver cómo va a ser el financiamiento y el aporte que van a hacer los otros países que intervendrán en el instituto", aclaró.

"El gobierno puede colaborar económicamente con el centro, pero éste tiene que ser autónomo. Su propio directorio debe determinar las políticas a seguir. Se debe hacer hincapié en la memoria del pasado pero también en el presente", recalcó.

Centro del horror

Lo que sí complace sin dudas al Nobel argentino es la elección de la sede.

"Está muy bien, creo que es un ámbito adecuado, porque además de haber sido un centro de torturas tiene la infraestructura necesaria".

Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA)
Estoy convenida de que esta decisión de hacer un centro de derechos humanos es muy positiva. Implica el reconocimiento de las barbaridades que se cometieron allí
Miriam Lewin, sobreviviente de ESMA
La antigua ESMA es un gran complejo de edificios y parques de 17 hectáreas, donde desde 2004 funciona un espacio para la memoria en recuerdo al horror que vivieron las 30.000 personas que, según estiman las organizaciones de derechos humanos, desaparecieron durante el último gobierno militar.

Miriam Lewin, una de las sobrevivientes de este centro de detención, le dijo a BBC Mundo: "Estoy convenida de que esta decisión de hacer un centro de derechos humanos es muy positiva. Implica el reconocimiento de las barbaridades que se cometieron allí".

"La ESMA fue uno de los centros ilegales más perversos de Argentina. Allí han seguido la escuela de los nazis, utilizando mano de obra esclava de los secuestrados -como fue mi caso- y sometiendo a las mayores vejaciones a los hombres y mujeres que por allí pasamos", recordó Lewin, quien pasó un año secuestrada en la ESMA, entre 1978 y 1979.

En la ESMA funcionaba una cárcel clandestina en donde se torturó y mató a unos 5.000 presuntos opositores al régimen militar. Allí se cometieron delitos de lesa humanidad como torturas, desaparición de personas y apropiación de menores.

De hecho, en el lugar funcionó una maternidad clandestina en donde se atendían partos a mujeres que habían sido detenidas durante su embarazo, a las que posteriormente asesinaban.

La puesta en marcha de la institución se prevé para marzo de 2009.



NOTAS RELACIONADAS
De lugar de tortura a monumento
23 08 08 |  América Latina
A 30 años de un triunfo empañado
30 06 08 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen