OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 20 de septiembre de 2008 - 18:46 GMT
Los usos políticos del "magnicidio"
Carlos Chirinos
Carlos Chirinos
BBC Mundo, Caracas

Hugo Chávez
Chávez denuncia con frecuencia supuestas conspiraciones.

La oposición y el gobierno de Venezuela se acusan mutuamente de usar un supuesto plan de golpe de estado con fines electorales

Hugo Chávez asumió su primer período de gobierno en febrero de 1999 y cuatro meses después hizo la primera denuncia de un presunto intento desestabilizador.

Desde entonces se han producido al menos una veintena de advertencias sobre planes golpistas o de magnicidio.

Esas denuncias suelen coincidir con la proximidad de elecciones, de las que ha habido una cada año en la última década.

La oposición cuestiona que de ninguna de ellas se hayan presentado pruebas suficientes, o al menos convincentes, que hayan conducido a investigaciones judiciales ni a condenas para los presuntos implicados.

Nosotros, la problemática interna la enfrentamos con nuestros análisis y nuestras decisiones, no necesito estar armando un show para desviar la atención
Hugo Chávez

Aseguran que Chávez usa el recurso del gobierno bajo amenaza de factores internos y externos, siguiendo la fórmula empleada por Fidel Castro en Cuba.

Pero esa amenaza es muy real para los "chavistas", quienes acusan a la oposición de no tener un programa político y contar sólo con la opción del golpe para detener la llamada revolución bolivariana.

Cortina de humo

Del último "plan golpista", denunciado la semana pasada, se han presentado unas grabaciones telefónicas con los interlocutores identificados con nombre y rango militar, aunque el origen y la fecha del material no está aún bien especificado.

Pagina de internet de la Estatal Venezolana de Televisión
La información se dio en un programa de opinión, a última hora de la noche.

Según fuentes de la justicia militar, hay cinco oficiales retirados detenidos.

Hay una investigación en marcha por parte de la Fiscalía y otra por la Asamblea Nacional buscando las posibles "conexiones civiles" de la trama.

Pero esas pruebas y la manera como fueron presentadas -durante un polémico programa nocturno de la televisora estatal- no son suficientes ni serias para la oposición venezolana.

De hecho, los detractores del presidente no le han prestado demasiada atención al caso y dicen que es una "cortina de humo" que lanza el gobierno ante la proximidad de las elecciones regionales y los eventuales resultados del llamado "juicio del maletín" que se realiza en Miami, Estados Unidos.

Desde el "chavismo" consideran que la displicencia es "cómplice"

"No le pedimos que apoyen al gobierno, sino que tomen posición (...) si no la toman obviamente encubren o son cómplices", afirmó a principios de la semana Alberto Muller, presidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, el partido de gobierno.

"No somos tontos"

El martes, en una rueda de prensa con corresponsales extranjeros, el presidente Chávez negó que las denuncias sean parte de una campaña de distracción.

Lo de Chávez es la repetición de la historia como farsa
Teodoro Petkoff, editor del diario "Tal Cual"

"Quien afirma eso es un gran tonto o piensa que los demás son tontos (...) Nosotros, la problemática interna la enfrentamos con nuestros análisis y nuestras decisiones, no necesito estar armando un show para desviar la atención", aseguró Chávez.

Aunque el mismo gobierno afirma que el plan no podía tener éxito, el mandatario venezolano cuestionó a quienes minimizan la amenaza porque los militares supuestamente implicados eran en su mayoría retirados y sin comando en la Fuerza Armada.

Y a los suspicaces, Chávez les sugirió realizar una revisión cronológica de cómo han venido produciéndose amenazas de golpe y procesos de desestabilización en los últimos años, para que entiendan que es la oposición la que los promociona.

Conspiración permanente

No se ha aclarado aún la reciente denuncia de "golpe develado" y ya el presidente Chávez advierte que vendrán más, en lo que algunos identifican el uso de la teoría de la conspiración permanente y que muchos comparan con la experiencia de la Revolución cubana, amenazada por factores internacionales.

Hugo Chávez en 1992
En 1992 el propio Chávez participó en un golpe fallido contra el presidente Carlos Andrés Pérez.

"Lo de Chávez es la repetición de la historia como farsa", le aseguró a BBC Mundo Teodoro Petkoff, editor del diario Tal Cual, de fuerte acento opositor, y para quien "en el caso de Cuba, la confrontación con EE.UU. es de verdad".

"Hay una gran diferencia. Ha habido tentativas de asesinato de Fidel Castro de las cuales los cubanos han presentado los autores, porque los capturan y los presentan. Además la CIA ha confesado la existencia de planes encubiertos", señaló Petkoff.

Petkoff aceptó que "es posible que haya conspiradores trasnochados por ahí", aunque afirma que las del presidente son "denuncias chimbas (falsas)",que usa como su principal estrategia electoral.

"Ésta es su campaña electoral. Su estrategia está basada en crispar y tensar la situación política, en repolarizar. Porque él necesita crear el clima de "o yo, o Bush" que es la estrategia que lo mueve, pero que ya ni el chavista más rabioso se come (la cree)", concluyó.

Efecto interno

Algunos observadores consultados por BBC Mundo consideran que la denuncia de la desestabilización ayudaría a motivar al votante que, por el proceso natural de desgaste del poder a casi diez años de gobierno, podría estar distanciándose del presidente.

Hemos vivido muchas conspiraciones. No se trata de una cosa circunstancial que se presentó ahora. No. La conspiración ha estado presente permanentemente estos diez años con el presidente Chávez
José Vicente Rangel, ex vicepresidente

La manera como se presentaron las supuestas pruebas levanta las sospechas de quienes se preguntan por qué una presunta información de seguridad del estado se da en un programa de opinión a última hora de la noche y cómo es posible que el presidente y sus ministros se enteraran en ese momento, como ellos mismos han dicho.

"Uno se pregunta: ¿Será que el presidente piensa que la teoría de la conspiración es la mejor herramienta para amalgamar un voto chavista que se percibe como poco unificado?", le dijo a BBC Mundo la politóloga Colette Capriles, haciendo referencia a los varios candidatos escindidos del chavismo que competirán con los del partido oficial en las regionales.

En cambio, para el ex vicepresidente José Vicente Rangel la amenaza al gobierno es real y no se debe a circunstancias electorales.

"Hemos vivido muchas conspiraciones. No se trata de una cosa circunstancial que se presentó ahora. No. La conspiración ha estado presente permanentemente estos diez años con el presidente Chávez desde que arribó a Miraflores", dijo Rangel este miércoles ante la comisión parlamentaria que investiga el caso.

"Si hay gente que lo dude, allá los ingenuos. Allá los que dicen dudarlo. O están involucrados en el plan conspirativo, o quieren desviar la atención a otros objetivos", añadió.

Un solo golpe

De todos los golpes, planes magnicidas y desestabilizadores denunciados en los casi diez años de la "era Chávez", sólo uno se ha concretado.

Militares en Fuerte Tiuna, Caracas, abril de 2002
El 11 de abril de 2002 tuvo lugar un intento de golpe contra Chávez.

Se produjo el 11 de abril de 2002, al final de una confusa jornada que había empezado con una multitudinaria manifestación opositora en Caracas exigiendo la renuncia de Chávez, en medio de un paro declarado por sindicatos y sectores empresariales.

Hacia la tarde, la marcha fue atacada, cuando trataba de llegar sin autorización al Palacio de Miraflores, por francotiradores todavía no bien identificados.

La madrugada del 12 a Chávez "se le solicitó la renuncia, la cuál aceptó", según dijo en televisión nacional el entonces jefe del Alto Mando, general Lucas Rincón.

Pero 48 horas después estaba de vuelta en su despacho, gracias a un "contragolpe" de fuerzas leales, dirigidas por su entonces aliado y hoy acérrimo opositor, el general Isaías Baduel.

Desde entonces el gobierno ha venido denostando a la "oposición golpista" y advirtiendo permanentemente sobre la posibilidad de que se repita "otro 11 de abril", pese a que han transcurrido ya seis años de relativa calma, al menos en los cuarteles.



NOTAS RELACIONADAS
Armada rusa en aguas caribeñas
08 09 08 |  América Latina
El fantasma de la Cuarta Flota
01 07 08 |  América Latina
Chávez reitera apoyo a Rusia
30 08 08 |  Internacional
Venezuela y Rusia más cerca
22 07 08 |  América Latina
Lo que busca Chávez en Moscú
22 07 08 |  América Latina
Tres países, tres fuerzas militares
05 03 08 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen