OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 3 de julio de 2008 - 01:53 GMT
El factor Chávez

Carlos Chirinos
Carlos Chirinos
BBC Mundo, Venezuela

Hugo Chávez el 1 de julio
El gobierno venezolano aún no se ha pronunciado oficialmente sobre la liberación de los rehenes.

El de Ingrid Betancourt se convirtió en un nombre cercano y familiar en Venezuela, por eso la noticia de su liberación impactó como si se tratara de una ciudadana venezolana o si se hubiera producido en el territorio venezolano.

En las calles y los centros comerciales de Caracas las personas se interesaban por la noticia y se arremolinaban en tiendas o restaurantes frente a los televisores que presentaban en vivo y directo la noticia de la liberación.

Los medios locales se "encadenaron" inmediatamente desde que el gobierno colombiano hizo el anuncio.

Mientras tanto se sucedían las llamadas y el intercambio de textos telefónicos.

Sin embargo sólo a última hora de la noche del miércoles se produjo la primera reacción oficial venezolana mediante un comunicado publicado en el sitio web de la cancillería venezolana en el que primero se destaca los "intensos esfuerzos a favor de un acuerdo humanitario" del presidente venezolano, Hugo Chávez.

A renglón seguido el comunicado afirma que el gobierno venezolano "se suma al júbilo por el feliz acontecimiento" e insiste en la liberación del resto de los secuestrados.

Mediación venezolana

Venezuela, junto a Francia, ha sido el país más involucrado por la suerte de los secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), desde que el presidente Álvaro Uribe le pidió al presidente Hugo Chávez que mediara para lograr el intercambio humanitario.

Hugo Chávez saluda al canciller de Bernard Kouchner en una reunión en Miraflores el 30 de abril de 2008
Venezuela, junto a Francia, ha sido el país más involucrado por la suerte de los secuestrados.

Semanas después, Uribe suspendió esa mediación acusando a Chávez de extralimitarse en sus funciones, lo que inició una crisis binacional que implicó el retiro de embajadores y que se agravaría en marzo con el ataque militar colombiano en territorio ecuatoriano durante el cual murió Raúl Reyes.

Como "desagravio" a Chávez, entre enero y febrero de 2008 las FARC entregaron siete rehenes, entre ellos Clara Rojas, ex compañera en la fórmula presidencial de Ingrid Betancourt.

Pero en junio pasado, el presidente Chávez -que hasta entonces abogaba por el reconocimiento político de la guerrilla- dio un sorpresivo giro político quitándole su apoyo moral a las FARC al decirles que "no tienen razón de ser" y pedirles que liberen a los rehenes "a cambio de nada".

El papel de Chávez

La tarde del miércoles justo cuando Ingrid Betancourt daba sus primeras palabras como liberada en Bogotá, la Agencia de Noticias Bolivariana del gobierno venezolano distribuía una nota destacando el posible papel del presidente Chávez en futuras liberaciones de rehenes.

La nota destacaba declaraciones del ex senador colombiano, Jorge Eduardo Géchem, uno de los secuestrados que fueron entregados al presidente Chávez en febrero pasado.

"Es muy importante el concurso y la participación del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías (...) para lograr la liberación de las personas que aún se encuentran en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia", dijo Géchem.

Algunos analistas aseguran que la truncada mediación de Chávez permitió, no sólo la liberación de aquellos 7 rehenes, sino que ayudó a poner en primer plano del interés mundial el caso de los secuestrados que se había convertido en una rutinaria parte del paisaje político del conflicto colombiano.

Chávez y sus diferencias con Uribe, cambiaron la dinámica informativa del drama humano de los rehenes, lo que hizo más patente la necesidad de su liberación.

Diferencia básica

Pero, para el analista Carlos Romero el mandatario venezolano "ya había salido del juego negociador meses atrás después de desempeñar un papel importante".

Anuncio de liberación de Ingrid Betancourt
La noticia de la liberación de Betancourt impactó como si fuera una ciudadana venezolana.

"Chávez había perdido su posición de moderación y de alguna manera había cerrado filas con las FARC en ese momento tan erróneo que fue el minuto de silencio por la muerte de Raúl Reyes, y por la sostenida apología de las FARC por parte del gobierno y los medios de comunicación oficialistas venezolanos", aseguró Romero a BBC Mundo.

Además, para Romero entre el gobierno colombiano y el venezolano existe una diferencia fundamental de enfoque sobre cómo obtener la liberación de los rehenes.

"Venezuela siempre pidió unas negociaciones de tú a tú, mientras que para Colombia no se ve a la guerrilla como iguales para la interlocución", afirmó Romero.

Para Caracas, la negociación y por ende las concesiones políticas eventualmente desmontarán la amenaza armada, mientras que en Bogotá, con la operación que liberó a Betancourt, gana fuerza la tesis de que la derrota militar insurgente es condición necesaria para un eventual diálogo.

Sin condiciones

Sin embargo, Ingrid Betancourt insitió en declaraciones a la cadena RCN de Colombia que "la comunidad internacional nos puede ayudar" a terminar con el secuestro de los cientos de personas que tiene la Farc en su poder.

Chávez había perdido su posición de moderación (...) en ese momento tan erróneo que fue el minuto de silencio por la muerte de Raúl Reyes, y por la sostenida apología de las FARC por parte del gobierno (...)
Carlos Romero, analista

"La lucha guerrillera es obsoleta en América Latina, como lo dijo Chávez" dijo Betancourt e insistió en que el presidente Chávez y otros mandatarios regionales pueden hacer aportes.

Ya el miércoles, al final de la improvisada rueda de prensa en la base militar cercana a Bogotá a la que fue trasladada, la propia Betancourt afirmó que la intermediación del presidente venezolano "es muy importante", así como la del ecuatoriano Rafael Correa.

"Yo creo que son aliados importantes en este proceso, pero bajo un condicionante que tiene que ser el respeto de la democracia colombiana", dijo Betancourt.

Apenas pronunciadas esas palabras con las que Betancourt cerró su primera presentación pública como persona libre, un comentarista en la estatal Venezolana de Televisión calificaba de "triste" la "falta de memoria" o de "información" de la recién liberada.

"La mediación de Chávez merecía un agradecimiento sin condiciones", comentó el presentador, en un programa en que el empeño en recordar las pasadas gestiones de Chávez competía con la noticia de la liberación de Betancourt.



NOTAS RELACIONADAS
Liberan a Ingrid Betancourt
02 07 08 |  América Latina
Una historia de seis años
23 02 08 |  América Latina
Betancourt libre: su reacción
02 07 08 |  Participe
Betancourt: "Poco optimismo"
02 05 08 |  América Latina
Que regrese a mediar
01 05 08 |  América Latina
Las FARC le crean un dilema a Sarkozy
09 04 08 |  Internacional
"Chávez está dispuesto a ayudar"
27 04 08 |  América Latina
Canciller francés viaja a Colombia
26 04 08 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen