OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Domingo, 11 de mayo de 2008 - 13:43 GMT
Día 4: Parintins, ciudad amazónica

Valeria Perasso
Valeria Perasso
Enviada especial al Amazonas

Desde muy temprano, el amarradero de Parintins está en ebullición.

El barco atracó en el amarradero de Parintins de madrugada

El barco atracó aquí de madrugada, y nos despierta el bullicio de los negocios cercanos, el motor de las barcazas colectivas, y un altoparlante que anuncia la salvación de las almas por gracia del evangelio.

Más allá, los sonidos del forró, un ritmo tradicional del noreste brasileño, que una radio potente entrega desde alguna casa.

Parintins es una ciudad en el corazón de la selva. Con 110 mil habitantes, que sus mercados y sus calles no permiten adivinar, tiene una economía basada en la explotación ganadera, la pesca... y el turismo.

La Boi Bumba

Parintins cuenta con 110 mil habitantes.

Cada junio, este rincón del Amazonas pone en escena uno de los festivales de masas más grandes de Brasil: la Boi Bumba, una suerte de versión amazónica del carnaval de Río, que cobró fama en los años noventa.

Por tres días (y sus noches), los entusiastas se congregan en el bumbódromo, en el que las dos scolas de la ciudad desfilan con trajes elaboradísimos y ponen en escena una lucha entre toros - una representación que alude al ciclo de la agricultura, y a otras historias de la mitología indígena.

La ciudad sólo habla de la contienda Caprichoso versus Garantido: la bestia azul contra la roja. Claro que no se trata de una corrida de toros real sino de una teatralización, que aquí despierta rivalidades similares a las de un clásico de fútbol.

Por las calles, se ven pobladores vestidos con camisetas rojas o azules para mostrar su filiación en la guerra de la Bumba.

Los toros se multiplican durante la Boi Bumba

Los toros se multiplican: hay esculturas en las calles, reproducciones a tamaño real en fibra de vidrio, y una variedad de recuerdos temáticos en las tiendas de artesanías.

Es que, más allá de la fiesta, la Bumba trae a Parintis gran parte de las divisas que garantizan la supervivencia de sus habitantes por el resto del año. El resto, depende de la tierra y de la pesca.

La granja de tambaquí

Ante las restricciones impuestas en el estado por las leyes medioambientales, un programa del gobierno ayuda a desarrollar alternativas de subsistencia y comercio.

Por eso, aquí funciona una granja ictícola de tambaquí, un pez de la región que se adapta a la cría en lagunas.

Desde hace un tiempo, las comunidades ribereñas están comenzando a trabajar en criaderos como éste.

Salvador logró hacer realidad un viejo proyecto.

"Hace falta, porque la población va en aumento, y las restricciones en la pesca hacen que la escasez de alimentos sea cada vez mayor", explica Salvador das Neves Leal, representante de Ibama, una agencia federal encargada de temas ambientales.

Él es el dueño de la granja, un sueño acuñado por sus padres agricultores que él logró convertir en realidad.

Según nos cuenta, Ibama está educando a los locales, y el Banco del Estado de Amazonas ofrece préstamos con baja tasa de interés para este tipo de desarrollos.

El proyecto recién está comenzando, y para finales de año verán la primera tirada artificial de pirarucú, otra variedad local.

"El mercado del pescado está cambiando. El número de pequeños pescadores se redujo con las medidas de protección, porque cada vez les resulta más difícil conseguir la presa y quedan fuera del mercado", explica Das Neves.

Agrega, además, que crecieron las poblaciones de peces en el río porque los mismos ribereños comenzaron a pescar más para consumo doméstico (una forma de explotación "amigable", por su escala), en lugar de comprar a los pescadores comerciales.

Mientras lo escuchaba, pensaba en un comentario de Beatriz, una lectora de BBC Mundo desde Noruega. Ella se preguntaba si realmente es posible conciliar el desarrollo con el cuidado del medio.

Este modelo de explotación - a pequeña escala, pero sostenible-, parece ser una respuesta positiva en tal sentido.

Vigilando la selva

No existen suficientes recursos para controlar la tala ilegal.

Como agente de Ibama, Das Neves también es "policía" de la selva, y toma parte en patrullajes periódicos para detectar taladores ilegales.

Aunque no tienen cifras precisas, estiman que este delito genera una pérdida de 30 mil metros cúbicos de bosque por trimestre, sólo en los cinco distritos que forman el Bajo Amazonas.

Según denuncia, los explotadores ilegales se llevan madera de calidad del interior de la selva, que transportan al vecino estado de Pará.

Muchos consiguen permisos de explotación falsos (los que otorga el gobierno pueden demorar hasta dos años), o usan licencias válidas en otras zonas para venir a buscar mercancías al Amazonas.

Su misión, sin embargo, sufre de un mal endémico: la falta de recursos. Sólo nueve agentes están a cargo de monitorear la región, y no tienen barco propio para trasladarse.

¿Qué hacer? Mejorar los mecanismos de control y el sistema de penas para los infractores. Según la norma, hoy no los arrestran cuando los encuentran, sino que confiscan su maquinaria.

Das Neves dice que eso no es suficiente.

"El paisaje cambió enormemente desde que yo era niño. Antes, la selva no se interrumpía. Hoy, hay granjas, muchos espacios talados, y pocos animales, porque los espanta el hombre... y el ruido de la motosierra".

En los próximos días Valeria Perasso seguirá mandando sus fotos e impresiones desde el barco en el que viaja por el Amazonas.


Gracias a todos los lectores por los mensajes que le han ido enviando a Valeria Perasso a lo largo de su recorrido por el Amazonas. En la octava y última entrega de su foto-diario, Valeria contestará algunas de las preguntas y comentarios que ustedes plantearon.


NOTAS RELACIONADAS
El río Amazonas es "el más grande"
16 06 07 |  Ciencia y Tecnología
Amazonas con fecha de caducidad
06 12 07 |  Ciencia y Tecnología
Brasil: menos deforestación
09 12 07 |  Ciencia y Tecnología
Amazonas: golpe a la tala ilegal
14 02 08 |  América Latina
Permiso para entrar al Amazonas
26 04 08 |  Ciencia y Tecnología




 

banner watch listen