OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 8 de octubre de 2008 - 21:59 GMT
"No quiero perder a mi hijo"
Hernando Salazar
Hernando Salazar
Bogotá, Colombia

Niños soldados
El promedio de edad de los niños reclutados descendió a 11 y 12 años.
La guerrilla y los paramilitares colombianos siguen reclutando a menores de edad y esto se ha convertido en una importante causa del desplazamiento forzado, según le confirman a BBC Mundo algunas madres y padres, organizaciones no gubernamentales y la coalición contra la incorporación de jóvenes al conflicto armado.

"Yo saqué al niño de la voladora (el bote) y me enfrenté al comandante guerrillero (de las FARC). Le dije: si quiere lléveme a mí, pero no a mi hijo. Ahora yo prefiero pasar hambre en Bogotá, pero tengo a mis hijos conmigo", le relata a BBC Mundo una mujer de 40 años.

Ella se desplazó en febrero pasado del Meta, una región al oriente de Bogotá, y no dice su nombre por razones de seguridad.

Su hijo, que tenía casi doce años cuando ocurrió el incidente en el bote sobre el río Guaviare -a finales de 2007- había sido sacado a la fuerza por la guerrilla de una escuela rural, cuenta la mujer, que se desempeñaba como maestra.

Muchos niños se ilusionan con irse a las FARC, porque "quieren ser comandantes" y creen que así podrían ayudarle a sus familias, que en su gran mayoría son pobres
Desplazada de Meta
Ese día, poco después de que ella dejó a su hijo en la escuela, temprano en la mañana, le avisaron que la guerrilla se iba a llevar al niño. Y ella corrió hasta el río.

Según ella, su actitud no le gustó al jefe guerrillero y, por esa razón, aumentaron las amenazas en su contra. En febrero pasado tuvo que salir definitivamente de la región junto a su marido. Luego se reencontró con sus hijos y emigraron a Bogotá.

Otros intentos

No era la primera vez que ella se enfrentaba con las FARC. Ya lo había hecho antes cuando los guerrilleros quisieron llevarse a su hijo mayor y luego cuando intentaron convencer a su hija, que no tenía más de 15 años.

Mujer desplazada
Un día que fuimos a buscar un ganado con unas vecinas, nos encontramos con la guerrilla, que tenía a varios niños trabajando en los cultivos de una finca. Eran muchachitos uniformados y armados, de 8, 9 y 10 años
Mujer desplazada
Al hijo y la hija los sacó de improviso de esa zona rural y los llevó en avión hasta Villavicencio, la capital del departamento del Meta, donde tuvo que pagarles durante seis meses atención psicológica.

Un día después de evacuar a su hijo mayor del poblado, "la guerrilla se llevó a cinco niños de la región", narra.

La mujer le relata a BBC Mundo que era muy frecuente que eso sucediera. Y dice que, en promedio, cada año las FARC reclutan entre ocho y diez niños de la escuela donde ella enseñaba.

"Un día que fuimos a buscar un ganado con unas vecinas, nos encontramos con la guerrilla, que tenía a varios niños trabajando en los cultivos de una finca. Eran muchachitos uniformados y armados, de 8, 9 y 10 años", añade.

Otra mujer de la misma región del Meta con la que habló BBC Mundo dice que ella también decidió desplazarse cuando la guerrilla intentó llevarse al tercero de sus hijos.

Dos hijos reclutados

"Yo tengo un hijo que las FARC se lo llevaron a los 17 años y una niña que se la llevaron a los 15", dice la mujer, de 34 años, en medio del llanto.

José Joaquín Serrano
Serrano logró salvar a sus dos hijos del reclutamiento forzado.
"A mi hijo de 12 años también se lo querían llevar. Por eso me vine, porque yo no quiero perderlo", narra la madre, quien se queja porque en Bogotá ni ella ni su esposo tienen trabajo y porque, además, no los han aceptado como desplazados.

Otro campesino, José Joaquín Serrano, contó con mejor suerte, pues logró evadir con éxito a sus dos hijos del reclutamiento forzado.

"En el Guaviare a mi hija de 16 años empezaron a azararla los paramilitares para que se fuera con ellos. Entonces la mandé para donde los abuelos", relata este hombre de 64 años, nacido en el Valle del Cauca, en el occidente de Colombia.

Antes, cuando la familia vivía en el Valle del Cauca, su hijo mayor, José Julián, intentó ser reclutado por las FARC.

Entonces, el muchacho decidió presentarse al Ejército para prestar su servicio militar obligatorio. Cuando salió de las filas, el asedio vino de los paramilitares. Y al muchacho no le quedó más remedio que salir de la finca del padre y empezar a buscar trabajo en otras regiones.

Se estima que un 30% de los integrantes de los grupos armados ilegales son menores
María Clara Melguizo, coalición contra la vinculación de niños, niñas y jóvenes al conflicto
No se sabe con exactitud cuántos niños y niñas están hoy en las filas de los grupos armados ilegales de Colombia, que vive un conflicto hace cuatro décadas. La coalición contra la vinculación de niños, niñas y jóvenes al conflicto calcula que actualmente hay entre 8.000 y 13.000 menores.

"Se estima que un 30% de los integrantes de los grupos armados ilegales son menores", le informa a BBC Mundo María Clara Melguizo, vocera de la coalición contra la vinculación de niños, niñas y jóvenes al conflicto.

La Consejería para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes) sostiene que el reclutamiento forzado "por parte de todos los actores" se ha convertido en una de las principales causas del desplazamiento forzado en Colombia.

Cada vez más jóvenes

Melguizo añade otro dato inquietante: mientras en 2002 la edad promedio de reclutamiento forzado era de 13.5 años, "actualmente está entre 11 y 12 años".

Aura Abril
Conocemos varios casos de mujeres de zonas como el Tolima (al sur de Bogotá) y el Meta (al oriente) que han tenido que desplazarse por evitar que les recluten a sus hijos
Aura Abril, la Fundación Mujer, Trabajo y Familia
"El fenómeno ha aumentado vertiginosamente. Hay varios factores que influyen. El debilitamiento de la guerrilla ha desencadenado presiones y hay más reclutamiento", agrega.

Eso lo confirman fuentes oficiales. El Ministerio de Defensa incluso dice que las FARC están armando aceleradamente a milicianos (simpatizantes) y los está "enmontando", es decir, llevando al combate.

Según Melguizo, su coalición tiene reportes de que "desde inicios de 2007 se han presentado reclutamientos masivos, por ejemplo en comunidades indígenas. Este año se han presentado en los departamentos de Vaupés y Guainía (cerca de la frontera con Venezuela y Brasil)".

Aura Abril, la directora de la Fundación Mujer, Trabajo y Familia, declara a BBC Mundo que ella tiene reportes de familias que se han desplazado huyéndole al reclutamiento.

"Conocemos varios casos de mujeres de zonas como el Tolima (al sur de Bogotá) y el Meta (al oriente) que han tenido que desplazarse por evitar que les recluten a sus hijos", dice.

La mujer que sacó a su hijo del bote en que se lo iba a llevar la guerrilla admite que muchos niños se ilusionan con irse a las FARC, porque "quieren ser comandantes" y creen que así podrían ayudarle a sus familias, que en su gran mayoría son pobres.



NOTAS RELACIONADAS
¿Cuántos desplazados en Colombia?
30 09 08 |  América Latina
Colombia/desplazados: sigue el aumento
17 06 08 |  América Latina
Desplazados, "aún un gran problema"
16 03 07 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen