OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 2 de mayo de 2008 - 19:14 GMT
Betancourt: "Poco optimismo"
Gerardo Lissardy
Gerardo Lissardy
París

Kouchner y Chávez
El viaje de Kouchner a Sudamérica acabó sin grandes anuncios ni resultados concretos.

Francia comenzó a admitir públicamente la posibilidad de que sus presiones para lograr la liberación de Ingrid Betancourt, secuestrada por la guerrilla colombiana de las FARC, no tengan resultados inmediatos.

Tras concluir una gira esta semana por Colombia, Ecuador y Venezuela para analizar el tema, el canciller francés, Bernard Kouchner, admitió este viernes que no es "muy optimista" sobre una liberación a corto plazo de Betancourt, quien tiene la doble nacionalidad franco-colombiana.

El viaje de Kouchner a Sudamérica acabó sin grandes anuncios ni resultados a la vista, al igual que una "misión humanitaria" que París envió a Colombia para socorrer a Betancourt en abril y que debió regresar sin éxito.

Esto contrasta con el carácter de urgencia que el presidente francés Nicolas Sarkozy intentó darle al caso Betancourt al asegurar que la vida de la ex candidata presidencial está en riesgo y reclamar su liberación en mensajes públicos al jefe de las FARC, Manuel Marulanda.

"Como (las autoridades francesas) han hecho esfuerzos repetidos para liberar a Betancourt y no logran resultados, se dan cuenta de que todo es más complicado de lo que creían", le explicó a BBC Mundo Olivier Dabène, profesor del Instituto de Estudios Políticos de París.

"Lo tenían que admitir en algún momento", agregó.

Carta a Chávez

Kouchner desestimó la posibilidad de que Betancourt sea liberada a corto plazo. "No soy muy optimista", le dijo a la radio francesa RTL, y señaló que su "deber" es retomar contacto con Colombia, Ecuador y Venezuela.

Como (las autoridades francesas) han hecho esfuerzos repetidos para liberar a Betancourt y no logran resultados, se dan cuenta de que todo es más complicado de lo que creían
Olivier Dabène, profesor del Instituto de Estudios Políticos de París

"Necesitamos retomar el hilo de nuestros contactos", explicó. "Pienso que esto ha sido muy útil".

Kouchner entregó al presidente venezolano Hugo Chávez una carta de Sarkozy, en la que el mandatario frances le pide utilizar "toda su influencia" con la guerrilla de las FARC para liberar a Betancourt, secuestrada desde 2002.

"No podemos avanzar realmente si no sabemos exactamente cuál es la posición de las FARC", indicó Sarkozy en su misiva a Chávez.

Sin embargo, la estrategia francesa parece complicada por las tensiones entre Colombia, Ecuador y Venezuela, el rechazo de Bogotá a una nueva intervención de Chávez, y la falta de un mediador claro de las FARC tras la muerte de su número dos, Raúl Reyes, en un ataque militar colombiano.

"Decepción"

La Federación Internacional de Comités Ingrid Betancourt declaró este viernes desde París su "decepción" por la supuesta falta de resultados en la gira de Kouchner.

Valla colocada en Francia para lograr la liberación de Betancourt
Diversos analistas sostienen que el caso Betancourt también incide en la política doméstica francesa.

Sin embargo, en el comunicado esa organización afirmó que "sólo los observadores no muy al tanto de la situación" podían esperar un repentino restablecimiento de la mediación de Chávez o una mejoría en las relaciones entre Quito y Bogotá.

Todo esto sugiere que los franceses, acostumbrados en los últimos tiempos a grandes anuncios y expectativas en el caso Betancourt, ahora deben hacerse a la idea de que el caso seguirá sin resolverse pronto.

La semana pasada, Sarkozy negó durante una entrevista televisiva que vaya a renunciar o ceder en los esfuerzos por liberar a Betancourt, cuyo drama es también un factor de política doméstica francesa, según diversos analistas.

Cuando un periodista le preguntó si sus gestiones en este caso debían haber tenido mayor discreción, el presidente francés reconoció la posibilidad de errores. "Quizás me equivoqué, pero no es fácil", dijo.

Dabène considera que estos comentarios se inscriben en un proceso de revisión generalizada que Sarkozy realiza de su gestión, ante los índices de popularidad que continúan en caída pese a recientes cambios de estilo".

"(Sarkozy) ve que las cosas son más complicadas; no basta con decir 'quiero que la liberen' y nada más", dijo el analista.



NOTAS RELACIONADAS
Que regrese a mediar
01 05 08 |  América Latina
Las FARC le crean un dilema a Sarkozy
09 04 08 |  Internacional
"Chávez está dispuesto a ayudar"
27 04 08 |  América Latina
Canciller francés viaja a Colombia
26 04 08 |  América Latina
Quito-Bogotá: otra pelea por las FARC
25 04 08 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen