OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Domingo, 28 de septiembre de 2008 - 08:12 GMT
Ecuador decide su futuro en las urnas
Tomás Ciuffardi
Tomás Ciuffardi
Quito, Ecuador

Votante en el referendo constituyente en Ecuador.
Para que gane el Sí se necesita un 50% más uno de los votos.
Este domingo los ecuatorianos se acercan a las urnas para dar su voto de aprobación o rechazo a la nueva Constitución redactada por la Asamblea Constituyente e impulsada por el presidente Rafael Correa.

Los electores tendrán que responder con un Sí o un No al proyecto que cuenta con 444 artículos junto a una serie de disposiciones transitorias y al establecimiento de un Régimen de Transición.

La jornada electoral durará 10 horas y se prevé que los resultados se den a conocer inmediatamente después del cierre de las mesas de votación gracias a las encuestas a boca de urna, aunque los resultados oficiales podrían tardar hasta 24 horas, según informó el Tribunal Supremo Electoral.

De acuerdo a últimos sondeos realizados por empresas encuestadoras el Sí tendría una eventual ventaja de entre el 55% al 60%. Para triunfar necesita una ventaja del 50% de votos más uno.

"Democracia imperfecta"

Correa durante una reunión con la misión de observadores de la OEA
Correa le pidió a la OEA que legitime los resultados.
El presidente Rafael Correa pidió a una misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) que "legitime los resultados" durante una reunión en el Palacio de Carondelet.

"Cuidado con este argumento de siempre de los perdedores para deslegitimar la victoria, para seguir tratando de desestabilizar", expresó el presidente ecuatoriano ante las advertencias de algunos opositores de un posible fraude.

Correa también expresó su deseo de que la jornada electoral sea una "verdadera fiesta democrática" cuyo resultado, sea cual fuere, beneficie a Ecuador.

"Independiente de que gane el Sí o el No, que el que gane sea el pueblo ecuatoriano y la democracia porque somos aún una democracia imperfecta y hay polarizaciones", afirmó el mandatario.

Independiente de que gane el Sí o el No, que el que gane sea el pueblo ecuatoriano y la democracia porque somos aún una democracia imperfecta y hay polarizaciones
Rafael Correa, presidente de Ecuador
El presidente ecuatoriano resaltó como positivo el debate que vivió el país en los últimos días sobre el nuevo proyecto constitucional.

"Ahora la gente tiene el nuevo proyecto de Constitución en sus bolsillos, la estudia, la lee y eso es bueno que la gente se preocupe y se ocupe en analizar los textos constitucionales, compararlos y tomar una decisión informada", dijo Correa.

Polémica

El proyecto de Constitución no estuvo exento de polémica desde que fue aprobado por la Asamblea Constituyente a finales de julio y durante los 45 días de campaña electoral.

Algunos asambleístas de oposición denunciaron un cambio de textos "a último minuto" afirmando que la Constitución presentada al público no era la misma que se había aprobado en el pleno de la Asamblea. El presidente de la Asamblea Constituyente negó dichas acusaciones.

La cúpula de la Iglesia Católica, así como algunos grupos evangélicos se opusieron al proyecto constitucional por considerar que deja una puerta abierta al aborto y al matrimonio homosexual.

La posición de los religiosos provocó un enfrentamiento con el gobierno, que recomendó a las Iglesias a no inmiscuirse en temas políticos.

Otro artículo que también generó controversia fue el relativo a la propiedad, en el que se expresa que el gobierno podrá expropiar bienes "con fines de interés social o nacional" aunque también especifica que está prohibida "toda forma de confiscación".

Críticas

En los últimos días de campaña también se criticó, sobretodo en el sector empresarial, a los artículos referentes a la política monetaria y cambiaria, afirmando que la nueva Constitución estaría dando paso a una posible "desdolarización".

Ciudadanos a favor del No en Guayaquil.
Durante los últimos días de la campaña el objetivo fue conquistar a los votantes en Guayaquil.
Aunque el presidente Correa ha declarado en reiteradas ocasiones no estar de acuerdo con la dolarización, también ha afirmado que durante su gobierno no se eliminará al dólar como moneda ya que el costo político sería demasiado alto.

En los últimos días de campaña la lucha por los votos se concentró en la ciudad de Guayaquil, donde su alcalde, Jaime Nebot, llamó a votar por el No ya que considera que la nueva Constitución afecta las autonomías de los gobiernos locales.

El presidente Correa, quien personalmente lideró la campaña por el Sí a lo largo del país, advirtió que de ganar el No en Guayaquil podría eventualmente convertirse en un foco de inestabilidad y rebeldía similar a la situación que se vive en Bolivia con la región de Santa Cruz de la Sierra.



NOTAS RELACIONADAS
Ecuador calla hasta el voto
25 09 08 |  América Latina
Ecuador en la recta final
23 09 08 |  América Latina
A la caza de los votos
13 08 08 |  América Latina
Ecuador: Asamblea aprueba Constitución
25 07 08 |  América Latina
Crisis constituyente en Ecuador
24 06 08 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen